10 lugares de España para perderse en otoño

· 1 octubre, 2017

Cuando el frío anuncia su llegada, la naturaleza, poco a poco, va cambiando. El verde da paso a los ocres, los naranjas, amarillos y rojizos. Una paleta de colores maravillosa y fascinante que se puede disfrutar en muchos rincones de la geografía española. Recorremos algunos de esos paisajes que invitan a perderse en otoño, a admirarlos con calma y a dejarse llevar por la magia que los envuelve.

1. Selva de Irati, Navarra

Selva de Irati en Navarra, un lugar para perderse en otoño
Selva de Irati, Navarra – holbox

Fascinante. Casi imposible describir la belleza de este lugar cuando comienzan a llegar los primeros fríos. La alfombra roja de las hojas caídas contrasta con el verde del musgo que cubre los troncos. Uno de los hayedos más grandes de Europa y, sin, duda, también uno de los más fotogénicos.

2. Bosque de Muniellos, Asturias

Bosque de Miniellos perfecto para perderse en otoño
Muniellos – StockPhotoAstur

Es el mayor robledal de España. Los colores otoñales hacen que las leyendas que oculta parezca que vayan a hacerse realidad ante nuestros ojos. Ocres y amarillos protagonizan un paisaje mágico. Un lugar para perderse en otoño y olvidarse absolutamente de todo ¿No crees?

3. Parque Nacional de Ordesa, Huesca

Odesa, lugar perfecto para perderse en otoño
Parque Nacional de Ordesa – holbox

El Pirineo es maravilloso en cualquier época, pero los colores del otoño le dan una imagen espectacular y Ordesa es el ejemplo. Pocas imágenes hay más hermosas que la del contraste entre el intenso azul de sus arroyos y sus cascadas y el ocre de los árboles que acompañan su recorrido.

4. Hayedo Tejera Negra, Guadalajara

Hayedo de Tejera Negra en otoño
Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara – Jose Ignacio Soto

El hayedo más meridional de Europa es un auténtico deleite para la vista cuando el otoño empieza a hacer de las suyas. Un lugar para ponerse las botas de montaña y caminar durante horas sin cansarse de admirar la belleza de un rincón donde la naturaleza muestra su cara más hermosa.

5. Parque Natural de Gorbea, Álava y Vizcaya

Parque Natural Gorbea en otoño
Parque Natural Gorbea -Rafa Irusta

Hayas, robles, sauces y álamos, entre otras especies vegetales, compiten aquí por crear uno de los paisajes más bonitos del otoño. Su extraordinaria variedad cromática te seducirá sin remedio. No podrás parar de hacer fotos, ¡seguro!

6. Castañar de El Tiemblo, Ávila

Castañar de El Tiemblo,perfecto para perderse en otoño
Castañar de El Tiemblo – Jonybraker / Flickr.com

Escondido en la sierra de Gredos encontramos este rincón en el que el otoño crea una increíble estampa en la que el verde da paso a todas las tonalidades de amarillo y naranja imaginables. Un lugar perfecto para disfrutar de esos días de octubre en los que las temperaturas aún acompañan.

7. Viñedos, La Rioja

La Rioja en otoño
La Rioja – Benjamin Marin Rubio

Cuando las vides han dado su fruto comienzan a cambiar y poco a poco sus hojas adquieren esos tonos característicos del otoño. Ver las interminables extensiones de viñedos de La Rioja convertidas en un lienzo multicolor es todo un espectáculo.

8. Fragas do Eume, A Coruña

Fragas do Eume en otoño
Fragas do Eume – Munimara

Es uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Denso y hermoso, en otoño es, sencillamente, espectacular. Robles, castaños, abedules, alisos, fresnos, tejos y un sinfín de especie más invitan a perderse por sus caminos y senderos.

9. Laguna Negra, Soria

LAguna Negra en otoño
Laguna Negra – apetitu / Flickr.com

Un hermoso y multicolor tapiz cubre los alrededores de la Laguna Negra durante el otoño. Momento ideal para dejarse seducir por todas las historias que encierra la laguna y para disfrutar de uno de los rincones más bellos de la provincia de Soria. Eso sí, conviene abrigarse bien.

10. Fageda d’en Jorda, Girona

Fageda d'em Jordá, lugar para perderse en otoño
Fageda d’en Jorda – Miquel Bohigas Costabella / Flickr.com

La zona volcánica de la Garrotxa esconde este precioso rincón, ideal para perderse en otoño entre hayas. Una mezcla perfecta de verdes, rojizos, ocres y amarillos te dejará sin respiración. Y hay muchas rutas para disfrutarlo.