Cala Varques, en Mallorca, te invita a disfrutar de sus aguas

Es uno de esos pequeños paraísos con los que nos sorprende Mallorca. Cala Varques te invita a levitar en sus aguas transparentes y olvidarte de todo en ella. ¿Dónde está? En el término de Manacor, aunque para acceder a ella hay que hacerlo desde la carretera que une Porto Cristo con Portocolom. Si quieres saber más de este maravilloso lugar, acompáñanos.

Características de Cala Varques

Se trata de una de las calas más bonitas de toda la isla de Mallorca. No es muy grande, apenas 70 metros de longitud y 50 de anchura, pero es realmente hermosa. A pesar de ello, el mal uso ha obligado a tomar medidas para evitar su degradación.

Cala Varqués en Mallorca
Cala Varques – vulcano

A pesar de todo, Cala Varques sigue siendo una playa de aguas cristalinas y arenas blancas. No solo la cala, todo su entorno es fascinante. Y es que está rodeada de un pinar y varias cuevas y galerías, muy apreciadas por los espeleólogos. Entre ellas destacan las del Pont, del Xot y del Pirata, con diferentes caminos que llevan a descubrir bellas estalagmitas y estalactitas.

Precisamente, la cueva del Pirata tiene una curiosa leyenda. Cuenta que unos piratas atacaron Son Forteza y secuestraron al propietario. Su hijo, con ayuda de gente de la zona, consiguió alcanzarlos, rescatar a su progenitor y ahuyentar a los piratas.

Pero uno de ellos se rompió una pierna y se vio obligado a refugiarse en una cueva, donde consiguió sobrevivir. Descubierto por unos pescadores, fue llevado a Son Forteza. Allí fue curado y él, en agradecimiento, se convirtió al cristianismo.

Qué hacer en Cala Varques

Cala Varqués en Mallorca
Cala Varques – Rafael Martin-Gaitero

La Cala Varques tiene muchas opciones de ocio. Se puede disfrutar de la tranquilidad del lugar, relajándose en la arena o dándose un baño. Pero también es un lugar perfecto para bucear y navegar. Otra posibilidad es dar un agradable paseo por sus fantásticos alrededores o descubrir esas cuevas de las que hemos hablado.

“La naturaleza es inagotablemente sostenible si cuidamos de ella. Es nuestra responsabilidad universal pasar una tierra sana a las futuras generaciones.”

-Sylvia Dolson-

Cómo llegar a Cala Varques

Cala Varques se localiza al sudeste de la isla. Para llegar desde Manacor debemos tomar la carretera de Cales de Mallorca hasta la intersección con la de Porto Cristo. Tras girar a la izquierda hay que y avanzar unos 150 metros hasta una reja, a partir de ahí ya no se puede seguir en coche.

Desde el sitio en el que se estaciona el vehículo hasta la cala hay que caminar unos 20 minutos. El sendero, como indicábamos, atraviesa un pinar, por lo que es aconsejable llevar un calzado adecuado.

Más calas de Mallorca

Además de Varques hay muchas otras calas que podemos descubrir y aprovechar en nuestras vacaciones por la isla de Mallorca:

1. Cala Deià

Cala Deià Mallorca
Cala Deià – vulcano

Muy cerca del pueblo que le da nombre, al noroeste de Mallorca, esta cala casi no tiene arena, está formada por piedras, pero es encantadora.

Puede ser difícil de encontrar por no estar muy bien señalizada y además porque para acceder se deben atravesar montes y senderos sin cobertura de internet. Pero llegar es toda una recompensa, por la belleza de este lugar y sus aguas absolutamente cristalinas.

2. Caló des Moro

Caló des Moro en Mallorca
Caló des Moro – Pawel Kazmierczak

Está ubicada en Santayi, es algo pequeña, rocosa  y el acceso es complicado, aunque el sendero está bien señalizado. Para llegar a esta cala virgen debes atravesar una especie de escalera natural de piedra.

Durante la temporada alta suele estar bastante llena de gente y encontrar un espacio en la arena puede ser más complicado que llegar hasta el lugar. Te recomendamos que te quedes esperando al atardecer, cuando muchos de los turistas se han ido.

3. Cala Agulla

Cala Agulla en Mallorca
Cala Agulla – Pawel Kazmierczak

Está localizada cerca del municipio de Capdepera, al noroeste de la isla. Una de las primeras percepciones del lugar es que las rocas, el agua turquesa, la montaña y la arena blanca forman un conjunto maravilloso.

Este sitio salvaje y algo exótico está rodeado de uno de los pinares más grandes de las islas Baleares, y por ello está prohibida la urbanización en las cercanías.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar