Visitamos los 6 países más pequeños del mundo

Son muy diferentes, pero comparten una característica común: sus territorios son diminutos. Son los países más pequeños del mundo, pero no por ello dejan de ser llamativos ni de albergar atracciones turísticas destacadas. ¿Quieres saber cuáles son y qué visitar en ellos? Te lo contamos.

Los países más pequeños del mundo

Lo bueno de ir a estos lugares es que no necesitas semanas o meses enteros para recorrerlos, como sucede con Rusia, Estados Unidos, Canadá o la India. Sin embargo, algunos de los países más pequeños del mundo cuentan con un gran patrimonio que merece varios días de visita. Echa un vistazo a los últimos de la lista en cuanto a dimensiones:

1. Vaticano

El Vaticano, uno de los países más pequeños del mundo
Basílica de San Pedro, el Vaticano – Matteo Gabrieli

Con tan solo 44 hectáreas, es el estado más pequeño del mundo y, al mismo tiempo, es espectacular. En su reducido territorio alberga impresionantes tesoros artísticos. Su población no llega a los mil habitantes, pero recibe nada menos que alrededor de 15 millones de visitantes cada año.

La Santa Sede es el centro de la Iglesia católica y residencia del Papa. Aquí hay joyas que nadie debería perderse: los Museos Vaticanos, la Basílica de San Pedro (en la plaza del mismo nombre) y la Capilla Sixtina. El idioma oficial es el latín, está protegido por la Guardia Suiza y se ubica en el medio de la ciudad de Roma.

2. Mónaco

Mónaco, uno de los países más pequeños del mundo
Mónaco – Aleksandar Todorovic

El Principado de Mónaco puede ser definido por dos palabras: lujo y glamour. Es el segundo de los países más pequeños del mundo (ocupa menos de 2 km²) y está situado a orillas del mar Mediterráneo, en la Costa Azul francesa. Su densidad de población es bastante alta, ya que allí viven nada menos que 36.000 personas.

Mónaco es el lugar elegido por las celebridades, por los fanáticos de los deportes de motor, los jugadores más acérrimos y por aquellos que dejan sus yates en el elegante puerto deportivo.

3. Nauru

Nauru, uno de los países más pequeños del mundo
Nauru – Sean Kelleher / Flickr.com

Un destino casi desconocido del mapa de los turistas, se trata de una isla semiperdida en el océano Pacífico Central. Tiene una extensión de 21,3 km² y en ella viven cerca de 10.000 personas.

Nauru se independizó de Australia en 1968 y su infraestructura hotelera es bastante precaria. Además, no está demasiado comunicado con los países más cercanos y no cuenta con muchos recursos económicos. La bahía de Anibare, con sus arrecifes de coral, es el lugar más bonito de todo el país.

“Un viaje de miles de kilómetros empieza con un pequeño paso”.

-Lao Tse-

4. Tuvalu

tuvalu
Tuvalu – Tomoaki INABA / Flickr.com

Antiguamente se llamaban Islas Ellice y en total tienen una superficie de 26 km². Viven cerca de 12.000 personas y es un verdadero paraíso en pleno océano Pacífico, al oeste de Australia. Una de las principales actividades para hacer en nuestra estancia en Tuvalu es el buceo entre lagunas y arrecifes de coral que nos invitan a conocer la abundante fauna marina.

La mejor manera de recorrer las islas es en un bote. Te permitirá descubrir rincones impresionantes, incluyendo restos de buques de Estados Unidos que encallaron en la Segunda Guerra Mundial, cuando la isla era una colonia británica.

5. San Marino

San Marino, uno de los países más pequeños del mundo
San Marino – Vladimir Sazonov

Regresamos a Europa para visitar el quinto de los países más pequeños del mundo: la Serenísima República de San Marino que, con una superficie de 62 km², es el estado más antiguo del planeta (se fundó en el siglo IV).

San Marino está rodeado de territorio italiano como el Vaticano, sin embargo, mantiene su carácter propio. El Monte Titano es la postal típica de este país de fortificaciones medievales, calles empedradas y estrechas. Otro de los imperdibles es el Castillo de la Cesta o Fratta.

6. Liechtenstein

Liechtenstein, uno de los países más pequeños del mundo
Liechtenstein -Boris Stroujko

Este diminuto país de 160 km² está ubicado entre los Alpes Austríacos y Suizos y es un paraíso para los aficionados a los deportes de invierno, ya que cuenta con unas pistas de esquí y snowboard de infarto. Además, en verano llama la atención de los amantes del senderismo.

Tanto por sus servicios como por su infraestructura, Liechtenstein es de primera categoría y algo costoso. Ya que no tiene aeropuerto propio utiliza el de la vecina ciudad de Zúrich (para llegar a Vaduz, la capital hay que atravesar varios kilómetros por carretera).

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar