3 cosas que hacer en Lisboa

Lisboa, la ciudad de las 7 colinas, seduce los sentidos de sus visitantes al ofrecerles lo mejor de su  aire bohemio. Este destino sin duda enamora con sus fachadas de azulejos, clima fresco y exquisita gastronomía. Además, Lisboa es una ciudad cosmopolita donde sobran las actividades recreativas para divertir al viajero, mientras que sus monumentos cuentan las historias de siglos gloriosos.

Lisboa es un destino que enamora. Recorrer su calles adentrándose en sus rincones más famosos es algo que no se olvida fácilmente. Pero hay algunas otras cosas que no debes perderte si viajas a esta hermosa ciudad.

“Bien podría ser que Lisboa, contrario de lo que parecía, no fuera ciudad, sino mujer, y la perdición solo amorosa, si el restrictivo adverbio tiene cabida aquí, si no es ésa la única y feliz perdición.”

-José Saramago-

1. Parque de las Naciones

Parque de las Naciones de Lisboa
Parque de las Naciones – Dennis van de Water

El Parque de las Naciones forma parte de las estructuras arquitectónicas más contemporáneas que existen en Lisboa. Este lugar fue testigo de una gran reforma en 1998 y hoy en día cuenta con un puerto sumamente moderno.

Los lisboetas y turistas visitan este lugar para realizar actividades de ocio. Cuenta con un acuario llamado Oceanario de Lisboa, que es el más grande de Europa. Los visitantes pueden disfrutar de diversas especies de peces y tiburones en este lugar. Asimismo, se realizan exposiciones fascinantes de ecosistemas donde se encuentran más de 450 especies de animales marinos.

Además del acuario, aquí se encuentran el centro comercial Vasco Da Gama, un sitio de conciertos llamado el Pavilhão Atlántico y la Feria Internacional de Lisboa. En cuanto a diversión infantil, los niños pueden disfrutar de un museo de ciencia y tecnología llamado Pavilhão do Conhecimento. Además, en esta zona también encontrarás un casino y el edificio más alto de Lisboa, la Torre Vasco da Gama.

2. Disfrutar de un fado en algún bar

Bar de Lisboa
Bar de Lisboa – Dennis van de Water

El fado es un estilo de música portugués del siglo XVIII, con letras sobre el amor, desamor y la melancolía. Una visita a la capital lusa no estará completa si el viajero no visita un bar con música de fado, que se canta al ritmo de una guitarra típica portuguesa.

Hay muchos bares en Lisboa donde se realizan actuaciones de fado. Algunos de los lugares por excelencia para escuchar este tipo de música en vivo son los bares de A Baiuca o Pateo de Alfama. Las letras emotivas de los fados también son propicias para una cena a la luz de las velas.

En Lisboa la vida nocturna es fascinante. Si quieres disfrutarla puedes visitar barrios como el Barrio Alto, un sitio repleto de callejones donde se ha plasmado en sus paredes el mejor arte callejero de toda Lisboa. La vida nocturna es muy activa en este barrio, en él no te aburrirás.

3. Probar los deliciosos pasteles de Belem

Pasteis de Belem
Pasteis de Belem – Supa V / Flickr.com

Los dulces más populares y por excelencia en Lisboa son los pasteles de nata de Belem. Visitar Lisboa sin probar uno de estos deliciosos postres es como no haber sentido el alma misma de la ciudad. Los “pasteis de Belem” están cubiertos de azúcar y canela en polvo y están rellenos de crema, toda una delicia para el paladar.

En Lisboa hay millones de lugares donde probar los pasteles de Belem, pero el más famoso de todos es una confitería que cuenta con el mismo nombre del dulce. Pasteis de Belem es un sitio que vende hasta 20.000 de estos dulces al día.

La confitería Pasteis de Belem se encuentra muy cerca del Monasterio de los Jerónimos, un sitio emblemático en Lisboa que no puedes dejar de visitar antes o después de degustar un pastel de Belem.

Son tres cosas que debes hacer en Lisboa, aparte de recorrer los típicos circuitos turísticos que te llevarán a descubrir una ciudad maravillosa.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar