Conoce Bután, el país más amigable con el medio ambiente

Cristina Blanco 19 junio, 2018
Dispone de un índice que mide la felicidad nacional bruta y la concienciación respecto al medio ambiente es absoluta. Bután es, sin duda, un país muy singular.

Hoy vamos a descubrir el país más amigable con el medio ambiente en el mundo. No te lo parecerá, pero hablamos de Bután. Te desvelamos todos los encantos del “reino de la felicidad” y por qué puede ser interesante organizar un viaje hasta este fantástico destino. ¡Prepárate!

Bután, el país más amigable con el medio ambiente

Punakha en Bután
Punakha – mbrand85

Bután es un país situado en el sur del continente asiático, muy próximo a la famosa cordillera del Himalaya. Comparte fronteras con dos de los países más importantes del continente: la India y China. Puede que sea uno de los países más pequeños de la zona y del mundo, pero tiene mucho para ofrecer.

Durante siglos, Bután ha sido el escenario de conflictos bélicos entre diferentes tribus hasta que comenzaron a unificarse en el siglo XVII. Tras un tiempo bajo el control de Reino Unido, Bután se independizó de la India.

Sin duda alguna, se trata de un país muy especial en cuanto a su organización económica. Básicamente, existe un índice de medida llamado felicidad nacional bruta. Es una herramienta que sirve para medir el desarrollo que ha tenido la economía en el lugar a partir de la agricultura.

Y es que, desde hace pocos años, Bután se preocupa por proteger nuestro planeta, promoviendo modos de vida más ecológicos. Por esta razón, este es un país amigable con el medio ambiente.

Básicamente, es el único país del mundo que no emite CO2 a la atmósfera debido, fundamentalmente, a las diversas plantaciones de árboles. De hecho, en el año 2015 superó el récord mundial de árboles plantados en una hora, aproximándose a cifras de casi cincuenta mil ejemplares.

¿Qué es lo que hace diferente a Bután?

Gente de Bután
Bután – Passaree Laichuthai

Como ya te hemos dicho, en Bután existe el índice de felicidad nacional bruta. Es como el producto interior bruto, pero enfocado de otra forma. Ese índice sirve para medir la calidad de vida de los ciudadanos mucho más allá de la propia economía.

El índice de felicidad nacional bruta se apoya en cuatro pilares: un buen gobierno, un desarrollo socioeconómico sostenible, la promoción de valores y la conservación del medio ambiente.

Precisamente por esta última razón, Bután es el país más amigable con el medio ambiente. La base de todo es fundamentalmente la agricultura, que es el centro de su economía. Básicamente, el objetivo es convertirse en el primer país del mundo 100% orgánico. Es decir, autosuficiente.

Además, Bután busca reducir al máximo la contaminación en todos los niveles. Primeramente, intenta evitar la contaminación de los vehículos prohibiendo los semáforos en las ciudades. Junto a esto, se prohibió la conducción de vehículos durante todo el día del jueves.

Gracias a esto, se puede decir que es uno de los países con el aire más puro del mundo. Además, hasta el 60% del país está rodeado por una red de un total de diez parques naturales.

El motor del éxito en Bután ha sido la educación promovida en cuanto a valores ambientales. Los nacionales son conscientes de la importancia de cuidar el entorno que los rodea y actúan en consecuencia. Con todo, Bután, aunque sea muy desconocido, es un país que merece la pena visitar. Ahora bien…

¿Cómo es el turismo en Bután?

Paro en Bután
Paro – Mimii Lala

El país más amigable con el medio ambiente también tiene sus propias medidas con respecto al turismo. Para proteger el medio ambiente y velar por la calidad de vida del país, el turismo está muy limitado. El objetivo es evitar que la llegada masiva de viajeros deteriore las zonas naturales o provoque un incremento de la contaminación en el país.

Aunque hasta hace apenas 40 años las fronteras del país estaban cerradas, actualmente no permite viajar sino es acompañado de un guía local. Las limitaciones en el turismo son tales que en un año recibe aproximadamente cien mil turistas, mientras que en otros lugares se supera rápidamente el millón.

Como resultado, tenemos que decirte que Bután es un país precioso, pero también es caro. De hecho, cada persona suele gastar entre 200 y 900 dólares al día. Principalmente los gastos se elevan por el alojamiento y los restaurantes, que tienen unos impuestos elevados. Por lo tanto, Bután es un destino caprichoso, pero que merecerá la pena.

Los atractivos de Bután

Monasterio Punakha Dzong en Bután
Monasterio Punakha Dzong – Kai 19

Si a pesar de las dificultades y los precios te animas a visitar Bután, déjanos decirte que tienes muchos lugares para visitar.

En primer lugar, hay que mencionar los numerosos monasterios budistas que puedes encontrar en los diferentes pueblos del país. Algunos de ellos, incluso, están en medio de la montaña. Uno de los más increíbles es el templo del Nido del Tigre.

También te recomendamos aprovechar la naturaleza y visitar sus parques naturales, teniendo cuidado, eso sí, de no dañar el medio ambiente. ¿Estás preparado para visitar el país más feliz del mundo?

Te puede gustar