5 actividades para hacer en tu viaje a la Costa Azul

Cristina Blanco 19 noviembre, 2017

La Costa Azul es la zona del sureste de Francia bañada por el mar Mediterráneo. Es un conjunto de pueblos de gran importancia por numerosas razones: turismo, cultura, administración, etc. Fue lugar de vacaciones de las clases altas del norte de Europa y hoy en día es un centro turístico incuestionable. ¿Te apetece saber qué es lo que podrías hacer allí? ¡Conoce los mejores planes para tu viaje a la Costa Azul!

La Costa Azul, el destino predilecto por los turistas

Mónaco en la Costa Azul
Mónaco – Sandrine Néel / Flickr.com

Cada año, la Costa Azul recibe miles de turistas deseando conocer lugares como Montecarlo, Marsella, Cannes y Niza, entre otros. Por tanto, la también denominada Ribera Francesa es un destino ideal para todos aquellos que aman viajar.

Para organizar la visita, lo mejor es recorrer la zona en coche. Sin duda alguna, es la mejor forma de poder disfrutar de cada rincón. Gastronomía, buen tiempo, ambiente, pero a la vez calma y sosiego… son muchas opciones de las que disfrutar en un viaje a la Costa Azul.

Qué hacer en un viaje a la Costa Azul

A continuación, te presentamos diversas opciones de planes que puedes organizar durante tu estancia en esta preciosa región francesa:

1. Visita el museo de Picasso en Antibes

Museo Picasso, una de las opciones en un viaje a la Costa Azul
Museo Picasso, Antibes – Metro Centric / Flickr.com

Antibes es uno de los destinos más tranquilos de la Costa Azul, en parte por ser un pequeño pueblo costero. Aun así, es un lugar repleto de historia, con un casco antiguo envidiable, con calles empedradas y un trato muy cercano al turista.

En concreto, una de las visitas recomendadas es el Museo de Picasso, autor del Guernica y de estilo cubista. El museo se encuentra sobre un castillo levantado en el siglo XII, que en el año 1924 fue rehabilitado como lugar de exposiciones.

En el año 1946 se le ofreció al pintor el castillo para que instalase en él su taller, y el pintor no solo lo aceptó, sino que creó diferentes obras que decoraron el palacio. Durante tu visita, podrás admirar obras como La cabra y La Danse sur la Plage.

2. Un paseo por el casco antiguo de Niza

Niza, visita en un viaje a la Costa Azul
Niza – Rob / Flickr.com

Niza es una de las ciudades más importantes de la región y del país. Tiene el aeropuerto más grande de la Costa Azul, así que es el principal punto de entrada de turistas. Su centro histórico está comprendido por multitud de estrechas callejuelas que unen importantes monumentos. Algunos destacados son la Plaza Massena, la catedral de Santa Reparata, la basílica de Notre-Dame o el palacio Lascaris.

No obstante, hay más lugares que merecen la pena ser visitados, como el paseo marítimo, el paseo del Arte, donde se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo y Moderno, y la Colina del Castillo. Niza es, por tanto, parada obligatoria en un viaje a la Costa Azul.

3. Un vistazo a los lujos de Montecarlo

Montecarlo en la Costa Azul
Montecarlo – mauro / Flickr.com

La capital del Principado de Mónaco, Montecarlo, es considerada la gran capital del lujo de la Costa Azul. Es un lugar turístico de alto nivel, en parte por sus hoteles y restaurantes de lujo, joyerías, relojerías y casinos.

Aun así, hay muchas atracciones turísticas que visitar, como el Palacio de los Príncipes de Mónaco. Es el lugar oficial de residencia del Príncipe de Mónaco. Cada día, cinco minutos antes de mediodía tiene lugar el cambio de guardia, algo muy interesante. Junto a esto, está la catedral neorrománica de San Nicolás, el puerto, la Plaza de las Armas y la Plaza del Casino de Montecarlo.

4. Conoce el barrio Le Suquet de Cannes

Le Suqet en Cannes, Costa Azul
Le Suquet, Cannes – Bex Walton / Flickr.com

Cannes es otro popular destino de la Costa Azul, en parte porque en él tiene lugar uno de los festivales de cine más importantes de la industria.

Una de las joyas de la ciudad es el barrio le Suquet, el núcleo principal donde se asienta la población. Se localiza en una colina de empinadas cuestas comprendida por callejones y rincones con encanto. Se trata de un lugar tranquilo donde descansar del bullicio del paseo marítimo de Cannes, La Croissete, y relajarse conociendo este lugar tan entrañable.

5. Un baño en la calanque d’En-Vau, cerca de Marsella

Calanque d'En Vau en la Costa Azul
Calanque D’En Vau – Thibault Houspic / Flickr.com

Terminamos nuestra recomendación hablando de, cómo no, ¡lugares de playa! Como es obvio, ¿quién no quiere disfrutar de un bañito refrescante en las orillas del Mediterráneo?

La calanque d’En-Vau se encuentra en la localidad de Cassis, un pequeño pueblo situado a pocos kilómetros de Marsella. Se encuentra rodeada de magníficos acantilados y es un lugar tranquilo e ideal para bañarse rodeado de las mejores vistas. Sus aguas son azul turquesa y transparente, ¡ideales!

Para llegar a esta playa tienes dos opciones: o bien a través de un barco o a pie, aunque la ruta dura aproximadamente una hora. No obstante, el viaje ten por seguro que merecerá la pena.

“El turista no sabe dónde ha estado. El viajero no sabe dónde irá.”

-Paul Theroux-

Por supuesto, estas son solo algunas propuestas de las que puedes disfrutar en tu viaje a la Costa Azul. Está claro que todo dependerá de tu presupuesto y del tiempo que vayas a estar allí, pero ten por seguro que la zona que tiene muchas posibilidades.

Un baño en la playa, una cena en un restaurante de lujo, un paseo por el casco histórico o visitar un museo, son algunas de las propuestas que te ofrecemos. Aunque ya lo sabes, todo dependerá de ti. También puedes conocer otros lugares como Marsella, Menton, Saint-Tropez o Saint-Raphael. Anímate, ¡los pueblos franceses te esperan!

Te puede gustar