¿Por qué viajar al maravilloso desierto de Atacama en Chile?

· 7 septiembre, 2018
El desierto de Atacama es uno de los más singulares del planeta. Un desierto que te acerca a las estrellas y en el que puedes ver flores.

En nuestros sueños habremos visto grandes espacios de tierra, secos y áridos por donde corremos en una carrera que no tiene fin. ¿Y si te llevamos a uno de esos escenarios de ensueño? Prepárate porque estás a punto de descubrir por qué merece la pena recorrer medio mundo para llegar hasta el desierto de Atacama. ¡Es uno de los desiertos más fascinantes!

Desierto de Atacama, viaje al fin del mundo. ¿O no?

Desierto de Atacama
Desierto de Atacama

Nuestro planeta está plagado de paisajes impresionantes: cascadas, volcanes, montañas, acantilados… Y cómo no, desiertos. En lugares donde el clima es fundamentalmente húmedo es raro ver paisajes como estos. Por eso, a muchos turistas de Europa y de otros lugares del mundo les llama la atención el desierto de Atacama.

Situado en América del Sur, el desierto de Atacama es considerado uno de los grandes desiertos del mundo, por detrás de la Antártida, el Ártico o el famoso Sáhara. Tiene una extensión de 105.000 km² y es de los lugares más conocidos de Chile.

Otro de los aspectos más especiales de este desierto es que es una región del mundo rica en minerales como cobre, hierro, oro y plata. También minerales como sodio, boro, potasio y litio. De hecho, es popular haber oído hablar de los famosos salares de Atacama. ¿Y tú? ¿Lo has escuchado alguna vez?

¿Por qué viajar al desierto de Atacama?

Ahora que ya tenemos algunas pinceladas sobre el desierto de Atacama en Chile, vamos a dejar claras algunas ideas. ¿Por qué merece la pena atravesar el Atlántico para llegar hasta aquí? ¡Te lo contamos!

1. Es el mejor lugar del mundo para ver las estrellas

Valle de la Luna en Atacama
Valle de la Luna

Para los amantes de la astronomía, el desierto de Atacama es la pantalla perfecta para ver el firmamentoLa razón es su situación geográfica: apenas hay humedad en el aire, tampoco nubosidad y el nivel de altura con respecto al mar es bastante óptimo.

También lo es porque, al ser un desierto, está alejado de la contaminación lumínica y radioeléctica, factores que hacen que el cielo no tenga esa presencia de luces del espacio.

Si eres de los que saca el telescopio cada vez que hay un eclipse o algún acontecimiento astronómico, este es tu lugar. O simplemente, si eres un amante de la astronomía, déjanos decirte que en la zona de Atacama hay más de doce observatorios astronómicos, los más importantes y más grandes del mundo. Lo dicho: Atacama es el lugar de las estrellas.

2. Las flores del desierto de Atacama

Desierto florido en Atacama
Desierto florido

En algunas ocasiones, debido a un espectacular fenómeno atmosférico natural, el desierto de Atacama se viste de gala. Toda la región se llena de flores de color violeta, amarillo, rojo o blanco y el paisaje cambia radicalmente.

Todo esto se debe al fenómeno de “El Niño, que tiene lugar cada 3-8 años, de manera cíclica en nuestro planeta. Consiste en un calentamiento en el agua superficial del mar que provoca la formación de intensas nubes que atraviesan el océano y descargan en fuertes cantidades sobre la superficie.

El lugar suele ser Sudamérica y en el desierto de Atacama las abundantes aguas cambian la composición del suelo, de tal manera que se dan las condiciones ideales para que germinen estas flores. Cada vez que se produce “El Niño” las visitas al desierto se multiplican. Como para no hacerlo, ¿verdad?

3. Paisajes de otro planeta

Géiseres de Tatio en San Pedro de Atacama
Géiseres de Tatio

Quizás es evidente, pero debido a la amplia extensión del desierto, su situación geográfica y su composición química, se forman paisajes realmente interesantes para la vista. Debido a su latitud, el sol juega un importante papel en la formación de los colores que tiñen el desierto de Atacama.

A menudo, es frecuente ver el cielo rosado y los paisajes en tonos pastel amarronados, una panorámica que en ocasiones puede hacer parece que estamos en otro planeta. ¡En Marte!

En el desierto de Atacama hay, además, lugares populares como el famoso valle de la Muerte, los géiseres del Tatio, la Mano del Desierto o los salares.

¿Qué te han parecido nuestras razones para viajar al desierto de Atacama? ¿Ya tienes listas las gafas de sol, la crema solar y la cantimplora con agua fresca? ¿Todavía no? ¡Pues ya estás tardando en preparar tu mochila para vivir uno de los viajes más bonitos del mundo!