7 consejos para dormir en el avión

· 6 diciembre, 2015

Si eres de aquellos a los que les cuesta conciliar el sueño mientras realiza largos vuelos, no debes perderte estos útiles y efectivos consejos para dormir en el avión. Conseguir que el viaje se haga más corto y menos pesado echando un buen sueño es posible, llegarás a tu destino relajado y descansado. Te explicamos cómo conseguirlo.

Consejos para dormir en el avión

1. Ten cuidado con lo que bebes

Evita el café, el té, las bebidas de cola y las bebidas energizantes, ya que tienen componentes excitantes que te impedirán dormir en el avión.

Pasajeros en un avión
Cabina de avión – Dundanim

2. No descanses antes de volar

Cuanto más cansado estés al tomar el vuelo, antes caerás en los brazos de Morfeo. Una muy buena estrategia para dormir en el avión sería no dormir en las horas inmediatamente anteriores a embarcar.

Si tienes que viajar por la mañana, lo ideal es que te levantes mucho más temprano. Eso te permitirá estar más cansado cuando tomes el vuelo, además puedes aprovechar este tiempo para terminar de ajustar algunos detalles del viaje.

3. Escucha música

Este es otro de los grandes consejos para dormir en el avión. La música es una magnífica aliada para taparlo todo: el sonido que hace el avión, los pasajeros, etc. Tus cascos te aislarán del mundo al dulce son de tu música favorita.

Con la música te relajarás, te sentirás como en el sillón de tu casa y podrás dormir en el avión. Antes de volar prepara una lista con tus canciones preferidas.

“La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia.”

-Françoise Sagan-

4. No te excedas con el equipaje de mano

En general, cuando salimos de vacaciones, llevamos muchas cosas “por si acaso”. Nos cargamos de prendas “por si hace frío”, llevamos ropa de lluvia “por si acaso llueve”… No lleves más equipaje de mano del que necesitas, de esa manera entrará en el compartimento que está destinado a tal efecto.

Si sigues este consejo no tendrás que depositar la bolsa o maleta debajo del asiento y sostenerlo con tus pies, algo que dificultará que te relajes y descanses. Si eres mujer, no lleves uno de esos bolsos donde entra tu vida entera, sé más moderada. No te mudas, solo te vas de vacaciones.

Pasajero de avión con maleta
View Apart

5. Que no te falte tu almohada ni tu manta

Este consejo es muy especial: no te olvides de pedir que te den tu almohada y tu manta. Algunas aerolíneas no tienen las suficientes para todo el pasaje, por eso una buena alternativa es que lleves las tuyas propias. Pueden ser una manta fina y una almohada hinchable, no ocuparán mucho espacio.

Aunque no lo parezca, estos dos elementos te ayudarán mucho a dormir en el avión. Estar incómodo o tener frío puede evitar que concilies el sueño. En los aviones la temperatura no es muy alta y se nota especialmente en verano. Si tienes tu manta, no será un impedimento para poder dormir en la cabina.

6. Cómo vestir para viajar

Para viajar, y mucho más si quieres dormir en el avión, debes estar sumamente cómodo. Por eso debes olvidarte de la ropa ajustada, de los zapatos incómodos y de la ropa gruesa o que cause comezón.

Lo ideal es ponernos ropa cómoda y, en particular, ropa holgada. Un atuendo muy ceñido, además de causar incomodidad, incrementa el riesgo de sufrir trombosis venosa. Lo mejor es que le digas adiós a esos ajustados vaqueros y le des la bienvenida a un pantalón o falda de algodón o lino.

Si eres mujer no uses tacones, estar calzada muchas horas con zapatos incómodos puede causar inflamación de pies y piernas.

7. El perfume

Tal vez este te parezca uno de los consejos para dormir en el avión demasiado extremo, pero no es así. En los aviones viajan muchísimas personas, por lo tanto, los aromas se intensifican y se potencian. Recuerda que vas a pasar muchas horas viajando y que no quieres que tu propio perfume te embriague y desagrade.