La calle Zurbano de Madrid: una de las mejores calles de Europa

· 27 agosto, 2017

Hace un tiempo, el periódico norteamericano The New York Times señaló a la calle Zurbano de Madrid como una de las mejores de Europa para vivir. ¿Te gustaría saber por qué? Te mostramos todo lo que de especial tiene esta calle.

Calle Zurbano, de las mejores en Europa

La calle Zurbano se encuentra en el centro de la capital, en el castizo barrio de Chamberí. Es una calle tranquila, de elegantes edificios. En ella hay hoteles de lujo, restaurantes de altura, museos y establecimientos llenos de glamour. ¿No crees que es perfecta para vivir? Eso sí, hay que tener un bolsillo bastante saneado.

Palacio de Nerva en la calle Zurbano
Palacio de Nerva – InstitutoMédicoLáser / flickr.com

Hay quien ha llegado a comparar esta calle con Park Avenue en Nueva York. Puede parecer acertada o no la comparación, pero lo cierto es que esta es una de las calles más cotizadas de la capital. Y, dentro de la lista de mejores calles de Europa, comparte honores con una calle de San Sebastián, con la calle 31 de agosto.

“Madrid es una excusa para contar historias.”

 -Francisco Umbral-

¿Qué tiene la calle Zurbano para ser tan especial?

La calle Zurbano comienza en la famosa calle Génova y finaliza en Nuevos Ministerios, subiendo en paralelo con el Paseo de la Castellana. Es una calle de un solo carril y poco tránsito. Un buen lugar para vivir, pero también en una vía perfecta para pasear y descubrir un Madrid diferente y ajeno a los circuitos turísticos tradicionales.

Hotel Santo Mauro en la calle Zurbano
Hotel Santo Mauro – Luis García (Zaqarbal) / commons.wikimedia.org

En esta calle no hay grandes cadenas de moda ni monumentos representativos. Aquí conviven las casas señoriales con establecimientos típicos de barrio. Se pueden encontrar palacetes estilo Belle Époque y a un paso restaurantes de vanguardia. Esa mezcolanza es también parte del encanto de la calle Zurbano.

Edificios destacados de la calle Zurbano

Si comienzas el recorrido por el principio de la calle, en el número 3 encontrarás un bello palacete de principios del siglo XX. Hoy es la sede de Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas. Ofrece una buena programación cultural que incluye conferencias y proyecciones.

Justo al lado, en el número 5, se localiza el Palacio de Zurbano, donde en 1928 naciera la reina Fabiola de Bélgica. Una placa en su fachada lo recuerda. Hoy pertenece al Ministerio de Fomento y se usa para actos protocolarios.

Palacio de Zurbano
Palacio de Zurbano – Asqueladd / commons.wikimedia.org

Más adelante, a la altura del Paseo General Martínez Campos, hay un inmenso palacete que antes ocupaba el colegio del British Council y que en la actualidad ocupan las oficinas de la institución. Y más adelante se llega a la Embajada de Suecia, cuya última remodelación data de 1963 en un estilo racionalista.

Siguiendo por la calle y unas manzanas más arriba llegamos a la intersección con la calle Eduardo Dato, donde está la iglesia neomudéjar de San Fermín de los Navarros. Y ya en el número 53, en la esquina con General Martínez Campos, se ubica el Palacio del Marqués de la Oliva, con un estilo ecléctico que combina el clasicismo de sus formas con toques modernistas.

Pero, sin duda, es el Palacio de Santo Mauro el edificio más conocido de la calle. ¿La razón? Hoy es un hotel de gran lujo por el que han pasado los personajes más famosos de la cultura, el cine, la política o el deporte cuando han visitado la capital.

Dos lugares que merecen una parada

Mantequería Gascón en la calle Zurbano
Mantequería Gascón – Santiago Martínez / Flickr.com

Uno de los establecimientos más entrañables de esta calle es la Mantequería José Gascón. Una tienda que desde hace casi cien años ha pasado generación en generación y que tiene una bonita fachada de estilo art decó.

Y, alejándose solo unos metros de esta, hay que visitar el Museo de Sorolla. Antigua vivienda del pintor valenciano, alberga una gran colección con algunas de sus mejores obras. Visita obligada para los amantes del arte.

Así es la calle Zurbano, elegante, señorial y con viejos edificios que nos recuerdan que este fue barrio noble. Una calle que merece la pena descubrir si vas a pasar un tiempo en la capital española.