Cómo viajar a las Barrancas del Cobre en México

· 21 octubre, 2018
Recorremos uno de los mayores y más espectaculares cañones del planeta. Y lo hacemos a bordo de un tren.

Las Barrancas del Cobre, en el estado mexicano de Chihuaha, es una maravilla de la naturaleza que quizás no sea demasiado conocida por los viajeros. Sin embargo, es uno de los de los cañones naturales más hermosos y grandes del mundo. ¿Deseas conocerlo? Pues en las siguientes líneas te vamos a desvelar cómo llegar hasta estos paisajes de la zona norte de México.

Llegar en tren a las Barrancas del Cobre

Es posible ir hasta las Barrancas del Cobre por carretera. Pero no os lo recomendamos por un simple motivo: si os toca conducir no vais a poder disfrutar como se merece este paisaje. Tendréis que estar más atentos a la carretera, a sus curvas y al tráfico que a la belleza del lugar, y será una lástima.

Así que nuestra recomendación es tomar el tren del Chepe. El mejor medio de llegar y gozar con las vistas de las Barrancas del Cobre y del conjunto de la sierra Tarahumara, donde se ubica este inmenso cañón.

El tren del Chepe

Tren del Chepe en las Barrancas del Cobre
Tren del Chepe

Chepe es el nombre popular con el que se conoce al ferrocarril Chihuahua-Pacífico. Es un tren histórico que ofrece la oportunidad de adentrarse en las Barrancas del Cobre.

Se trata de un territorio enorme, y que difícilmente se puede disfrutar de otro modo, ya que hablamos de un gigantesco cañón que, por ejemplo, es varias veces más grande que el célebre Cañón del Colorado en los Estados Unidos.

El ferrocarril es ideal para atravesar el cañón. Y para hacernos una idea de lo entretenido del recorrido, basta saber que se cruzan casi 40 puentes y nos adentraremos en cerca de 90 túneles.

El recorrido tiene numerosas paradas en diferentes poblaciones y estaciones entre Chihuahua y Los Mochis, ya en el estado de Sinaloa. Pero la parada que no te puedes perder es la de Divisadero.

Es tal la belleza de las Barrancas del Cobre desde ese punto, que el ferrocarril permanece parado un cuarto de hora para que los viajeros desciendan a gozar de las vistas. Pero mucha atención, hay que retornar a tiempo al vagón, si no te quedarás en tierra.

Otras paradas del tren del Chepe

Teleférico en Barrancas del Cobre
Teleférico en Barrancas del Cobre – Ted McGrath / Flickr.com

Otro lugar con unas vistas fantásticas es Posada Barracas. Allí podemos bajarnos y abandonar de momento el recorrido ferroviario para entrar al parque temático Aventura Barrancas del Cobre. Si lo tuyo son las tirolinas o escalar no te lo puedes perder, ya que practicarás todo eso con una panorámica alucinante. Y la podrás completar con un recorrido en teleférico.

No obstante, no es la única parada de interés de nuestro ferrocarril. También es muy atractiva la de Creel. Es el nombre de una población que integra la lista de Pueblos Mágicos de México. Su hermoso casco urbano merece un paseo, así como sus alrededores, con algunos de los sitios de visita obligada en las Barrancas del Cobre como son el valle de los Hongos o el lago de Arareco.

Estas son nuestras paradas predilectas, pero de entre las 15 que hace este tren también puede ser interesante descender en El Fuerte o en Bahuichivo. En el primer caso porque ahí se mantienen las tradiciones de la sierra. Y en el segundo, porque desde ahí se pueden visitar localidades muy hermosas: Urique y Cerocahui.

Recorrer las Barrancas del Cobre a ritmo del tren

Panorámica de las Barrancas del Cobre
Barrancas del cobre / Ted McGrath / Flickr.com

Lo bueno de este itinerario es que se hace de manera diaria. Es decir, que podemos plantearnos las paradas y pernoctar en los lugares que nos apetezca. Así, diseñad vuestra estancia en las Barrancas del Cobre siguiendo el recorrido del tren del Chepe.

Pero debéis saber varias cosas. No es un tren únicamente turístico. Algo que en principio es bueno, ya que es muy barato, al usarlo la población local. De hecho existen dos categorías: la turista y la económica.

Y los billetes solo se sacan en las dos estaciones principales, Chihuahua y Los Mochis. Mientras que si subís en las estaciones intermedias, deberéis comprar los billetes a bordo del propio tren, siempre en efectivo.

¡Viajeros al tren! Al tren del Chepe rumbo a las Barrancas del Cobre. Una aventura que nunca olvidaréis.