3 lugares espectaculares que tienes que visitar

Adrián Pérez 5 octubre, 2015

El mundo es un lugar impresionante donde se pueden divisar lugares espectaculares, rincones asombrosos que el hombre jamás pensaría que existiesen. Esos rincones, moldeados quizás por la mano del Universo, son tan majestuosos que deberían ser visitados por cada ser humano antes de morir.

1. La Estructura de Richat (El Ojo del Sahara), Mauritania

Estructura de Richat en el Sahara
Estructura de Richat, Mauritania – Stuart Rankin / Flickr

Este accidente geográfico se encuentra en el borde occidental del desierto del Sahara, en concreto en Mauritania. Este lugar fue descubierto en 1965 por los tripulantes de la misión Genini 4 de la NASA James McDivit y Edward White.

Este espectacular y asombroso lugar tiene nada menos que con 50 kilómetros de diámetro, por lo que la mejor manera de apreciarlo es desde el espacio.

Perspectiva del Ojo del Sahara
Estructura de Richat, Mauritania – Stuart Rankin / Flickr

Muchas teorías se ciernen en torno a esta estructura. La leyenda más popular explica que esta formación se creó debido al impacto de un meteorito. Sin embargo, esta teoría fue descartada, ya que se encontraron rocas de periodos como el Proterozoico, el Cretácico y el Ordovícico.

Existen otro tipo de teorías mucho más fantasiosas, aquellas que cuentan que es obra de extraterrestres. Teorías que casi se pueden entender viendo este lugar único en el mundo, con sus vivaces colores semejantes a la estructura de un ojo. Un lugar, el Ojo del Sahara, que representa uno de los grandes misterios de la Humanidad.

2. El Salar de Uyuni, Bolivia

Salar de Uyuni
Salar de Uyuni, Bolivia – oscarwcastillo / Pixabai.com

Este desierto de sal es el más grande del planeta y su superficie se asemeja a un gran espejo. Cuenta con unos 10.600 kilómetros cuadrados y se localiza a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Visitar este lugar en época de lluvia es como pisar el cielo, de hecho su superficie se llega a confundir con el horizonte, creando un paisaje mágico que nadie que visite este rincón puede vitar fotografiar una y otra vez.

Reflejos en el Salar de Uyuni
Salar de Uyuni, Bolivia – Carlos Adampol Galindo / Flickr.com

Este lugar está formado por aproximadamente 11 capas de sal y estas, a su vez, presentan un espesor de entre 2 y 10 metros. Se calcula que la cantidad de sal que hay en Uyuni puede alcanzar los 64 millones de toneladas.

Un salar tiene su origen en el momento que diversos lagos que provenían de tiempos prehistóricos se unieron en uno solo y que es una de las reservas de litio más importantes del mundo.

“Si yo pudiera coger el mundo

igual que un niño una pompa,

le seguiría con la mirada

y cuidaría su existencia.”

-Ramiro Pinto-

3. Cuevas de Waitomo, Nueva Zelanda

Cuevas de Waitomo
Cuevas de Waitomo, Nueva Zalanda – Karora / commons.wikimedia.org

Las Cuevas de Waitomo son laberintos interconectados de forma subterránea. Se encuentran al norte de Nueva Zelanda y son denominadas por sus habitantes como Arachnocampa luminosa. Una cuevas de piedra calcárea fascinantes con 3 niveles que están abiertos al público y recibe visitas desde hace más de 100 años.

Lo que hace a estas cuevas tan particulares es una especie de mosquito que habita en ellas. Se llama Glowworm y proviene de un grupo de insectos tipo larvas que cuentan con bioluminiscencia.

Cuevas de Waitomo
Cuevas de Waitomo, Nueva Zelanda – Madeleine Deaton / flickr.com

Estos insectos crean un fantástico e increíble espectáculo luminoso dentro de las cuevas. Y no podrás verlo en otro lugar, porque estos mosquitos solo se crían en esta zona específica de Nueva Zelanda. El color luminoso que emiten las larvas dentro de las Cuevas de Waitomo es de un azul verdoso.

Son tres lugares espectaculares, increíbles, tres lugares que parecen sacados de otro planeta pero que podemos disfrutar en este.

Te puede gustar