El espectacular bosque de la Pardina del Señor

· 17 julio, 2016

El Bosque de la Pardina del Señor está considerado como unos de los doce bosques más bonitos de España, especialmente en otoño. Acompáñanos y descubre junto a nosotros algunas de las rutas más bonitas para conocer este precioso bosque ubicado en Fanlo, Huesca. ¿Nos vamos?

Bosque de la Pardina, un lugar de ensueño

Ubicado en el municipio español de Fanlo, en Huesca, encontramos el bosque de la Pardina, un lugar que parece casi místico. Especialmente en la época del otoño, cuando aparecen todos esos cálidos colores después del invierno. Este magnífico bosque se ha convertido en uno de los lugares favoritos por muchos exploradores y excursionistas que buscan entrar en contacto con la paz que solo un lugar tan virgen y natural puede traer.

Las autoridades han acondicionado algunas rutas para que los senderistas puedan explorar este gigantesco pulmón natural sin poner en riesgo sus vidas. De esta forma y en el transcurso del camino se puede acceder a toda la señalización necesaria y así evitar perderse. En este sentido se ha actualizado la ruta turística que parte desde la oficina de turismo en Fanlo.

La Pardina del Señor
La Pardina del Señor – José Luis Briz / Flickr.com

Aproximadamente unos 800 metros después de la oficina de turismo se puede acceder a través de la ruta conocida como GR 15, a través de la cual se llega hasta Buesa y Broto. El sendero a recorrer es en su mayoría bajo y va muy cercano al lecho del río Chate. Una vez que se cruza el río es el momento de entrar al bosque como tal, eso sí, una pequeña advertencia al principio. Es propiedad privada, por lo que bajo ningún concepto debes salirte del sendero señalado, además, por tu propia seguridad no deberías ni siquiera arriesgarte.

El recorrido por el bosque de la Pardina del Señor es para hacerlo con calma, disfrutando del silencio y la paz que reina durante todo el camino, y por supuesto de los increíbles paisajes que son capaz de quitarle el aliento a cualquiera.

El camino comienza por la ladera de Punta Trallata y continúa hasta cruzar el barranco Lana d’as Bracas. Durante el todo recorrido nunca dejarás de ver los frondosos pinos y luego, poco a poco, se van incorporando al paisaje avellanos, olmos de montaña, tilos, fresnos y los imponentes robles.

El maravilloso bosque de la Pardina del Señor

Hasta hace no muchos años este bosque estaba dedicado a la explotación agrícola y ganadera, pero desde los años 50 se dejó de lado esta práctica y comenzó la recuperación del mismo. Algunos expertos explican que, de hecho, se ha recuperado en un tiempo récord, más aún si lo comparamos a otros espacios naturales cuyo tiempo de recuperación ha sido mucho más lento.

La Pardina del Señor
La Pardina del Señor – José Luis Briz / Flickr.com

En este sentido, encontrarás en el camino un recordatorio de esos tiempos, y es que aproximadamente a una hora y media del comienzo del camino encontrarás la Pardina Ballarín, que no son más que las antiguas instalaciones desde donde se explotaba el monte. Hoy en día se encuentra completamente abandonado, por lo que puede resultar un lugar interesante y misterioso para admirar por un buen rato.

Después de pasar por la Pardina Ballarín, el sendero desciende hasta cruzar el barranco A Casa, es en este punto en donde podrás observar algunos resquicios de las talas que se practicaban antiguamente en el lugar. Después, el camino continúa internándose hasta Broto, donde una vez más aparecen los robles para decorar el lugar.

La Pardina del Señor
La Pardina del Señor – José Luis Briz / Flickr.com

El camino continúa y en él podrás encontrar las Bordas de San Esteban, pertenecientes a los vecinos de Buesa. Finaliza el recorrido en la Fuente Baño, un precioso manantial a cuyas aguas se le atribuyen diversas propiedades curativas y hasta milagrosas.

“Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un límite para las aventuras que podemos tener siempre y cuando las busquemos con los ojos bien abiertos.”

-Jawaharial Nehru-

El bosque de la Pardina del Señor es un lugar maravilloso para conectarse con la naturaleza y recargar las energías. Si además tienes la oportunidad de visitarlo en otoño, quedarás aún más fascinado por la intensidad de sus colores. Definitivamente se trata de uno de los lugares más especiales que no puedes dejar de conocer.