5 cosas que hay que ver y hacer en Roma

· 26 febrero, 2017

Un viaje a Roma es el viaje soñado por cualquier amante de la historia. Pero pasar unas vacaciones en Roma también son el sueño de los apasionados del arte, la buena gastronomía y el cine. Sin olvidar que Roma es el destino predilecto para muchos creyentes de todo el mundo.

¿Qué se puede hacer en Roma?

1. Viajar en el tiempo, a la Roma Imperial

Foro Romano
Foro Romano – Viacheslav Lopatin

Roma fue la capital del mundo en la Antigüedad y muchos de los restos de aquello todavía se pueden ver por la ciudad. Si bien, hay varios sitios que se convierten en una cita ineludible para los que quieran descubrir cómo era la vida en aquella Roma que hablaba latín.

Uno de esos lugares es el Foro, uno de los yacimientos arqueológicos más impactantes del mundo, ya que por aquí pasaron grandes personalidades que están en la base de nuestra civilización. Y el segundo lugar imprescindible es el Coliseo. Una vez dentro es imposible no fantasear con las luchas de gladiadores y espectáculos de lo más sangriento.

2. Paladear la gastronomía romana

Trastevere
Trastevere – Catarina Belova

Roma, al ser un lugar tan sumamente turístico, dispone de infinidad de restaurantes por toda la ciudad. Y aunque la calidad de la comida es sagrada para los italianos, lo cierto es que hay locales que prevalece el abuso al turista y la relación entre calidad y precio está bastante descompensada.

En fin, que antes de sentaros a comer en ningún sitio observar la clientela, o mejor, escucharla. Sin predominan los italianos, sentaros con tranquilidad. Un buen lugar para buscar ese restaurante soñado es el barrio de Trastevere. Allí es obligatorio tomar pasta,  y a ser posible a la carbonara, típica de aquí. Y también pedir alguna fritura con su famoso rebozo “alla romana”.

3. Para los amantes del arte

Fuente de los Cuatro Rios en Piazza Navona
Fuente de los Cuatro Rios, Piazza Navona – Ozerov Alexander

Si buscamos arte en Roma, lo podemos encontrar casi de cualquier época y también de cualquier disciplina artística: arquitectura, escultura, pintura… Os vamos a dar tres ejemplos completamente distintos. Uno sería la Plaza del Popolo, donde dos iglesias barrocas marcan la perspectiva de este lugar que es una inmensa obra de arte, de urbanismo y de fotogenia.

Ahora nos vamos a otra plaza, Piazza Navona. Aquí nos espera un museo de escultura al aire libre, en especial con la gran fuente de los Cuatro Ríos de Bernini. Y para acabar, toca hablar de un museo a cubierto. Es difícil elegir, así que os nombraremos dos. La Galería Borghese en el centro de Roma y los Museos Vaticanos, que como su propio nombre indica están en la Ciudad del Vaticano.

“Oh Roma! mi país! ciudad del alma!”

– Lor Byron –

4. Rezar en Roma

Basílica de San Pedro en el vaticano
Basílica de San Pedro, el Vaticano – Matteo Gabrieli

Si eres creyente, seguro que rezar es algo que llevas pensado hacer en tu próximo viaje a Roma. Desde luego, iglesias donde hacerlo no te van a faltar, con la Basílica de San Pedro al frente de todas ellas. No obstante, aunque no seas religioso ni pienses orar, te recomendamos entrar a algunos de estos templos.

No solo en San Pedro, con su inmenso repertorio artístico. También en otros lugares como  la Basílica de San Juan de Letrán, que te sorprenderá saber que en realidad es la catedral de Roma. O por qué no, a la Basílica de Santa María la Mayor, donde se guardan unos viejos mosaicos romanos del siglo V. Y desde luego acercaros a San Pietro in Vincoli para admirar el célebre Moisés de Miguel Ángel.

5. Alquilar una vespa en Roma

Fontana di Trevi - S.Borisov
Fontana di Trevi – S.Borisov

Ya hemos avisado que Roma es igualmente un destino fantástico para cinéfilos. Aquí se han rodado grandes películas, pero quizás dos destacan sobre el resto. Una sería La dolce vita, con su escena cargada de sensualidad en la Fontana de Trevi. Por cierto, que nadie intente imitar a los protagonistas de Fellini, la multa es considerable.

Y la otra película es Vacaciones en Roma, a cuyos actores, Gregory Peck y Audrey Hepburn puedes imitar si te atreves a alquilar una vespa y moverte entre el caótico tráfico romano. Un forma inolvidable de recorrer la capital italiana y pasar por muchos de los lugares que ya hemos nombrado y otros que os dejarán con una sonrisa permanente en la cara, como ocurre en ese film.