Caño Cristales, el río colombiano de los 5 colores 

Caño Cristales, en el corazón tropical de Colombia, es uno de los espectáculos naturales más hermosos que se pueden contemplar en el continente americano y en todo el planeta. No en vano a este colorido curso de agua también se le conoce como “el arco iris que se derritió”.

Dónde está Caño Cristales

El cauce de Caño Cristales forma parte del Parque Nacional Natural de la Sierra de La Macarena. Esta sierra, precisamente, da nombre al municipio más cercano al río. Y la ciudad de La Macarena se integra dentro del departamento colombiano del Mate.

La singular belleza de Caño Cristales

La razón por la que Caño Cristales es una verdadera maravilla natural es su colorido. Sus aguas se tiñen de hasta cinco colores distintos: amarillo, azul, rojo, verde y negro. Todos ellos alcanzan un brillo e intensidad inauditos en esas aguas.

El motivo de ese abanico de colores es que en su lecho crecen las algas de la especie macarenia clavígera. Es una extraordinaria vegetación de agua dulce capaz de ir cambiando su color para teñir el río con efectos cromáticos increíbles y de una fotogenia única.

Colores en Caño Cristales
Colores en Caño Cristales – Eric Pheterson / Flickr.com

Curiosamente ese atractivo tonal tiene una contrapartida, ya que es un río sin peces. Algo que evidentemente se perdona en cuanto se descubre su belleza. Además, durante la travesía de aproximación en lancha navegando por el río Guayabero se tiene la oportunidad de descubrir fauna fluvial tan impactante como los delfines de agua dulce o los caimanes.

La aventura de llegar a Caño Cristales

Poza en Caño Cristales
Poza en Caño Cristales – JAVIER DEVILMAN / Flickr.com

No es fácil acceder hasta las aguas de Caño Cristales. Aunque al menos hoy en día es posible llegar, ya que hasta el año 2013 este territorio permaneció cerrado para las visitas turísticas, dado por aquí se ocultaba la guerrilla colombiana y estas zonas de jungla y sierra eran especialmente peligrosas.

Afortunadamente, hoy en día es una zona mucho más pacífica y ya llegan los turistas de todo el mundo para quedar fascinados por la belleza de estos lugares. Hay que decir que no es sencilla la travesía, pero aunque sea costosa en el tiempo, la recompensa bien merece la pena.

Aguas en Caño Cristales
Aguas en Caño Cristales Free Wind 2014

Para viajar hasta allí es necesario volar hasta el aeropuerto de la ciudad de La Macarena, al que llegan vuelos nacionales procedentes de las grandes ciudades colombianas como Bogotá o Medellín. Una vez que hemos tomando tierra comienza un viaje que nos hará sentirnos como intrépidos aventureros hacia lo desconocido.

Primero, durante una media hora, hay que remontar en lancha el cauce del río Guayabero, al que vierte sus aguas el Cristales. Posteriormente se hace un tramo en todoterreno hasta que por fin el vehículo nos deja en el inicio de un sendero de 3 kilómetros. Una caminata que finalmente nos acercará hasta las orillas del río.

“Dejad que vuestro espíritu aventurero os empuje a seguir adelante, y descubrir el mundo que os rodea con sus rarezas y sus maravillas. Descubrirlo será amarlo.”

-Kahlil Gibran-

¿Por qué Caño Cristales?

En la zona todos los ríos menores se denominan “caños”. Y es que, en comparación con otros caudales de Sudamérica, el Caño Cristales es un río que tan solo alcanza los 100 kilómetros de longitud y su cauce tiene una anchura máxima de unos 20 metros en algunos de sus pasos más amplios.

Cascada en Caño Cristales
Cascada en Caño Cristales – Mario Carvajal / cano-cristales.com

No obstante, es el mejor ejemplo de que no siempre las grandes dimensiones son lo importante porque a Caño Cristales se le ha considerado como el río más hermoso del mundo. Poéticamente también se ha dicho que es un río que escapó del paraíso.

Cuándo visitar Caño Cristales

No todo el año es posible llegar hasta allí. Y tampoco merece la pena hacerlo durante el primer semestre, es decir, durante la estación seca. La temporada más apropiada va de julio a diciembre, momento en el que las lluvias son constantes en la zona. La abundancia de precipitaciones hace que el caudal del río no cese y, por lo tanto, las algas alcancen todo su esplendor cromático.

Cascada en Caño Cristales
Caño Cristales – Diagonal Uno / Flickr.com

Es cierto que pueden darse lluvias torrenciales e inesperadas, por lo que siempre hay que estar atento a los partes meteorológicos. Además, cuando las lluvias son excesivas y rápidas, el río se desborda y hace imposible ciertos recorridos. Si bien es igualmente cierto que desciende su nivel muy rápido.

Así que, si se decide visitar Caño Cristales, hemos de saber que la lluvia aquí es necesaria para disfrutar de nuestro viaje. Se convierte en una bendición para el atractivo del lugar y basta con llevar la indumentaria y el calzado apropiado para descubrir unos parajes inolvidables.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar