Descubrimos la belleza de Urubamba en Perú

Adrián Pérez 24 agosto, 2016

Situado a 78 kilómetros de la capital de Perú y en pleno centro del Valle Sagrado, Urubamba es un rincón de enorme belleza, gracias a su clima templado, sus riachuelos y sus fértiles tierras. De hecho, Urubamba fue uno de los grandes centros agrícolas de los incas. Hoy, en cambio, es un lugar que empieza a volcarse en el turismo.

Urubamba: un lugar lleno de historia

Esta provincia es una de las que forman parte del Departamento de Cusco y, como señalábamos, fue centro agrícola del antiguo Imperio inca. Todavía se pueden contemplar infinidad de restos de la época precolombina, desde templos hasta acueductos o palacios. Por ello fue catalogada como provincia arqueológica de Perú.

Urubamba-en-Perú
Urubamba – Nika Lerman

Pero también queda el recuerdo de la época colonial, en forma de pueblos fundados por los primeros españoles que llegaron a estas hermosas tierras, atravesadas por el río Vilcanota, que recibe el nombre de Urubamba a partir de la localidad de Pisaq.

Qué ver en Urubamba

Urubamba está sembrada de auténticos tesoros. Algunos son de fácil acceso, otros se descubren solo después de una caminata por las montañas. Vamos a conocer algunos de ellos.

1. Yucay

Es uno de los rincones más hermosos de la provincia de Urubamba, tanto que Huayna Cápac, uno de los últimos gobernantes incas construyó aquí su residencia de recreo. Enamorado de este lugar por su paisaje y su clima, ordenó además la construcción de palacios y andenes para los cultivos.

Yucay en Urubamba
Yucay – Terry Feuerborn / Flickr.com

Aunque en el valle se encuentran restos incaicos, uno de los lugares más destacados es la iglesia de Santiago Apóstol. Edificada entre el año 1649 y 1686, tiene forma de cruz latina y tres cuerpos. En su interior exhibe importantes piezas de arte colonial, además de un bonito retablo de madera policromada.

2. Salinas de Maras

El pueblo de Maras fue fundado por españoles en 1556, pero la explotación de sus salinas se remonta mucho más atrás en el tiempo. De hecho, históricamente ha sido una de las fuentes de riqueza de la zona.

Salinas de Maras en Urubamba
Salinas de Maras – sunsinger

La mina de sal tiene forma de terrazas escalonadas en la falda de una montaña. Un pequeño río es el que nutre de agua salada a las 5.000 pozas que aquí existen. Pequeñas pozas de apenas unos metros cuadrados en los que el agua se evapora, dejando al descubierto gruesas capas de sal.

La imagen de esta mina de sal es espectacular y lo mejor es que los habitantes de la zona no tienen ningún inconveniente en explicar sus ancestrales técnicas de recolección a los visitantes, que incluso pueden participar en ellas silo desean.

3. El río Urubamba

Su nombre proviene de “Urupampa”, una palabra quechua que significa “meseta de arañas”. En su parte alta discurre entre hermosos valles y su curso pasa junto a importantes vestigios del Imperio inca. De hecho, desde la parte alta de la ciudadela de Machu Picchu se puede contemplar un precipicio de más de 600 metros de altura que acaba en este río.

Río Urubamba
Río Urubamba – tr3gin

El río Urubamba cuenta con partes de su curso que se encuentran protegidas como el mencionado Santuario Histórico de Machu Picchu, el Santuario Nacional Megantoni o el Parque Nacional Otishi.

4. Pisaq

Se encuentra en la vecina provincia de Calca, pero merece la pena desviarse para conocer esta localidad. Pisaq es un pueblo fundado en 1572 por el virrey Toledo. Aquí se puede visitar un impresionante parque arqueológico. En él se descubre un conjunto de 40 fantásticos andenes (terrazas escalonadas para los cultivos), más de una veintena de torreones militares, palacios, templos y varios barrios bien diferenciados.

Pisaq en Perú
Pisaq – saiko3p

En esta localidad cada domingo se puede disfrutar, además, de un animado mercadillo donde los artesanos venden su productos.

“Según mi modo de sentir el fuego
soy del amor: sencillamente ardiendo.
Según mi modo de sufrir el mundo,
soy del Perú, sencillamente siendo.”

-Alejandro Romualdo-

Turismo de aventura en Urubamba

Gracias a su ubicación entre montañas, Urubamba es un lugar perfecto para practicar el senderismo o la bicicleta de montaña, la mejor manera de disfrutar plenamente de sus hermosos paisajes.

Pero hay mucho más. El río Urubamba, casi siempre de curso tranquilo es perfecto para disfrutar de paseos en canoa. Sin embargo, los más aventureros tienen tramos de aguas bravas en los que pueden disfrutar de lo lindo. Y para los amantes de las alturas, nada mejor que practicar parapente o contemplar la belleza de Urubamba en globo aerostático.

Te puede gustar