4 cosas que hacer en Barbate, una preciosa localidad gaditana

Barbate es un bonito pueblo de Cádiz con una gran tradición pesquera. Es famoso, entre otras cosas, por albergar el cabo de Trafalgar, monumento natural y testigo de una de las batallas más famosas de la historia de España. Aunque de Barbate también destacan sus playas y su gastronomía. Todo ello entra dentro de los mejores planes que ofrece y que te descubrimos a continuación.

1. Conocer la parte más histórica de Barbate

El término municipal al que pertenece Barbate posee vestigios arquitectónicos muy antiguos. Por ejemplo, hay que ver los restos del castillo de las Almadrabas, construido en el siglo XV como una edificación con características militares. En él se resguardaban los materiales de la almadraba de los ataques de los piratas.

Torre del Tajo en Barbate
Torre del Tajo – Angelo D’Amico

Nos desplazamos hasta el Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate. Allí, y al borde de un acantilado, se alza la torre del Tajo, que data del siglo XVI. Tiene forma de tronco de cono y una altura superior a los trece metros. En su interior alberga una escalera de caracol que conduce a una azotea con garita en forma de herradura.

Muy cerca del monumento anterior se encuentra el cabo Trafalgar, donde se asienta el faro del mismo nombre. También verás la torre de Trafalgar, igual de antigua que la del Tajo y también con función defensiva. La torre de Trafalgar está a día de hoy derruida en parte, aún así se pueden apreciar la planta cuadrada y el plinto ataludado sobre los que se eleva.

La última parada por este viaje al pasado nos lleva hasta los restos de la ermita de San Ambrosio, situada en la entidad de población que le da nombre. El monumento, cuyo origen se remonta al siglo VII, es de origen visigótico y paleocristiano y sufrió varias transformaciones durante la Edad Media. Su importancia es tal que está declarado Bien de Interés Cultural.

2. Visitar el Parque Natural de La Breña y Marismas del Barbate

Pinar de Barbate
Pinar de Barbate – los caminos de Málaga / Flickr.com

Dicho parque comprende las dunas de Barbate y las Breñas alta y baja, así como una franja marina y la marisma del río, punto de descanso para las aves en su ruta migratoria entre Europa y África. Las zonas protegidas abarcan unas 5.000 hectáreas e incluyen auténticas joyas naturales, como el acantilado del Tajo. Una buena forma de contemplarlo es a través de un paseo en barco desde el puerto de Barbate.

El parque también abarca un pinar, que constituye un buen ejemplo de bosque y matorral mediterráneo. Asimismo, el árbol característico es el pino piñonero, aunque existen otras especies vegetales como el eucalipto o la sabina. Como no podía ser de otra manera, la combinación de olores, tanto en días lluviosos como en épocas calurosas, es intensa y peculiar.

3. Ir a la playa

Caños de Meca – ANDARA RUTAS / Flickr.com

Barbate tiene una temperatura agradable durante prácticamente todo el año, por lo que invita a los turistas a ir a la playa. Estos tienen donde elegir, pues el municipio cuenta con 25 kilómetros de costa, que se extiende hasta el cabo de Gracia, ya en Tarifa. A lo largo de la misma se suceden el cabo de Trafalgar, los acantilados de La Breña y varias playas.

Las playas de Barbate son ocho en total: la de Mangueta y Zahora; los Caños de Meca, ideal para los practicantes de windsurf o kitesurf; Hierbabuena, Nuestra Señora del Carmen, Cañillos, Pajares y Zahara de los Atunes. Todas ellas forman un manto de arena fina dorada que va desde el oeste al este del litoral de Barbate con una incursión al mar, el tómbolo de Trafalgar. 

“El final del viaje no es el destino, sino los contratiempos y recuerdos que se crean en el camino.”

-Penelope Riley-

4. Disfrutar de la gastronomía típica de la zona

Barcos en Barbate
Barbate- ajcabeza

Al tratarse de un pueblo marinero, no podían faltar los platos a base de pescado, como los calamares o los boquerones, aunque destaca especialmente el atún rojo de almadraba. Y es que Barbate es uno de los principales productores de mojama junto a Isla Cristina, en Huelva. Además, el atún es protagonista de diversas elaboraciones propias de la zona.

Otro plato típico de Barbate es el rabo de toro, siendo su secreto el guisarse a fuego lento después de dorarlo en aceite y haciéndole un refrito con varias verduras. También debes probar el cazón en amarillo, las papas guisas con bacalao o el tonino en salsa de cebolla, un plato sencillo pero que hace las delicias de todos aquellos que lo prueban.

Fotografía de portada: Diputación de Cádiz

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar