Cascais, una ciudad aristocrática en Portugal

· 23 febrero, 2017

Esta preciosa villa portuguesa cercana a Lisboa (a 25 kiómetros) y ubicada en una bahía arenosa a orillas del océano Atlántico es un precioso destino para pasar un día espléndido. En el siguiente artículo te contamos más sobre Cascais, un enclave maravilloso que merece la pena conocer.

Cascais: entre aristócratas y artistas

Los orígenes de esta ciudad datan de la prehistoria, tal y como lo demuestran las excavaciones arqueológicas. Además, se encontraron testimonios de la época romana y de la era musulmana. En 1533 el primer rey portugués, Alfonso I, conquistó este poblado que pertenecía a Sintra.

Faro de Santa Marta
Faro de Santa Marta – e X p o s e

En 1364 el rey Pedro I le dio la distinción de “villa” y construyó un castillo (al que luego se le añadió una torre defensiva). En Cascais se levantó el primer faro del país (año 1537).

Desde 1870 la familia real pasó los veranos aquí, y por ello se convirtió en un sitio para la aristocracia y la nobleza. Ya en los años 30 del siglo pasado pasó a ser refugio de las clases altas y familias adineradas de todo el mundo. Por ello se la llamó “el refugio de los famosos”. Incluso se dice que aquí Ian Fleming creó su personaje James Bond al ver a los típicos visitantes de la zona.

De paseo por Cascais

De antiguo pueblo de pescadores a localidad elegida por las celebridades, Cascais tiene atractivos para todos los gustos. Palacetes y villas de gran opulencia nos recuerdan que fue un destino predilecto por los millonarios para pasar sus vacaciones durante los años 40.

Cascais
Cascais – Valerii Zadorozhnyi

En la actualidad Cascais ha cambiado en parte, ya que es un destino para cualquiera que desee visitarlo. La exclusividad ha quedado en el pasado y ahora encontramos festivales y conciertos cada verano. Ejemplos son el Cascais Cool Jazz Festival o algunos campeonatos de vela o golf.

“Está bien tener un final para un viaje, pero al final, es el viaje lo que importa.”

– Ernest Hemingway –

Qué hacer en Cascais

Cascais es un sitio perfecto para disfrutar de las bonitas playas muy cerca de Lisboa. Entre ellas podemos destacar Ribeira, Conceicao, Rainha, Parede y Guincho.

Y podemos pasar la tarde caminando por su casco antiguo, comprar artesanías en alguna tienda (o en el mercadillo que se celebra los miércoles y sábados en el Mercado Municipal) o tomar un café en la terraza de un bar.

Cascais
Cascais – Pack-Shot

También tenemos la posibilidad de ver cómo los pescadores siguen capturando piezas y llevándolas a la plaza principal para venderlas. Por supuesto, se puede asistir a un espectáculo de fado (música típica) en un club nocturno de la Plaza Luis de Camoes o salir de fiesta por sus discotecas.

Si eres más del turismo histórico o clásico, te proponemos que visites sus sitios de interés como el Museo de los Condes de Castro Guimaraes y la preciosa ciudadela. No te pierdas el faro de Santa Marta, la Marina de Cascais y la “Boca do Inferno”.

En cuanto a la gastronomía, el plato por excelencia aquí es el “pollo piri piri” a la plancha, acompañado con patatas fritas. En el Mercado de la Ribera puedes comer todo tipo de menús. Y no te puedes ir de Cascais sin antes haber probado un delicioso helado. Se dice que aquí se preparan los más ricos de Portugal.

Información práctica sobre Cascais

Cascais
Cascais – Luis Santos

Muchos turistas optan por hacer una excursión por las afueras de Lisboa conociendo Sintra, Cascais y Cabo da Roca… Si no tienes problemas en pasar de aquí para allá una jornada entera puedes aprovechar desde bien temprano. Otra alternativa es ir a cada lugar por separado y permanecer allí las horas necesarias para conocerlos en su totalidad.

Para ir a Cascais puedes elegir el coche, por la ruta A5 con dirección a Estoril y por la EN6 bordeando la costa. Si bien este último es más extenso las vistas realmente merecen la pena.

Además, el tren que parte de Cais do Sodré en Lisboa sale de lunes a domingo cada media hora casi todo el día. ¡No tienes excusas para visitar este precioso lugar!