Consejos para alquilar un coche e irte de viaje

· 21 diciembre, 2018
Alquilar un coche en nuestro destino nos permite movernos con libertad. Sin embargo, es aconsejable tener en cuenta algunos aspectos importantes.

Alquilar un coche puede ser una excelente idea para viajar. Todo es una cuestión de calcular y sacar un presupuesto. ¡A veces puede ser una solución más económica que tener durante todo el año un coche en el garaje sin apenas usarlo! No obstante, para que la experiencia sea rentable y gratificante, hay tener en cuenta una serie de asuntos.

Alquilar un coche en cualquier parte del mundo

En principio, plantearse alquilar un coche para viajar puede tener múltiples motivos. Uno puede ser que no tenemos nuestro propio automóvil, o que queremos viajar varios amigos y entre todos vamos a alquilar uno más grande.

Igualmente, se puede alquilar un coche en lugares a los que hemos viajado en avión con la idea de recorrer esa zona durante las vacaciones. Una zona que puede ser desde cualquier isla de las Canarias hasta los parques nacionales de Sudáfrica, pasando por los países caribeños o cruzar los Estados Unidos de costa a costa.

Pero sin importar el lugar donde vayamos a alquilar el coche, conviene tener siempre en cuenta una serie de consejos básicos. Es importante valorar no solo el precio, también la calidad del vehículo.

1. Elegir tu coche de alquiler

Coches en una carretera

Hay que tener claro qué coche necesitamos. Es decir, uno pequeño, grande, todoterreno, una furgoneta, etc. La variedad es amplísima y el abanico de precios, también. Así que valorad para qué lo usaréis y escoged un vehículo que se adapte a ello.

2. Sacad un presupuesto

Al alquilar un coche, el segundo paso es sacar un presupuesto de lo que os va a costar. Algo que depende de los días que lo uséis y de los kilómetros que vayáis a hacer. Es decir, el combustible que necesitaréis. Así que sed realistas.

3. Leed bien el contrato

Todas las compañías de alquiler tienen ofertas, pero también cláusulas que suelen aparecer en la letra pequeña de los contratos. Leedlas bien, preguntad todo lo referente a fianza, seguros, entrega del vehículo, impuestos, número de conductores, etc. Conviene estar seguros de entenderlo y de estar de acuerdo con ello.

4. Ojo con las reservas

Llaves de un coche sobre un mapa

Si te encuentras en el extranjero, posiblemente vayas a alquilar un coche durante tu estancia allí, es decir, que lo harás in situ. Aunque también es habitual hacer las reservas antes por Internet. Si es así, confirma la reserva cerca de las fechas de tu viaje, para no llevarte una sorpresa.

5. Seguros con franquicia

El punto más conflictivo del contrato para alquilar un coche suele recaer en el apartado del seguro. Es muy posible que las mayores ofertas tengan el seguro a terceros más básico. Es decir, que en el caso de algún accidente, ni tu coche de alquiler ni tú estaréis cubiertos, y deberás hacer frente a todos los gastos.

Elige un seguro con franquicia, e incluso si lo deseas, uno a todo riesgo. Será más caro, pero viajarás más tranquilo y sin que haya posibilidad de que la experiencia te arruine.

6. Revisión previa del vehículo

Antes de recibir las llaves del coche y arrancarlo, revisa el vehículo con el empleado de la casa de alquiler. Así, en el contrato quedará constancia de cualquier desperfecto (golpes, arañazos, lunas melladas…). Si no lo haces, quizás a la entrega del coche quieran que pagues tú esos desperfectos que ya estaban antes.

7. Depósito lleno al devolverlo

Otra cosa importante al devolverlo es que entregues el coche con la misma cantidad de combustible que lo recibiste. Las compañías serias lo entregarán con el depósito lleno, así que tú debes hacer lo mismo.

Estos son los consejos básicos para alquilar un coche. Luego habría otras recomendaciones más específicas referentes a las sillas infantiles, kilometrajes ilimitados, segundos conductores, la posibilidad de entregar en un punto distinto al de entrega y más. Son aspectos que también deberás consultar a la hora de alquilar un coche.

No obstante, una vez que tengas claro todo lo que implica tu contrato de alquiler, lo aceptes y te pongas al volante, el mejor consejo que te podemos dar es que conduzcas con precaución y disfrutes a tope de tu viaje.