Cabo da Roca, el punto más occidental de Europa

· 30 julio, 2018
Es el punto donde la Europa continental termina. Además, Cabo da Roca es un rincón de una belleza sobrecogedora.

El Cabo da Roca es una atracción turística natural situada en el punto más occidental de Europa. Se ubica en la localidad portuguesa de Sintra, dentro del distrito de Lisboa.

Este cabo forma un acantilado que se eleva casi 150 metros sobre las aguas del océano y ofrece unas hermosas vistas de la costa y la Serra de Sintra. Forma parte del Parque Natural de Sintra-Cascais y cuenta con un faro, así como una tienda para turistas.

Según el poeta Luís de Camões, es el lugar “donde la tierra acaba y el mar comienza”. Veamos a qué se refería este célebre artista.

Historia del Cabo da Roca

Vista desde el Cabo da Roca
Vista desde el Cabo da Roca

Durante el siglo XVII el Cabo da Roca cumplió un importante papel para la custodia de la entrada de Lisboa durante las Guerras Peninsulares, dada su ubicación estratégica y la presencia de un fuerte en sus terrenos. Es más, durante la era de la navegación a vela se conoció como la Roca de Lisboa.

Y, de hecho, este fue un punto importante para los navegantes a lo largo de la historia. Los romanos lo conocían como Promontorium Magnum, pero situaban el extremo del continente en el cabo Finisterre, aunque el Cabo da Roca se encuentra 15 kilómetros más al oeste que el extremo gallego.

El faro del Cabo da Roca

Faro del Cabo da Roca
Faro del Cabo da Roca – BORShop Computing / Flickr.com

El cabo cuenta con un faro existente desde 1772 y que tiene gran importancia para la navegación. Tiene un largo alcance y es utilizado tanto por las grandes embarcaciones como por los pescadores que pasan el día lejos de la costa. El faro es una torre de 22 metros de altura vigilada por tres fareros que se encargan de su funcionamiento.

Además del faro, en el cabo hay una tienda para visitantes y una oficina de turismo donde los visitantes podrán adquirir por 5 euros un certificado que autentifica su paso por el punto más occidental del continente europeo.

En el lugar existe también un monumento de piedra que incluye un crucifico y un rótulo con la frase de Luis de Camões que mencionábamos más arriba, así como las coordenadas del cabo.

Consejos para visitar el Cabo da Roca

Acceso a Cabo da Roca
Acceso a Cabo da Roca

El cabo es un sitio muy hermoso para visitar, especialmente porque las vistas que ofrece son impresionantes. Pero lo mejor es ir un día no muy ventoso, pues el lugar es conocido precisamente por sus fuertes vientos. En un día frío la visita puede no ser muy agradable.

Lo más aconsejable es ir un día caluroso al atardecer, pues es el momento en que las vistas panorámicas sobre el océano Atlántico son espectaculares. Además, disfrutarás de la temperatura ideal para gozar de un sitio bien habilitado.

“Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor.”

-Albert Einstein-

Los alrededores del Cabo da Roca

Acantilados de Cabo da Roca
Acantilados de Cabo da Roca

El lugar en sí es bellísimo para visitar, y merece la pena dar un paseo para admirar la magia de su entorno. Pero el viaje también se puede disfrutar mucho. Se observan durante todo el camino las vistas de las montañas, el valle y el mar.

El Parque Natural de Sintra es un sitio agreste muy hermoso, con una rica fauna y flora. También se puede llegar al pueblo pesquero de Cascais para disfrutar de las delicias de la gastronomía local.

Durante el trayecto a Cascais se puede visitar la Boca del Infierno, a la que se llega por la carretera que une Cascais con la famosa playa de Guincho. Este es un gran agujero en las rocas que forma una cueva submarina, escenario de grandes historias y leyendas.

Otro de los lugares interesantes para visitar es Sintra. Una bella localidad que cuenta con grandes atractivos. Entre ellos destacan el Castillo dos Mouros, el Palacio da Pena, el Palacio de Monserrate y la Quinta da Regaleira.

Ubicación del Cabo da Roca: cómo llegar

El Cabo da Roca está a 18 kilómetros de Sintra, a 40 de Lisboa ya 18 de Cascais. Lo más habitual es hacer el recorrido en coche, siguiendo la N247, una carretera muy pintoresca.

Pero también se puede llegar en transporte público, ya que el autobús que une Sintra y Cascais para muy cerca de este lugar.