El aeropuerto Schiphol de Ámsterdam: 5 secretos

Edith Sánchez · 3 diciembre, 2019
El aeropuerto Schiphol de Ámsterdam es muy completo y cómodo. Cuenta con una señalización fabulosa, asistencia digital en diversos mostradores y gran cantidad de entretenimientos. Si no hablas inglés ni holandés, también hay soluciones.

El aeropuerto Schiphol de Ámsterdam (Países Bajos) ha sido galardonado varias veces como uno de los mejores del mundo. Por tamaño, es el tercero más grande de Europa y un lugar de escala frecuente en los trayectos aéreos largos. Hay también quienes dicen que es el mejor de todo el planeta para los mochileros.

A los holandeses les gusta hacer las cosas bien. Son muy considerados con el medio ambiente y también están atentos a las necesidades de los diferentes tipos de viajeros. En pocas terminales hay tantas opciones y comodidades al alcance de la mano como en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam.

Si no estás acostumbrado a las grandes terminales aéreas, el aeropuerto Schiphol puede parecerte un poco intimidante en un comienzo. Sin embargo, pese a su tamaño, cuenta con una excelente señalización y con mapas por todas partes, lo cual te ayudará a ubicarte en todo momento. ¿Qué más hay que saber al respecto? Estos son cinco datos relevantes.

1. Las excelentes conexiones desde el aeropuerto Schiphol

Terminal del aeropuerto Schiphol

El aeropuerto Schiphol está conectado de forma excelente, no solo con el centro de Ámsterdam, sino con varias regiones del país e incluso con otros países. Si vas de paso y tienes una escala de más de ocho horas, bien vale la pena ir a conocer la ciudad. El metro tarda apenas 15 o 20 minutos.

También hay autobuses, un poco más lentos, pero igual de eficaces. No necesitas un taxi para nada. Desde la estación de trenes ubicada en Schiphol también puedes ir a varias ciudades de los Países Bajos y prácticamente a toda Europa. En otras palabras, al llegar a esta terminal tienes innumerables opciones para ir a donde quieras.

2. El equipaje no será un problema

En el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam hay varios lugares donde te ofrecen el servicio de consigna de equipaje para dejar tu maleta por lapsos que van desde 24 horas hasta un mes. A lo largo de la terminal hay varias oficinas en donde serás atendido para ese efecto.

Si tu maleta no es tan grande y buscas algo más práctico, lo mejor es usar una taquilla. Hay varias cerca de los lugares de salida y llegada de los vuelos. Vas a necesitar una tarjeta débito o crédito. El dispositivo te pide un correo electrónico para enviarte una clave o te da la opción de crearla tú mismo. Insertas la tarjeta, marcas la clave y el número del casillero y listo.

3. El idioma: uno de los secretos del aeropuerto Schiphol

Duty Free

El aeropuerto Schiphol maneja dos idiomas oficialmente: inglés y holandés. Toda la señalización está en esos idiomas. Así mismo, básicamente todo el personal que encuentres se dirigirá a ti en una de esas dos lenguas. Esto puede ser todo un problema cuando no manejas esos idiomas o solo tienes conocimientos básicos.

Si vas a realizar acciones simples dentro del aeropuerto, quizás el idioma no sea un inconveniente. Algunas palabras o un traductor pueden sacarte de apuros. El problema aparece cuando necesitas una información adicional o debes resolver alguna dificultad y de pronto te das cuenta de que no logras comunicarla. En ese caso, es posible solicitar asistencia en español.

4. Se puede dormir en el aeropuerto

Una vez pasados los controles de seguridad, el aeropuerto Schiphol tiene magníficos lugares para que duermas a pierna suelta sin pagar nada. Hay sillones en varias salas en los que puedes recostarte y dormir plácidamente mientras esperas tu vuelo, especialmente cerca de la sala D. A diferencia de otras terminales, funciona las 24 horas y tiene excelente seguridad.

Si quieres algo menos informal, también hay varias salas VIP. Y si lo tuyo es la comodidad plena, ahí tienes el Mercure Hotel Schiphol Terminal, en el primer piso de la sala 3. El YotelAir Amsterdam Schiphol Transit Hotel está en el área de tránsito. Y comunicados con la terminal hay varios hoteles.

5. Nunca te aburrirás

El aeropuerto Schiphol dispone de WiFi ilimitado y la conexión es excelente. También hay zonas para recargar tus dispositivos. Para los más mundanos, hay un casino que funciona permanentemente y varias zonas de fumadores a lo largo de toda la terminal. Los más tranquilos van a encontrar sala de lectura, museo, servicios de spa y masajes, una sala de cine y establecimientos abiertos las 24 horas.