Caldes de Montbui, los mejores sitios que visitar

· 10 febrero, 2018

Visitamos Caldes de Montbui, una población a unos 35 kilómetros al norte de Barcelona. La localidad está en la comarca del Vallés Oriental y destaca sobremanera por las aguas calientes que salen del interior de la tierra. ¡Viajamos a una de las fuentes más calientes del continente europeo!

Caldes de Montbui y las aguas termales

TErmas romanas en Caldes de Montbui
Termas romanas – A.S.Floro

El nombre de Caldes está relacionado con su gran tesoro, ese agua con propiedades medicinales que brota de la tierra a una temperatura elevada.

Un tesoro que los romanos no podían desaprovechar, por lo que construyeron aquí un balneario que ha llegado hasta nuestros días y que son las termas romanas mejor conservadas de la península. De ellas ya hablaban Plinio el Viejo o Virgilio.

Siglos después, ya en el siglo XIX, serían de nuevo las aguas termales las que propiciaran el despegue económico de la ciudad, que se convirtió en destino de salud para la burguesía catalana.

“El deseo de sanarse ha sido siempre la mitad de la salud.”

Séneca-

Qué hacer en Caldes de Montbui

Comenzamos ya sin más dilación a recorrer Caldes de Montbui. Este pueblo destaca por su belleza natural, pero también por su patrimonio histórico.

Su casco antiguo

Fuente del León de Caldes de Montbui
Fuente del León – Alberto Zamorano

Adentrarse en sus calles hace que podamos ver un buen número de huellas del pasado. Podemos destacar la fuente del León. Este es un manantial termal con agua a 74ºC  que data de 1581. La fuente que podemos observar actualmente es de 1927.

El centro, durante muchos años, fue el corazón de la vida de la villa. Se usaban mucho sus aguas, caso del lavadero de la Portalera, que se limpia todos los días. Igualmente podemos contemplar otro lavadero, el de la Canaleta, construido en 1929. Este fue restaurado en 2005. De hecho, esta zona ha sido declarada Bien Cultural de Interés Nacional.

También se puede observar su necrópolis del siglo VIII d.C., descubierta en la zona de la Torre Roja, una torre de vigilancia que ofrece unas grandes vistas sobre el Montseny y San Lorenzo.

La muralla

Muralla de Caldes de Montbui
Muralla – Jordiferrer / commons.wikimedia.org

Los primeros documentos hablan de ella en 1102, aunque tuvo una reforma en el siglo XIV. Actualmente, se pueden ver 9 metros de la muralla. Podrán observarse también portales, incluyendo una torre de defensa que se utilizó en el siglo XIX como cárcel, por lo que se le llama Torre de la Cárcel.

También hay que destacar la Riera de Caldes, allí se puede ver el puente románico, que formaba pared de la red viaria de la propia villa y que unía Caldes de Montbui con Sentmenat y Egara (la Terrassa actual). Tiene dos arcos de medio punto con diferente anchura, el más grande se encarga de salvar el paso del agua.

Iglesias

Iglesia de Santa María de Caldes de Motbui
Iglesia de Santa María – Alberto Zamorano

El templo principal de la población es la iglesia de Santa María. Comenzó a construirse en el siglo XVI, pero no se terminó hasta 1714, aunque desde 1622 lleva abierta al público. Se caracteriza por tener un estilo románico bizantino y una nave central con doce capillas laterales.

También encontramos una obra maestra del barroco catalán, la ermita del Remedio, del siglo XVI. Dentro fue solo un oratorio donde se guarda la imagen de la Virgen del Remedio.

Otros lugares de interés

Fuente termal en Caldes de Montbui
Fuente termal – A.S.Floro

Podemos destacar el edificio encargado de acoger el Museo Thermalia. Una construcción que lleva en pie desde hace siglos y que fue hasta la década de los 70 del siglo XX el Hospital Santa Susana.

Este edificio destacaba por contar con baños gratuitos para las personas más pobres, así como servicios medicinales. Ahora es un museo después de haberse rehabilitado. Está dedicado a la cultura del agua termal. Pero también acoge una exposición de obras de Manolo Hugué y de su amigo Pablo Picasso.

En caso de que queramos conocer la zona que está alrededor de la ciudad, se puede visitar San Sebastián de Montmajor, una población pequeña que está rodeada por montañas. No podéis perderos la visita a su iglesia románica del siglo XI. Dentro hay pinturas al fresco de Antoni Vila Arrufat que se realizaron entre 1945 y 1950.

Como puedes ver, Caldes de Montbui ofrece muchos atractivos para visitarla, así que ya sabes, si estás por la zona, es una escapada imprescindible a una localidad con mucha historia.

Fotografía de portada: Núria / Flickr.com