El asombroso Cañón del Antílope en Arizona

Adrián Pérez 10 mayo, 2016

¿Te gustaría caminar entre formaciones rocosas que parecen de otro planeta? ¡Solo tienes que ir al suroeste de Estados Unidos! ¿Dónde? Precisamente al estado de Arizona, donde se ubica un cañón anaranjado que te dejará boquiabierto. Seguro que lo conoces porque es de los más fotografiados del mundo ¿Su nombre? Cañón del Antílope o Antelope Canyon, como prefieras. Vamos a recorrerlo ¡No te lo pierdas!

Cañón del Antílope, increíble se mire por donde se mire

Una vez que llegamos a la costa oeste de Estados Unidos hay mucho por hacer. No todo es Hollywood, Las Vegas o San Francisco. Al norte del popular Parque Nacional del Gran Cañón y a unos 450 kilómetros al este de la “Ciudad del pecado” se emplaza este maravilloso sitio, dentro de la reserva de los indígenas navajos.

Cabe destacar que para visitarlo se requiere obligatoriamente de un guía perteneciente a esta comunidad. ¿Por qué? No solo porque ellos son los dueños de la tierra sino también porque hay muchos peligros que pueden aparecer de un momento a otro.

¡No es para asustarse! Las lluvias torrenciales provocan inundaciones y corrientes de agua en cuestión de minutos. Y los únicos que conocen los laberínticos caminos son estos pobladores ancestrales.

Cañón del Antílope
Cañón del Antílope – Yongyut Kumsri

Viendo las fotografías del Cañón del Antílope no podemos creer que sean reales. ¡Pero no son montajes! Se trata de un lugar realmente hermoso, lleno de magia y donde el desierto y las formaciones rocosas (bastante estrechas por cierto) serán tus compañeros fieles a lo largo del camino.

Datos prácticos del Cañón del Antílope

Para llegar a este lugar primero debes ir hasta el pueblo más cercano, llamado Page,en el límite entre los estados de Arizona y Utah. Desde allí comienza la aventura. Te recomendamos que no te pierdas el lago Powell y el área de recreo de Glen Canyon.

Cañón del Antílope
Cañón del Antílope – Pung

Si quieres entrar al cañón en cuestión es preciso pagar una entrada en la reserva y luego al guía o tour. Los precios oscilan entre los 20 y los 200 dólares, según la duración del paseo o qué incluye.

El parque está abierto desde las 8 hasta las 17 horas entre marzo y octubre y desde las 9 a las 15 horas entre noviembre y febrero. Si hay peligro de inundaciones se cierra (por más de que hayas hecho varios kilómetros para disfrutar de él, tendrás que quedarte afuera).

Cañón del Antílope
Cañón del Antílope – kavram

El Cañón del Antílope está nada más y nada menos que… ¡A 1200 metros de altura! Y sus paredes con formas extrañas pueden llegar a medir hasta 40 metros. Vale decir también que está dividido en dos zonas: una superior y una inferior. La más visitada es la primera y para recorrerla se necesita aproximadamente una hora y media.

Si no tienes problemas con el calor y llevas una mochila con agua y fruta (en el desierto las temperaturas pueden ser agobiantes) te aconsejamos que visites el  Cañón del Antílope al mediodía durante los meses de verano.

No es que queramos que sufras alucinaciones ni nada por el estilo, sino porque a esa hora los rayos del sol penetran directamente entre las rocas y el espectáculo es realmente asombroso.

Cañón del Antílope
Cañón del Antílope – holbox

Te quedarás encantado de ver los conos luminosos que se reflejan en el suelo (una foto muy común es pararse justo donde está el rayo para simular que nos atraviesa… o que ha venido un OVNI a llevarnos).

Otro de los puntos “imprescindibles” de la visita con el guía es la profunda grieta que da origen a este estrecho cañón. Aquí prepárate para hacer miles de fotografías desde diferentes ángulos… si es que la afluencia de turistas te lo permite.

“Que camines rodeado de belleza.”

-Bendición de los indios navajos-

La parte menos explorada del cañón es la inferior… ¿El motivo? La falta de rampas, escaleras o cualquier otra instalación que permita visitarla como corresponde. Quizás esto sea así a posta para que nadie pise ese lugar sagrado para los navajos o que realmente es muy peligrosa.

Lo cierto es que hay algunos pasadizos muy estrechos solo para los más valientes y entrenados. Esta zona es conocida por los pobladores locales como “arcos de piedra en espiral”… ¡Y por supuesto que no se equivocan.

Te puede gustar