Atacama: el desierto más árido del mundo

20 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador David Díaz
El de Atacama, en Chile, es considerado el desierto no polar más árido del mundo. Si te interesa conocer cuáles son los factores que determinan estas condiciones climáticas extremas, te invitamos a continuar leyendo.  

América es un continente que alberga prácticamente todos los ecosistemas del mundo, desde los más benevolentes hasta los más extremos. Un ejemplo de ello lo encontramos en el desierto de Atacama, el más árido del mundo.

El desierto de Atacama está situado en el norte de Chile. Se extiende longitudinalmente casi 1600 kilómetros entre el océano Pacífico y la cordillera de los Andes. Su anchura máxima es de 180 kilómetros y su superficie aproximada es de 105 000 km². Abarca las regiones de Arica, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y el norte de Coquimbo.

¿Qué propicia la formación del desierto más árido?

Valle de la Luna en San Pedro de Atacama
Valle de la Luna

La formación de este desierto se debe a distintos factores: el efecto Föhn, la corriente de Humboldt y el anticiclón del Pacífico Sur. Veamos los efectos que producen estos fenómenos y cómo su conjunción contribuye a la formación del desierto de Atacama, considerado el desierto no polar más árido del planeta.

La cordillera de los Andes y el efecto Föhn

El efecto Föhn es la causa principal de la formación del desierto de Atacama. Consiste en que los vientos húmedos provenientes del este de la cordillera de los Andes se topan con esa barrera natural. Las masas de aire húmedo, en su ascenso para salvar la cadena montañosa, se enfrían y condensan el vapor de agua, que se precipita en las laderas este de la cordillera en forma de lluvia.

Cuando los vientos sobrepasan la cordillera llegan carentes de humedad. En el otro lado, los vientos van calentándose a medida que aumenta la presión al descender. Este fenómeno provoca que en la ladera oeste de esta región de los Andes se genere un viento secante y muy caliente.

La corriente de Humboldt

Piedras Rojas en el desierto de Atacama
Piedras Rojas

La corriente de Humboldt es una corriente marina originada por el ascenso de aguas profundas que se produce en las costas occidentales de América del Sur. Es una corriente de agua muy fría, la más importante del mundo, y tiene una influencia determinante en el clima de la costa peruano-chilena.

Esta corriente fluye en dirección norte a lo largo de las costas occidentales de Sudamérica hasta alcanzar la línea del ecuador. La emergencia de estas aguas frías profundas, de unos cuatro grados centígrados, provoca que la temperatura de esas aguas costeras sea entre cinco y diez grados más bajas de lo que deberían ser por la latitud en la que se encuentran.

Las bajas temperaturas de las aguas provocan que las brisas marinas provenientes del oeste se enfríen, reduciendo así la evaporación. Se crea una inversión térmica que impide la formación de grandes nubes generadoras de lluvias. Así, donde tendrían que existir frondosos bosques lluviosos con temperaturas agradables, se forman desiertos costeros relativamente fríos.

Es interesante apuntar que el famoso fenómeno del Niño, que causa inundaciones catastróficas en estas regiones, está estrechamente relacionado con esta corriente de aguas frías.

 Anticiclón del Pacífico Sur

Salara de Tara en Atacama
Salar de Tara

Otro de los fenómenos atmosféricos que permiten la formación del desierto de Atacama es el denominado anticiclón del Pacífico Sur.  Es un sistema de altas presiones que se mantiene casi inamovible junto a la costa. El aire desciende y rota en el sentido contrario a las agujas del reloj, creando vientos alisios que desplazan las posibles tormentas de la costa.

Condiciones climáticas del desierto más árido del mundo

Como apuntábamos, los desiertos de las costas occidentales de América del Sur son relativamente fríos. En el desierto de Atacama, la temperatura nocturna puede descender hasta los -25º C . Por el contrario, la temperatura diurna puede variar desde los 25º C hasta la increíble cifra de 50º C a la sombra.

La lluvia es realmente escasa. Se pueden producir precipitaciones durante el llamado invierno altiplánico, entre los meses de enero y febrero, pero precipitaciones superiores a 1 mm se pueden registrar, quizás, una vez cada 15 o 40 años. En el sector central del desierto se han registrado periodos de hasta 400 años sin lluvia alguna. 

Valle de la Luna
Valle de la Luna

La humedad relativa es realmente escasa en el interior, apenas un 18 %. Por otro lado, en las zonas costeras esta puede ser de hasta un 98 % en los meses de invierno. Hay que apuntar que apenas existe diferencia térmica entre verano e invierno, pues el desierto está situado al límite del trópico de Capricornio.

Además de la enorme variación térmica y la extrema aridez, otro de los factores que convierte a este desierto en un lugar inhóspito son los vientos en forma de tornados y ventiscas, que pueden alcanzar velocidades de hasta 100 kilómetros por hora.

Sin embargo, a pesar de las condiciones extremas del desierto de Atacama, en mayor o menor medida, desde la colonización del continente americano siempre estuvo poblado.

Este desierto es uno de los mayores atractivos turísticos del norte del Chile, así que, si decides conocer sus salares, termas, géiseres y hermosos paisajes a pesar de las condiciones climáticas desfavorables, indicarte que es un desierto poco ‘salvaje’. Por él discurren carreteras en buen estado y existen numerosas agencias de turismo que operan en la región.

  • Desierto de Atacama (s.f.). En: Wikipedia. Recuperado el 14 de septiembre de 2019 de: https://es.wikipedia.org/wiki/Desierto_de_Atacama
  • Efecto Föhn (s.f.). En: Wikipedia. Recuperado el 14 de septiembre de 2019 de: https://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Föhn
  • Sánchez, M. (s.f.). La corriente de Humboldt. En: Metereología en Red. Recuperado el 14 de septiembre de 2019 de: https://www.meteorologiaenred.com/la-corriente-humboldt.html
  • Weischet, W. (1975). Las condiciones Climáticas del Desierto de Atacama como Desierto Extremo de la Tierra. Revista de Geografia Norte Grande.