Visita el Everest, la montaña más alta del mundo

Virgynia Duque 26 diciembre, 2017

El Everest, con sus 8.848 metros, es la montaña más alta del mundo. Han sido muchos los que han dejado su vida intentando escalarla y aun así, son muchos los que desean hacerlo. Nosotros hoy solo te proponemos una visita, porque este es un lugar digno de ver en el mundo. No por menos, está considerado una de las maravillas naturales más veneradas del planeta.

Por qué visitar el Everest

Senda hacia el Everest
Senda hacia el Everest – Daniel Prudek

Pues la razón principal es porque es la montaña más alta del planeta. Aunque, además de eso, está ubicada en una de las cordilleras más impresionantes y hermosas de la Tierra, la cordillera del Himalaya. Y, además, está marcando la frontera entre China y Nepal, dos países increíbles que merece la pena visitar.

Acercarse a esta imponente montaña es una de esas experiencias inolvidables. Y no es algo que solo puedan hacer algunos privilegiados o escaladores profesionales.

¿Cómo se descubrió que esta era a montaña más alta del mundo?

vista del Everest
Everest – Christopher Michel / Flickr.com

En 1802 el gobierno británico comenzó un proyecto de tipografía para determinar qué montañas eran las más altas del planeta. Llegaron al Himalaya más o menos en 1830, pero el gobierno de Nepal no les permitió la entrada. Entonces, desde una región al sur de Nepal llamada Terai hicieron sus observaciones hacia la cordillera del Himalaya. 

No obstante, no se rindieron y comenzaron a medir desde estaciones de observación a unos 240 kilómetros de distancia. Tras el esfuerzo, y a pesar de que otro pico estaba declarado como el más alto del mundo en ese momento, Sir Andrew Scott Waugh, basándose en las mediciones de Nicolson, confirmó que el Everest (conocido entonces como el Pico XV) era el más alto del mundo.

“Si no escalas la montaña nunca podrás disfrutar del paisaje.”

-Pablo Neruda-

Cómo visitar el Everest

Campo base del Everest
Campo base del Everest – Meiqianbao

Obviamente, no hablamos de subir al pico más alto del planeta, sino de hacer una visita para disfrutar de su majestuosidad, aunque sea desde sus pies.

Para ello, hay que llegar al conocido Campamento Base del Everest. Se puede visitar durante todo el año, pero debido a las bajas temperaturas que se registran en invierno, es preferible hacer tu visita entre abril a junio y de septiembre a octubre.

Como consejo, te diremos que, aunque no no necesitarás ningún equipamiento de escalador profesional, sí debes ir bien provisto con una buena chaqueta, un buen calzado y unas gafas. Aplícate crema solar si hay nieve cuando vayas.

Esta no es una visita de un día, pues para explorar el campamento base a fondo se necesitan al menos de ocho a diez días. ¿Por qué?

  • Aunque es la base del Everest, viajarás a unos 3000 metros de altura, algo a lo que tu cuerpo tendrá que acostumbrarse. Por tanto, no funcionarás al 100% y necesitarás un tiempo de adaptación antes de comenzar a disfrutar de tanta belleza.
  • Para ir al Everest, viajarás desde Lhasa en coche. Si coges unos días extras, al volver podrás ir haciendo paradas en lugares increíbles como el río Brahmaputra o los hermosos valles desconocidos que esconde la región del Tíbet.
  • El viaje será largo y tedioso, así que, ¿por qué no tener tiempo extra para disfrutarlo al máximo?
  • Podrás hacer una parada imprescindible en el lago Namtso, uno de los tres lagos sagrados del budismo y en el que podrás gozar de una espectacular salida del sol.

Otras dudas…

Turistas en el Everest
Everest – Daniel Prudek

Otra pregunta que te puede surgir es: ¿tour privado o en grupo? Todo dependerá de tu capacidad de adaptación, así de cuánto quieras disfrutar o cuánto puedas gastar.

Un tour en grupo te permite compartir gastos, pero a la vez, no te dará total autonomía para hacer la ruta como quieras. Así, que la decisión será solo tuya basada en qué quieres. También puedes optar por buscar tres o cuatro personas con las que compartir gastos y hacer una ruta conjunta que os guste a todos.

Eso sí, debemos recordarte que la política de la zona para templos, monasterios o lugares turísticos no permite que se visiten sin un guía autorizado. Toma en cuenta estos consejos y disfruta de una experiencia inolvidable visitando una de las maravillas naturales más valoradas del mundo: el monte Everest.

Te puede gustar