Cape Maclear: una de las playas más atractivas de Malaui

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 17 abril, 2019
A orillas del lago Malaui, Cape Maclear puede presumir de tener una de las mejores playas de África y unos atardeceres espectaculares.

Sin duda, Cape Maclear es una de las playas más atractivas de Malaui. Pero debes saber que, entre otras muchas peculiaridades, no estamos hablando de una playa bañada por el mar. Todo lo contrario, nos encontramos a orillas del lago Malaui. Y es que esta playa, que suele aparecer en los rankings de las 100 mejores playas del mundo, está en un país sin mar.

Cape Maclear o Chembe

Vista del lago Malaui
Lago Malaui

Esta población a orillas del lago Malaui, el tercero más grande de África, se puede nombrar de dos maneras: por su topónimo anglosajón o por el local. Este último es Chembe. Mientras, el nombre más internacional se lo dio el explorador David Livingstone, que llegó aquí en 1859 y bautizó el lugar en honor a su amigo Thomas Maclear.

Por cierto, al nombrar al doctor Livingstone, a todos inmediatamente nos vienen a la mente sus aventuras africanas y sus andanzas hasta llegar a las cataratas Victoria. Pues bien, Cape Maclear se convirtió hace unas décadas en la principal vía de entrada para llegar a esa maravilla natural, y ese fue el comienzo del turismo en la zona.

La infraestructura turística

Aunque la forma de hacer turismo en Cape Maclear ha evolucionado desde los años 80 del pasado siglo, lo cierto es que no ha cambiado tanto. Y no hay que esperarse grandes infraestructuras. Seguramente ahí radica gran parte del encanto del lugar, ya que Chembe hoy en día sigue siendo un coqueto pueblo de pescadores.

Eso no significa que no se encuentren alojamientos en Cape Maclear. Los hay y, sobre todo, existe la posibilidad de disfrutar mucho de este pequeño paraíso en Malaui.

Cosas que hacer en Cape Maclear

Atardecer en Cape Maclear
Atardecer en Cape Maclear – Mickaël T. / Flickr.com

Además de gozar de su sensacional playa y contemplar magníficos atardeceres sobre las aguas del enorme lago Malaui, hay más cosas que hacer en Cape Maclear de las que a primera vista se puede sospechar.

Por ejemplo, estamos hablando de un sitio maravilloso para bucear y hacer esnórquel. Aquí habitan cientos de tipos de peces que se pueden avistar fácilmente en cualquier inmersión. Y desde luego, en la zona turística de Chembe abundan los negocios donde alquilar el material para ello.

También son habituales las empresas que alquilan kayaks para darse paseos a remo por el lago Malaui. Eso sí, conviene no entorpecer las labores de pesca de la población local.

Por supuesto, en Cape Maclear, acostumbrada desde hace décadas a recibir turistas, hay un buen número de bares y restaurantes. Y en ellos hay que probar esas capturas frescas de los pescadores.

Las grandes estrellas en los platos locales son peces como el kampango o el chambo. Pescados que, simplemente, se hacen a la brasa y se suelen servir con arroz y frutas tropicales como el mango.

Las islas frentes a Cape Maclear

Islas en el lago Malaui
Islas en el lago Malaui – Mickaël T. / Flickr.com

Además de comer, bucear, remar y disfrutar de la playa, hay que aprovechar para hacer algún que otro recorrido hasta las islas cercanas que se avistan en el lago. Todas ellas se encuentran bastante cerca de Cape Maclear.

Precisamente, frente a la playa se divisa la isla de Thumbi. Un poco más lejos podremos ver la de Domwe. Y todavía más lejana se halla la de Mumbo, seguramente la más paradisíaca de todas, al ser la menos visitada. Pero en realidad, todas quedan a escasa distancia navegando en los botes que ofrece la población local.

Si tenéis la fortuna de viajar a Cape Maclear en Malaui no os perdáis esos viajes en barca por el lago. Al fin y al cabo, estaréis navegando por un espacio protegido incluido dentro del Parque Nacional del Lago Malaui.

Y no solo eso, este fabuloso espacio también tiene protección como Patrimonio de la Humanidad por su riqueza faunística, especialmente por las aves que aquí habitan. ¡Una joya para descubrir y sentirse un verdadero explorador!