Una ruta por Portugal: de Lisboa al cabo de San Vicente

· 15 junio, 2018
Esta ruta tiene poco más de 300 kilómetros, pero atraviesa algunos de los lugares más bellos de Portugal, además de pueblos y ciudades llenos de encanto.

La antaño conocida como Lusitanai es un país que tiene muchos rincones llenos de magia y que vamos a recorrer. Por eso, te invitamos a una espectacular ruta por Portugal. Comenzaremos el viaje en la capital, en Lisboa, y desde allí viajaremos hasta el cabo de San Vicente. ¡Apúntate!

Ruta por Portugal: Lisboa y su centro histórico

Plaza del Comercio en Lisboa
Plaza del Comercio, Lisboa

Comenzamos nuestro recorrido por la capital lusa en la Baixa, en el casco viejo de la ciudad. Se reconstruyó en el siglo XVII, después de que un gran terremoto se llevara buena parte de la ciudad. El marqués de Pombal fue el restaurador de la zona central, donde optó por un estilo clásico donde la geometría imperaba, con muchos espacios abiertos.

Merece la pena ver la plaza del Comercio y el gran arco del triunfo que tiene en una de sus entradas. Si se atraviesa el arco, se llega hasta Rua Augusta, que es una de las calles más importantes a nivel comercial del centro. Y de ahí se llega a la plaza del Rossio, que destaca por su gran belleza.

Otra plaza que merece la pena conocer es la de los Restauradores. Debe su denominación a los portugueses que se rebelaron contra la dominación española. Y en la plaza de Figueira es donde se toma el tranvía 28, que nos lleva al castillo de San Jorge, en el barrio de Alfama. Cerca está la catedral, de estilo románico.

Más atractivos de Lisboa

Monasterio de los Jerónimos de Lisboa
Monasterio de los Jerónimos – saiko3p

Otros atractivos son el elevador de Santa Justa, que te lleva hasta el Chiado, un barrio bohemio. En la Rua Garret está el café A Brasileira, donde muchos turistas paran para fotografiarse en la escultura de Fernando Pessoa.

De ahí vamos a Belém, donde veremos el Monasterio de los Jerónimos y la famosa torre de Belém. En esta zona se aconseja visitar el puente 25 de Abril. También el Monumento a los Descubrimientos y el Museo Nacional de Carruajes.

Ruta por Portugal: la costa de Lisboa

Sintra, parada en una ruta por Portugal
Palacio da Pena – INTERPIXELS

Después de conocer Lisboa, vamos a Sintra, una población que Lord Byron dijo que era el paraíso. Allí encontraremos un bonito casco histórico que debe recorrerse a pie. Las protagonistas son sus callejuelas, restaurantes y tiendas de productos típicos.

Su monumento más famoso es el Palacio da Pena. Se ubica en lo alto de una montaña de unos 500 metros de altitud, donde es posible acceder dando un gran paseo o en bus. Cerca está el Castelo dos Mouros, desde donde se puede disfrutar de un gran entorno natural y unas bellas vistas.

Y tampoco hay que perderse la misteriosa Quinta da Regaleira, con unos jardines que te recordarán mundos fantásticos. El Palacio Nacional y el de Montserrate son también de gran interés.

La siguiente parada en esta ruta por Portugal es la localidad de Cascais. Recorrer sus estrechas calles es uno de sus atractivos. Merece también la pena, en caso de que haga buen tiempo, conocer sus playas. Y también Estoril, donde hay preciosas calas y un famoso casino que es una visita recomendable.

Ponemos rumbo al sur

Destinos de lujo para Santa Santa, Algarve
Algarve – Oliver Clarke / Flickr.com

De camino al cabo de San Vicente merece la pena visitar Portimao, ya en el Algarve portugués. Es un lugar muy visitado en verano, con mucho turismo. A pesar de los terremotos que han castigado en el pasado la zona, todavía tiene un patrimonio valioso, caso de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, de estilo gótico.

Seguimos la carretera de la costa y bordeamos el Parque Natural del Sudoeste del Alentejo y la Costa Vicentina. Y merece la pena ver antes de llegar al final de nuestro recorrido las grutas del Monte Francés.

Ya en Sagres hay que visitar el promontorio, donde los acantilados caen en picado sobre el océano. En su histórico cabo disfrutaremos de una bella panorámica dominada por las ensenadas de Sagres, el cabo de San Vicente y la inmensidad del océano Atlántico. Y hay que contemplar su castillo, que se construyó en el siglo XV.

Desde esta localidad es posible tomar una pequeña carretera que bordea la ensenada de Beliche y donde es posible ir al extremo más suroeste de la Europa peninsular. Así llegamos al cabo de San Vicente, desde donde las vistas hacia el océano son sobrecogedoras.

“De la manera que yo lo veo, la recompensa y el lujo más grande de viajar es, cada día, poder experimentar cosas como si fuera la primera vez, estar en una posición en la que casi nada nos es tan familiar como para darlo por sentado.”

-Bill Bryson-

Como ves, esta es una ruta por Portugal perfecta para disfrutar de algunos de sus mayores atractivos. ¿Ya has pensado en realizarla?

Fotografía principal: Dani Oliver / Flickr.com