Stuttgart, destino para amantes de las 4 ruedas

Stuttgart es una ciudad de Alemania con más de un siglo de historia relacionado con el automovilismo. Este es el lugar que vio nacer a importantes compañías de automóviles hoy reconocidas a nivel mundial. Y no solo eso, sino que que alberga algunos de los museos más llamativos y destacados sobre esta temática, como son el Museo Porsche y el Mercedes Benz. Un verdadero lujo para los amantes de los coches.

Historia del automovilismo en Stuttgart

La historia del automóvil en Alemania nació en Stuttgart el día en que Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach crearon en un invernadero que hacía las veces de taller el primer motor de gasolina que era veloz y a la vez ligero. Corría el año 1885 y desde entonces la historia de la ciudad ha estado indisolublemente unida a la del mundo de las cuatro ruedas.

Mercedes Benz Museum en Stuttgart
Mercedes Benz Museum – Joeke-Remkus de Vries / Flickr.com

Una de las marcas más reconocidas ligadas a Stuttgart es Mercedes Benz. El ingeniero Benz fue el primero en desarrollar una empresa que permitiría la fabricación en masa de  vehículos. El primer modelo que creó la marca en los talleres Daimler fue llamado “Mercedes” en homenaje a la hija del empresario, que compró el primer coche de la compañía.

En 1926, la Benz y la Daimler, dos de las compañías de automóviles más poderosas de la época se fusionaron, dando paso a vehículos sumamente potentes que revolucionarían para siempre la forma de fabricación de coches. Esta historia presenta a la ciudad de Stuttgart como una de las más emblemáticas en cuanto a la cultura del automovilismo se refiere.

“Yo no sé cómo es el alma, pero si es que existe, los motores deben tener una porque se quejan, se desesperan, se rebelan y se comportan como niños a los que se forma, día a día, educándolos”.

-Enzo Ferrari-

El Museo Porsche

Se encuentra en pleno corazón de Stuttgart, en Zuffenhausen. El edificio vanguardista fue abierto al público el 31 de enero de 2009 y exhibe una impresionante colección de coches de lujo de la marca. Algunos de los modelos más llamativos son el 911 GT3 R, un vehículo que sirve para competiciones y el Lohner Porsche híbrido.

Museo Porsche en Stuttgart
Museo Porsche – Sebastien Cosse / Flickr.com

Antiguamente se encontraba en este lugar la empresa Dr. Ing. H.c F. Porsche AG, que cedió el terreno para construir el museo automovilístico. Este fue diseñado por Delugan Meissl, una empresa de arquitectura en Viena. Tiene una superficie de 5.600 m² en la que se exponen casi un centenar de coches, que incluyen el primer automóvil fabricado por la compañía en 1900 y el primer vehículo híbrido del mundo.

El Museo Porsche en Stuttgart recibe año tras año a más de 700.000 visitantes. Se podrán disfrutar de las exposiciones temporales y fijas. Además, se narra la historia de la compañía alemana desde sus inicios, así como su legado en el mundo de las competiciones. Claro ejemplo de esto fueron las cuatro victorias en Le Mans enla década de 1990. Este museo abre de martes a domingo.

El Museo Mercedes Benz

El museo incluye piezas históricas como el Motorwagen, que fue patentado por Benz en 1885. También se puede contemplar el primer coche con motor de Daimler de 1892, los descapotables de Mercedes Benz de 1920 y 1930, así como también los exclusivos transportadores de coches de carreras 300 SLR de alta velocidad.

Mercedes Benz Museum en Stuttgart
Mercedes Benz Museum – Joeke-Remkus de Vries / Flickr.com

Además, en una de sus salas se puede descubrir el auto T80 de seis ruedas, fabricado para batir un récord mundial. Tristemente, debido al inicio de la Segunda Guerra Mundial, este vehículo fue desmantelado antes de siquiera poder batir el récord.

El Museo de Mercedes Benz acoge también importantes exposiciones relacionadas con el importante legado de carreras que se adjudica a la marca. Fe de esto la otorgan sus espectaculares “flechas plateadas” y impactantes vehículos deportivos de carreras.

MErcedes Benz Museum en Stuttgart
Mercedes Benz Museum – Joeke-Remkus de Vries / Flickr.com

En el exterior de este museo se encuentra una estatua de bronce dedicada a Juan Manuel Fangio, piloto de la Fórmula 1 que fue cinco veces campeón con el auto W196, fabricado por la marca en 1954.

Pero ya que estamos en Stuttgart, no hay que dejar de recorrer la ciudad y conocer sus principales monumentos o lugares de interés, entre los que destacan el Palacio Nuevo y el Museo de Arte de Stuttgart.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar