El arte de sumar millas o puntos para viajar

· 31 diciembre, 2018
El eje en la estrategia de sumar millas es contar con una tarjeta de crédito que esté asociada a los programas de viajero frecuente de una aerolínea.

Sumar millas, o puntos para viajar, es un arte del que algunos conocen sus secretos. Los programas de viajero frecuente son una oportunidad para acumular esos puntos, que luego puedes cambiar por pasajes aéreos. Pero claro está que, para explotar todo su potencial, hay que tener en cuenta algunos factores.

Algunos viajeros piensan que sumar millas no es tan importante, pues viajan ocasionalmente o creen que necesitarán varios años para poderlas cambiar por un billete decente. Sin embargo, los programas que ofrecen los puntos permiten disfrutar de muchos beneficios.

Hay personas que logran viajar por todo el mundo solo con el canje de puntos. En realidad, no pierdes nada afiliándote a un programa de viajero frecuente y, en cambio, puedes ganar mucho. El proceso suele ser sencillo y te permite ir acumulando, como un ahorro. ¿Qué se debe tener en cuenta para sumar millas? Te lo contamos.

Sumar puntos sin volar

Billete de avión en primera clase

Lo primero es hacerte con una tarjeta de crédito que te permita sumar puntos por su uso. Ninguno es despreciable. Siempre que puedas, compra con esa tarjeta para ir acumulando. De hecho, si de veras quieres sacarle partido, compra todo con esa tarjeta y paga cuando llegue la factura, para no incrementar tus deudas.

Las diferentes compañías aéreas tienen políticas que varían entre sí, pero básicamente obedecen a la misma lógica: más compras, más millas o puntos obtienes. Está claro que con un consumo normal tardarás algunos meses hasta sumar puntos suficientes para un viaje. Sin embargo, el objetivo lo vale.

Es importante que te informes en detalle del programa que tiene cada aerolínea. No hay diferencias abismales entre ellos, pero sí existen algunos que rinden más que otros. Si no viajas con mucha frecuencia, sumar millas sin volar debe ser el eje de tu estrategia.

Sumar millas viajando

Maletas en el aeropeurto

Cada trayecto que se realiza en una determinada compañía también permite sumar millas. Así que, cuanto más viajes, más posibilidades tienes de acumular puntos. Claro, que esto también se aplica para el alojamiento en algunos hoteles, el alquiler de coches e incluso algunos seguros de viaje.

Para que esto sea efectivo, tienes que elegir una compañía aérea de preferencia. Lo ideal es que en cada viaje acumules la mayor cantidad de puntos posibles para la misma aerolínea. Estar en varios programas de viajero frecuente puede llevarte a tener pequeñas cantidades de puntos aquí y allá.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que existen varias categorías en los programas de viajeros frecuentes. Mientras que los usuarios de categorías básicas acumulan menos puntos por viaje, quienes viajan en categorías superiores acumulan hasta cuatro veces más.

Gestionar bien los puntos

Mujer en el aeropuerto

Por supuesto, siempre debes prestar atención a las fechas de vencimiento de los puntos o millas que tienes acumulados. No son eternos, sino que caducan después de un tiempo.

Por otro lado, con la revolución en las tarifas y la presencia de compañías low cost, las políticas de puntos han cambiado. En algunas aerolíneas, las tarifas económicas no te otorgan ni un solo punto.

Conviene hacer cuentas antes de comprar el billete. Es posible que pagando un 5% o 10% más tengas acceso a los puntos, sin que ello afecte significativamente tu presupuesto.

No malgastar los puntos

Mujer comprando un billete de avión

Hay dos cosas que no son buena idea. La primera, no conviene pagar solo una parte del billete con los puntos acumulados. Por lo general, pagarás el resto del billete a una tarifa elevada y solo acumularás la mitad de puntos que te ofrece el precio total.

Tampoco es buena idea canjear los puntos en cualquier momento. Muchas veces este canje equivale exactamente al valor que pagarías por un billete normal. Tienes que estar atento a las promociones y las ofertas especiales. Es ahí cuando vale la pena aprovechar, tu billete podría salir por la mitad del precio regular.

Finalmente, en este aspecto también hacer planes con tiempo resulta muy beneficioso. Si canjeas para fechas cercanas, es muy posible que los puntos no te rindan tanto. En cambio, si lo haces con suficiente antelación, obtendrás más beneficios.