5 razones para visitar Mulhouse, en el corazón de Alsacia

Adrián Pérez 17 noviembre, 2017

La ciudad francesa de Mulhouse es uno de esos lugares inolvidables que quedarán grabados en tus recuerdos para siempre. Son muchas las razones para visitar esta preciosa localidad, pero te vamos a dar solo algunos. Acompáñanos en este recorrido y descubre todo lo que Mulhouse te puede enseñar, ¿nos vamos?

1. Mulhouse te propone un viaje en el tiempo

Casco antiguo de Mulhouse
Mulhouse – Jack Torcello / Flickr.com

Por su patrimonio, Mulhouse tiene el título de Ciudad de Arte y de Historia. Y es que sus tesoros son muchos. Aquí se pueden admirar vidrieras medievales, fachadas renacentistas, antiguas fábricas de ladrillo e interesantes museos.

Para comenzar la visita, nada mejor que hacerlo en la plaza de la Reunión, auténtico corazón de Mulhouse y una de las plazas de Alsacia más bonitas. En ella verás su peculiar ayuntamiento y coloridas casas que le dan una imagen muy peculiar. También verás la iglesia de Saint Etienne, si subes a su campanario disfrutarás de unas vistas espectaculares.

Otro de los grandes atractivos de la ciudad es el barrio conocido como “indu”. Es la representación de la industria textil que le permitió a la ciudad desarrollarse durante siglos. Se le conoce como indu, porque era aquí donde se fabricaban unos pañuelos estampados llamados “indios”.

2. Descubre las tradiciones de Alsacia

Ecomuseo de Alsacia en Mulhouse
Ecomuseo de Alsacia – Alain Rueff / Flickr.com

Uno de los museos más interesantes que podrás visitar está a unos kilómetros. Ubicado en Ungersheim, el Ecomuseo de Alsacia es un pueblo tradicional desmontado pieza a pieza y montado de nuevo en este lugar. 

Sus 70 construcciones típicas permiten descubrir la interesante historia de Alsacia. Además, aquí se exhiben no menos de 40.000 objetos de alto valor histórico y cultural, entre ellos una preciosa colección de carruseles.

3. Visita otros museos curiosos de Mulhouse

Museo del Automóvil de Mulhouse
Cité de l’Auto – pilot_micha / Flickr.com

Si hay algo que podrás encontrar en Mulhouse son los museos curiosos o insólitos, como la Cité de l’Auto y la Cité du Train, museos temáticos donde podrás observar 500 coches de todas las épocas en el caso del primero y las primeras locomotoras a vapor en el caso del segundo.

Sin duda alguna, uno de los museos imprescindibles por conocer es el Museo de la Impresión en Etoffes. Allí podrás conocer la historia de la ciudad a través de las prendas textiles. Otro interesante museo que te recomendamos visitar es el EDF Electropolis, donde podrás aprender más sobre la historia de la electricidad.

4. Conoce otros países a escasos 20 minutos

Bassilea en Suiza
Basilea – Francisco Conde Sánchez / commons.wikimedia.org

Mulhouse es una ciudad repleta de lugares interesantes, pero además de ello, tiene la enorme ventaja de estar a escasos 20 minutos de Alemania y de Suiza. Así que aprovecha este viaje y disfruta de las bellezas y lugares que estos dos países tienen para ti.

En el caso de Alemania, tan solo debes tomar un coche y en 20 minutos podrás disfrutar de hermosos paisajes y castillos de ensueño. Por otra parte, para visitar Suiza es necesario tomar el tren, pero también podrás cruzar la frontera en menos de media hora y llegar a Basilea, una ciudad preciosa con un casco antiguo que no tiene desperdicio.

5. Haz senderismo en la Selva Negra

Selva Negra en Alemania
SelvaNegra – Roman Boed / Flickr.com

Ya que te encuentras tan cerca de Alemania, no puedes dejar de conocer y recorrer la Selva Negra. Esta famosa selva bordea la frontera de Mulhouse y ofrece más de 23.000 kilómetros de rutas de senderismo.

Desde Mulhouse debes dirigirte hasta Friburgo y allí comenzar esta increíble aventura. La cumbre más alta de la selva tiene una altitud de 1493 metros. Además de ello, el paisaje que incluye bosques y macizos te encantará. Te recomendamos que para este recorrido contrates a un guía profesional, de esta manera podrás disfrutar del paseo con total seguridad.

“Una vez que has viajado, la travesía nunca termina, sino que es recreada una y otra vez a partir de vitrinas con recuerdos. La mente nunca puede desprenderse del viaje”.

-Pat Conroy-

Mulhouse es una increíble ciudad histórica que tiene mucho por ofrecer a sus visitantes. Más allá de sus curiosos museos, de su deliciosa gastronomía y de su extraordinario casco antiguo, también te da la posibilidad de conocer otros países como Alemania y Suiza. En definitiva, se trata de un destino completo e ideal para pasar unas vacaciones de ensueño. Y a ti, ¿te gustaría conocer esta asombrosa ciudad?

Te puede gustar