8 lugares imprescindibles que hay que ver en Múnich

Múnich es uno de los destinos preferidos por los viajeros en Europa por ser una ciudad señorial, con mucho que ofrecer tanto para ver como para hacer. Creemos que Múnich es una de esas ciudades que merece la pena conocer y por ello vamos a hacer un recorrido por ella viendo lo más importante. ¿Te apuntas?

Cosas que ver y hacer en Múnich

1. Cervecería Hofbräuhaus

Hofbrauhaus en Munich
Hofbrauhaus – tichr / Shutterstock.com

Este lugar sin duda es toda una reliquia, pues data de 1589 cuando era la cervecería privada de una de las familias más ricas del país.

Casi 300 años después, la cervecería se trasladó y llegó a ser un punto de encuentro de políticos y público en general. Un icono de la vida social y laboral. Si sus paredes hablaran podrían contarnos interminables historias, pues fueron testigos de actos importantes como la declaración de la República Soviética de Múnich.

En los bombardeos de 1945 quedó destruida, pero en 1958 se construyó la edificación que conocemos hoy.

2. Marienplatz

Marienplatz en Munich
Marienplatz – muratart

Es el centro de Múnich y punto de encuentro de jóvenes, parejas y amigos. Anteriormente se la conoció como Plaza de Santa María, pues los alemanes creían que así la virgen protegería la ciudad.

No solo la plaza es algo bonito de lo que disfrutar, sino que no puedes perderte los monumentos y lugares de interés que alberga, como la columna de Santa María, el Ayuntamiento, el carillón o la fuente Fischbrunnen.

3. Puertas de la ciudad

Múnich fue en el pasado una ciudad protegida por una muralla, pero conforme la ciudad se iba extendiendo en territorio, en el siglo XIII tuvo que ser destruida. A pesar de ello se conservaron tres de sus cuatro puertas: Karistor, Isartor, Sedlinger Tor.

4. Odeonplatz

Odeonplatz en Munich
Odeonplatz – Anibal Trejo

El nombre se le atribuye porque en su lugar en el pasado había una plaza de conciertos. Alemania es un país de plazas y Múnich no podía ser menos. Esta parece abrazada por edificios majestuosos y señoriales, entre los que destaca el Feherrnhalle, construido en honor al ejército bávaro en el año 1841. Un imponente monumento que nos remite a la Loggia dei Lanzi de Florencia.

Aquí también encontramos la iglesia de los Teatinos, de estilo rococó y con una peculiar característica: su fachada es amarilla.

Y otro de los puntos de interés es el Hofgarten, un lugar en la ciudad en el que escapar del ruido y el estrés. Un jardín de estilo italiano que te hará olvidar donde estás y los problemas que estés pasando. Un momento de relax en una enorme ciudad comercial y bulliciosa. Sin duda, una visita que no te puedes perder.

5. BMW Welt

BMW Welt en Múnich
BMW Welt – Maximilian Dörrbecker / commons.wikimedia.org

Un imponente edificio de diseño moderno y futurista que esconde una exposición de coches increíble que gusta a todos, sin importar si eres o no amante de los coches o de la marca.

Ademas, ya se ha convertido en todo un referente turístico en la ciudad y por ello tiene en su interior zonas para niños, restaurantes, bares y un auditorio en el que se dan la conferencias sobre BMW. Quizá tengas suerte y haya alguna durante tu visita al lugar.

6. Residencia

Antiquarium de la Residencia de Múnich
Residencia – a_marga / Flickr.com

Fue la residencia de los monarcas bávaros y desde entonces ha sido y es el palacio más grande de toda Alemania. En él se ve plasmada la ostentosidad de tiempos pasados, pero fusionado con una enorme belleza que no podemos describir con palabras.

Su tesoro durante siglos guardando, su teatro o su antiquarium son los mejores lugares que ver en su interior. Aunque tu vista se deleitará mientras te diriges hacia ellos observando los pasillos y  su decoración y belleza.

7. Olympiaturm

Esta es una torre de televisión que mide nada más y nada menos que 291 metros y es el punto más alto de la ciudad. Emblema de Múnich y decoración del Parque Olímpico, se ha convertido en un imprescindible para todos aquellos que han decidido pasar unos días en la ciudad alemana.

8. Catedral de Múnich

Catedral de Múnich
Catedral de Múnich – Dmitry Petrenko

No podíamos terminar este recorrido sin ver una de las iglesias más conocidas del país, la catedral de la ciudad. Data del siglo XV y tiene estilo gótico. Al principio fue construida en ladrillo rojo, aunque más tarde se la dotó de un toque verde en la cúpula de dos torres, que se erigieron para darle un aspecto más señorial.

Tiene una historia oculta que cualquier lugareño estará encantado de contarte. ¡No olvides preguntarlo!

“Viajar es una forma de autoeducación.”

– Yvon Chouinard –

Múnich aún tiene mucho para ver, pero estos lugares son imprescindibles en tus vacaciones en la ciudad. Una ciudad de cuento de hadas, uno de esos lugares a los que creemos que seguro querrás volver.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar