Bellinzona, la ciudad más italiana de Suiza

Bellinzona es una ciudad de Suiza que destaca por su impresionante fortaleza, que alberga tres de los castillos medievales mejor conservados del país. Castillos que le confieren un encanto particular, aunque esta localidad también ofrece al visitante hermosas casas de piedra y calles donde se respira una atmósfera tradicional. Bellinzona se encuentra sobre un desfiladero y dicen que es las más “italiana” de las ciudades suizas.

Bellinzona: una ciudad increíble

El viajero que llega a Bellinzona, muy cerca de la frontera con Italia, sin duda, se sorprende de la singular belleza de la ciudad. Una ciudad que desde antiguo tuvo una gran importancia estratégica, de hecho, fueron los romanos los que construyeron aquí la primera fortaleza el el siglo I. Vamos a conocer algunos de sus atractivos.

El hermoso casco antiguo de Bellinzona

Bellinzona en Suiza
Bellinzona – Anton_Ivanov

El casco histórico de Bellinzona se encuentra en los alrededores de la Piazza Nosetto, Piazza del Governo y Vía del Teatro. Estos lugares y sus nombres guardan gran relación con corrientes italianas que se aprecian en la arquitectura de esta zona. Esto se puede percibir sobre todo en las fachadas y ambientes.

Ya comentábamos que que Bellinzona es la localidad más italiana de toda Suiza, de hecho, las casas de piedra con extensas puertas, carteles y balaustradas recuerdan la cultura lombarda, como también lo hacen sus plazas y patios.

El vetusto castillo Castelgrande

Castelgrande en Bellinzona
Castelgrande – Anton_Ivanov

Este castillo de Bellinzona es la fortaleza más antigua de la zona alpina. Llamado también Castello di San Michele o Burg Uri, fue construido en el siglo XIII. Tiene dos torres de 28 metros de altura aproximadamente, llamadas torre Nera y torre Bianca. Desde ellas es posible admirar fantásticas vistas del casco histórico de Bellinzona.

Castelgrande acoge un museo interesante que muestra la historia de los castillos y de la ciudad de Bellinzona a través de los siglos. Los otros dos castillos que se integran en la fortaleza acogen también diferentes exposiciones.

El imponente castillo Sasso Corbaro

El castillo Sasso Corbaro en Bellinzona fue conocido como castillo Unterwalden durante el siglo XVI y a partir de 1818 recibió el nombre de castillo de Santa Bárbara. Se encuentra sobre una colina rocosa, situada a seiscientos metros al suroeste de Bellinzona. El lugar quedó prácticamente en ruinas después de que varios rayos cayeran en la estructura entre los siglos XVI y XVII.

Castillo Sasso Corbaro en Bellinzona
Castillo Sasso Corbaro – aletermi

Esta fortaleza medieval es la más pequeña que se sitúa en Bellinzona y no está integrada en las murallas de la ciudad. En la actualidad sirve para para albergar exposiciones temporales. También se puede admirar una sala decorada con madera de nogal, llamada la Sala Emma Poglia, construida en el siglo XVII por orden de la famosa familia Emma.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán.”

-Samuel Johnson-

El bello Teatro Sociale de Bellinzona

El Teatro Sociale de Bellinzona se sitúa en las cercanías de la plaza central del Gobierno. Fue edificado por el ingeniero Von Mentlen entre 1846 y 1847. Este teatro se construyó de acuerdo a las directrices de Giacomo Moraglia, un  importante arquitecto neoclásico de mitad del siglo XIX. e inaugurado en diciembre de 1847.

Teatro Sociale de Bellinzona
Teatro Sociale – Lantus / commons.wikimedia.org

Esta construcción presenta un estilo clásico de diversas corrientes italianas. En 1950 fue convertido en una sala de cine y veinte años después se clausuró hasta su recuperación como sala de teatro en los años 90.

Esta edificación conserva en la actualidad su aspecto original, ya que en la remodelación se tuvo muy en cuenta la idea de conservar su aspecto y crear a su vez una réplica particular de la ópera del siglo XIX en Suiza. Los encargados de la reconstrucción del teatro fueron Giancarlo y Pia Durisch. A lo largo de los años este lugar ha destacado por ser un centro donde se ofrecen obras de teatro y música internacional.

Bellinzona es una bellísma localidad con una larga historia y un casco histórico que merece una visita, aunque a veces los viajeros pasen de largo sin saber que dejan atrás una verdadera joya.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar