5 cosas imprescindibles que hay que hacer en París

Adrián Pérez 6 marzo, 2017

París es una de las capitales más espectaculares y encantadoras del mundo. La ciudad del amor está repleta de lugares y rincones por conocer y disfrutar. Acompáñanos en este recorrido y descubre junto a nosotros todas las cosas que podrás hacer en París, ciudad más romántica de Europa.

¿Qué hay que hacer en París?

1. Visitar la Torre Eiffel

Torre Eiffel en París
Torre Eiffel – Gurgen Bakhshetyan

Estar en París y no conocer la Torre Eiffel es casi imperdonable. La Torre Eiffel es el símbolo más conocido no solo de la ciudad, sino de toda Francia. Esta gigantesca estructura de hierro de 300 metros es uno de los monumentos más visitados de todo el mundo.

Más de siete millones de turistas visitan cada año la Torre Eiffel. Como dato curioso te comentamos que para llegar a la cima es necesario subir 1662 escalones. Sin embargo, las escaleras no están abiertas al público en todo su recorrido, por lo que es obligatorio subir en ascensor.

2. Descubrir las catacumbas de París

Catacumbas de París
Catacumbas de París – Viacheslav Lopatin / Shutterstock.com

Las catacumbas de París constituyen uno de los cementerios más estremecedores del mundo. A pesar de ello, es uno de los lugares más visitados por turistas que llegan a París.  Un lugar curioso e interesante, aunque no recomendable para personas fácilmente impresionables.

Estas catacumbas son una red de 300 kilómetros de túneles de unas minas de piedra caliza construidas durante la era romana. Fue a finales del siglo XVIII cuando se transformaron en un cementerio, al trasladar aquí los cuerpos que reposaban en los camposantos de la ciudad.

Aunque esta red de túneles es gigantesca, solo el 0,05% es el área que está abierta al público de forma oficial. Sin embargo, hay aventureros que acceden de forma ilegal a parte de este laberinto de tumbas búscando experiencias paranormales.

3. Visitar el Museo del Louvre

Museo del Louvre en París
Museo del Louvre – maziarz

El Museo del Louvre es uno de los más importantes y famosos del mundo. Guarda alrededor de 445.000 piezas provenientes de diversos artistas y civilizaciones. De esa gigantesca muestra, 35.000 están expuestas al público, no solo cuadros y esculturas, también mobiliario y objetos de artes decorativas.

Es probable que necesites más de un día para poder conocer este impresionante museo. En el Louvre encontrarás algunas de las obras de arte más famosas de todos los tiempos, como por ejemplo La Gioconda de Leonardo Da Vinci o la impresionante Victoria de Samotracia.

4. Maravillarse ante la Ópera Garnier

Fachada de la Ópera Garnier de París
Ópera Garnier – abadesign

La Ópera Garnier constituye una de las edificaciones más emblemáticas y hermosas que hay en París. Fue Napoleón III quien ordenó la construcción de este recinto, de cuyo diseño se encargó el arquitecto  Charles Garnier.

Todo el edificio es un derroche de lujo y elegancia. Su fachada es magnífica, con dos plantas, un bello friso en la parte superior y una cúpula. El interior no le desmerece, es pura ostentación, muy del gusto de la época en la que se construyó el edificio, segunda mitad del XIX.

5. Pasear por el Parque Monceau

Parque Monceau en París
Parque Monceau – Pics Factory

Uno de los lugares menos conocidos pero que no puedes dejar de visitar es el parque urbano Monceau. Está ubicado en el Distrito VIII y representa un oasis en el medio de la ciudad. Se construyó en el año 1778 y posee un extenso terreno que sobrepasa los 82.000 metros cuadrados.

En un principio este parque fue bautizado con el nombre de “Las locuras de Chartres”. ¿El motivo? El duque Chartres ordenó la construcción de pequeñas réplicas de algunas de las construcciones más importantes del mundo, tales como un molino holandés, una pirámide egipcia o un castillo gótico, entre otras. Lamentablemente en la actualidad tan solo se conserva la famosa naumaquia y una pirámide.

“El mundo es un libro y aquellos que no viajan solo leen una página.”

– San Agustín –

París es una ciudad que resplandece y enamora a todo aquel que la visita. Cada lugar y rincón posee un magnetismo único y muy especial. Como ves, en París hay mucho que ver y que hacer, dentro y fuera de los circuitos turísticos, ¿por dónde empezarías?

Te puede gustar