10 rincones escondidos de Marsella

Marsella es hoy en día una de las ciudades más bonitas de toda Francia. Sin embargo, sigue siendo una gran desconocida para miles de viajeros, que piensan en ella como un lugar de playa en plena Costa Azul.

No obstante, este milenario enclave ha recibido influencias culturales durante más de 25 siglos, pues fue fundada por los griegos gracias a su fantástica posición marítima para el comercio. Desde entonces, hay mucha historia en sus calles y edificios y aquí visitamos algunos de los más desconocidos.

Descubre Marsella

1. Castillo de Borèly

Dentro de la ciudad de Marsella es muy famoso el puerto viejo y la famosa catedral. Sin embargo, hay otras zonas que llamarán poderosamente la atención del viajero, como puede ser el castillo de Borèly. Un viejo lugar que acoge todo tipo de exposiciones de pintura y puede ser visitado cualquier día de la semana.

2. Playas y calas de Cassis y de Marsella

Las Calanques en Marsella
Las Calanques – Samuel Borges Photography

A poca distancia del Vieux Port, el puerto de Marsella, encontramos Cassis, un lugar privilegiado de la Costa Azul en el que disfrutar de unas calas realmente bonitas y paradisíacas.

Si tienes la oportunidad de disfrutarlas y recorrerlas en barco, tanto mejor, porque observarás todo su esplendor natural. Las Calanques o Ratonneau son de una belleza espectacular.

3. Castillo de la isla de If

Castillo de If en Marsella
Castillo de If – Boris Stroujko

Sin lugar a dudas, uno de los rincones más espectaculares y bonitos de Marsella es el castillo de la isla de If. Este lugar inspiró al mismísmo Alejandro Dumas para su popular novela El Conde de Montecristo. Y no es de extrañar, ya que es una visión impresionante y una fortaleza que quitará la respiración a más de uno.

4. El Museo de Arqueología Mediterránea

Pocas ciudades pueden decir que tienen el privilegio de contar con un Museo de Arqueología Mediterránea. En este magnífico lugar donde perderse, la colección de objetos pertenecientes a las civilizaciones que han poblado el Mare Nostrum, como lo bautizaron los romanos, es inmensa. Disfruta del Antiguo Egipto, las polis griegas y todo cuanto está relacionado con la historia de este viejo mar.

5. Gruta Cosquer

Decíamos antes que Marsella fue fundada por los griegos hace ya un buen número de siglos. Sin embargo, entre sus rincones más escondidos podemos encontrar vestigios mucho más antiguos, pertenecientes al paleolítico.

Ubicada en la zona este de la ciudad, en la Triperie, la gruta Cosquer alberga pinturas prehistóricas entres sus paredes cavernarias submarinas. Es verdaderamente impresionante.

6. Observatorio de Marsella

Como colonia griega y romana que fue, en Marsella no se ha perdido la pasión por los cielos y las estrellas. Ejemplo de ello es el Observatorio, un lugar tranquilo y apartado de la ciudad desde el que podrás vislumbrar los planetas y astros más brillantes de nuestro universo.

7. Museo de la Legión Extranjera Francesa

Motivo de orgullo para muchos franceses, el Museo de la Legión Extranjera en Marsella recoge todo tipo de recuerdos de este cuerpo, que ha recorrido decenas de países a lo largo de su historia, y que hoy se pueden ver en un lugar único y poco conocido de la ciudad.

8. Vieux Port de Marsella

Puerto Viejo de Marsella
Puerto Viejo de Marsella – fototehnik

El Vieux Port, o Puerto Viejo de Marsella, es un lugar de gran fama dentro de la población. De hecho, es muy concurrido por los turistas. Sin embargo, si consigues salir de su zona más comercial, llena de comercios y cafeterías, puedes descubrir un lugar único, singular y muy desconocido para el gran público. Recórrelo de principio a fin y encuentra todos sus secretos y rincones ocultos.

9. Museo de la Moda

Pese a que la gran fama de la moda francesa la tiene la capital, París, también en Marsella hay un singular museo en la calle La Canebière, con un excelente remanente de piezas, que superan las 6.000, pertenecientes a firmas tan célebres como Dior o Chanel.

“Para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente.”

-Coco Chanel-

10. Abadía de Saint-Victor

Desde hace muchos años permanece en pie y uso la Abadía de Saint-Victor. Un lugar de verdadero peregrinaje de los católicos franceses, pues por su antigüedad y simbolismo, se ha convertido en un centro vital de la ciudad, pero muy desconocido para el viajero. Aquí puedes disfrutar de maravillosos conciertos de música sacra o degustar una decoración y arquitectura increíbles.

¿Qué te parece este pequeño viaje por algunos rincones de Marsella? ¿Estás dispuesto a coger tu maleta y marchar hasta esta fantástica ciudad francesa? Pues prepárate, porque esto es solo el principio comparado con lo que te espera en esta fantástica población milenaria.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar