Alberta en Canadá: 5 lugares para visitar

· 30 septiembre, 2018
Alberta esconde algunos de los paisajes más bellos de Canadá, y también grandes ciudades con atractivos muy interesantes.

Alberta es una de las provincias más destacadas de Canadá. Lo es por su pujanza económica y por su impresionante naturaleza. Además, a nivel turístico, sus ciudades ofrecen la posibilidad de realizar infinidad de actividades. A continuación, te descubrimos sus mejores lugares de Alberta. ¿Nos acompañas?

1. El Parque Nacional de Banff

Lago Louise en la provincia de Alberta, Canadá
Lago Louise

Se trata del parque nacional más antiguo de Canadá. Se fundó a finales del siglo XIX con el objetivo de preservar la zona natural que se encuentra a los pies de las increíbles Montañas Rocosas. A dicho lugar también se le conoce como el parque de las aguas azul turquesa por el vivo color de sus ríos y lagos glaciares.

Algunos de los atractivos que alberga son el Monte Victoria, coronado por el glaciar del mismo nombre y la principal fuente de agua del precioso lago Louise; el valle de los Diez Picos, compuesto por una decena de montañas de roca gris y de cúspides nevadas; y el lago Minnewanka. Bajo las aguas de este se encuentra sumergido un antiguo poblado.

Tras la visita, y si se toma la carretera de los Campos de Hielo, se puede llegar hasta el Parque Nacional de Jasper. Este también cuenta con glaciares, lagos, cascadas y montañas; y presenta numerosa y variada flora y fauna, en la que destacan los alces, los renos, los osos y los caribúes.

2. El Parque Nacional de Elk Island

Parque Nacional Elk Island en Alberta
Parque Nacional Elk Island

De un parque pasamos a otro, uno de los más importantes debido a la conservación de fauna que realiza. Como curiosidad, alberga más bisontes que toda América del Norte en el año 1980, por lo que constituye una muy buena oportunidad para ver a estos y a otros animales característicos de la zona.

Asimismo, el Parque Nacional de Elk Island ofrece numerosas actividades dependiendo de la estación: en verano se puede practicar senderismo, golf y kayak; y en invierno, esquí de fondo, por ejemplo. Las que permanecen durante todo el año son la de avistamiento de vida silvestre o los campamentos.

3. Edmonton, uno de los imprescindibles de Alberta

Edmonton en Alberta
Edmonton

No  podía falta en la lista la capital de la provincia de Alberta: Edmonton. Una ciudad vanguardista que ofrece una gran variedad de posibilidades turísticas y culturales. Algunas de ellas son visitar el Museo Real de Alberta, la Galería de Arte de Alberta, el Museo de Ferrocarriles, el Fort Edmonton Park o el Ayuntamiento.

Mención aparte requiere el valle del río de Edmonton, el tramo más largo de zona verde urbana de toda América del Norte. De hecho, es veintidós veces más grande que el Central Park de Nueva York. Una buena forma de recorrerlo es hacerlo en bicicleta y por el camino junto al río, que arroja unas magníficas vistas.

4. Calgary

Calgary en Alberta, Canadá
Calgary

Es una de las ciudades más visitadas de Canadá. No es para menos, teniendo en cuenta algunas de sus atracciones turísticas, como el Zoológico de Calgary, con más de mil animales pertenecientes a doscientas noventa especies diferentes; o el Heritage Park Historial Village, que representa la vida en Alberta antes de 1914.

Calgary también tiene una gran variedad de restaurantes y bares, de tiendas y de plazas públicas, entre las que destaca el Olympic Plaza, que fue creada con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1988 que se celebraron en la ciudad canadiense. Hoy en día es escenario de conciertos o festivales.

5. Rocky Mountain House

Rocky Mountain en Alberta
Rocky Mountain – James Wheeler / Flickr.com

Se trata de uno de los mejores ejemplos de pueblo tradicional canadiense. Es ideal tanto para relajarse como para conocer más sobre la historia del país, ya que hay exposiciones al aire libre de cómo vivían los primeros nativos o de cómo se hacia el trueque con pieles de animales. También permite participar en juegos tradicionales como bailes.

Respecto a la tranquilidad, Rocky Mountain House está repleto de alojamientos en los que desconectar durante unos días del mundo y disfrutar del maravilloso paisaje y de la naturaleza de la que está dotado el lugar.

Como ves, la provincia de Alberta tiene mucho de lo que disfrutar en cualquier época del año. Si buscas un destino diferente, este es perfecto, ¿no crees?