Mitos y verdades sobre los vuelos en avión

Adrián Pérez 15 septiembre, 2015

¿En alguna ocasión se te han pasado por la cabeza ideas que ponen los pelos de punta nada más embarcar en el avión? Muchas veces el miedo a volar se basa en razonamientos sin sentido. Aquí aclararemos algunos mitos sobre los vuelos en aviones.

Los mitos y verdades sobre los vuelos en avión constituyen un fenómeno particularmente popular en viajeros. Incluso sabiendo la seguridad que nos pueden brindar los aviones existen muchas reticencias. Pero ¿Qué hay de cierto en esas historias que hemos escuchado tantas veces?

Cabina de un avion
Andresr / Shutterstock.com

Según los estudios, el avión es el transporte más seguro del mundo. Las posibilidades de morir son de una entre 60 millones. Se trata de una afirmación que se apoya en la tecnología cada vez más avanzada que utilizan los fabricantes de los aviones, en que los sistemas de navegación se modernizan continuamente, etc.

“El miedo es el más ignorante, el más injurioso y el más cruel de los consejeros.”

-Edmun Burke-

El miedo a las alturas es algo natural, hasta los viajeros frecuentes han sentido alguna vez la congoja de un posible accidente. Se debe, tal vez, a que existen una serie de mitos alrededor de los vuelos que incluso llegan a modificar nuestra conducta por el temor que nos llegan a ocasionar.

¿Quién no ha escuchado mitos como el del Triángulo de las Bermudas o los aviones fantasma que recorren muchos kilómetros y se estrellan al terminarse el combustible? Aquí te traemos una recopilación de los mitos y verdades más populares.

Mitos y verdades

1. Si se abre la puerta del avión en pleno vuelo, se cae.

Mito. Es uno de los pensamientos más populares entre los viajeros, pero la puerta del avión no puede abrirse en pleno vuelo por la fuerza que ejerce la presurización y las altas velocidades. No existe fuerza humana que pueda abrir la puerta de un avión y, por consiguiente, es imposible que se caiga el avión por ése motivo.

2. Si bebes licor en el avión te embriagas más rápido

Mito. El nivel de alcohol en la sangre es el mismo en tierra o en aire. Lo que cambia es que, debido a las menores cantidades de oxígeno y una cabina presurizada es posible es aparezcan náuseas y mareos que se pueden confundir con la embriaguez por licor. Lo más recomendable es no beber, las náuseas a 25.000 pies son muy molestas, especialmente cuando se combina con turbulencias.

3. Un rayo puede derribar un avión

Tormenta junto a un avion
stoupa / Shutterstock.com

Verdad. Pero debido a la nueva tecnología en los aviones, los accidentes como consecuencia de la caída de rayos son menos probables aunque no imposibles. Cuando un rayo impacta sobre la nave, esta actúa como Jaula de Faraday, es decir, el interior no recibe la electricidad sino que ésta se transmite sólo por el exterior.

4. El aire de los aviones ayuda a contagiar enfermedades.

Mito. Aunque el aire de un avión recircula en el interior de la cabina, también se está mezclando continuamente con aire nuevo que se coge del exterior. El aire siempre pasa por filtros similares a los que se usan en los hospitales y que capturan entre el 94 y el 99,9 por ciento de los patógenos, al menos según cifras de Boeing.

Pero es cierto que quizá los brazos de los asientos o las mesillas sean un foco mucho más peligroso de infecciones.

5. Es imposible sobrevivir a un accidente de avión.

Mito. Hubo alrededor de un 95 por ciento de los pasajeros que sobrevivieron a accidentes de aviación en los Estados Unidos entre 1983 y 2000. Es probable que ésta creencia este basada en que la mayoría de las informaciones que nos llegan sobre los accidentes aéreos son aquellas que fueron potencialmente fatales.

Interior de un avion
gyn9037 / Shutterstock.com

6. Si se mantiene la calma durante los primeros 90 segundos de un accidente hay más probabilidades de sobrevivir.

Verdad. Entre los mitos y verdades, este es uno que vale la pena aclarar. A este período de tiempo se conoce como el “momento dorado”. Los primeros 90 segundos son esenciales, aumentando enormemente las probabilidades de sobrevivir si se mantiene la calma.

El pánico le puede impedir actuar correctamente en situaciones tan sencillas, como por ejemplo, desabrocharse el cinturón de seguridad.

7. Los dispositivos móviles hacen interferencia con los equipos del avión.

Mito. Generalmente se prohíbe el uso de aparatos electrónicos en aviones porque su uso en el aire hace rebotar la señal a lo largo de muchas torres en el suelo e interfiere con otras llamadas, impidiendo su salida. Algunas aerolíneas en Europa permiten el uso de teléfonos móviles en la cabina.

Pasajero en un avion
michaeljung / Shutterstock.com

Recuerda que volar es, sin duda, el modo más seguro de transporte. Conocer las respuestas a estas interrogantes te ayudará a tener más confianza a la hora de volar y a disfrutar la experiencia.

Te puede gustar