Zafra, toda una sorpresa en el corazón de Badajoz

· 15 enero, 2017

Zafra es una pequeña localidad extremeña llena de encanto e historia. Esta ciudad sabe conjugar perfectamente su patrimonio histórico y el encanto especial de sus calles con su faceta de ciudad industrial y de servicios. Todo con el objetivo de hacer sentir a sus visitantes como en casa y que tengan muchas razones para regresar. Nos vamos a Zafra, a prendarnos de la “Sevilla Chica”. ¿Nos acompañas?

Zafra, una encantadora ciudad extremeña

Zafra se encuentra al sur de Extremadura, en la provincia de Badajoz. Está situada a 508 metros de altitud en la comarca Zafra Río Bodión, en un llano al pie de las escarpaduras rocosas de la sierra de Castellar.

Tiene un origen prerromano y su primitivo nombre romano fue Restituta Julia. Estuvo bajo el dominio árabe desde el siglo XI hasta el año 1241, año en el que Fernando III el Santo reconquistaría la ciudad.

Palacio de los Duques de Feria en Zafra
Palacio de los Duques de Feria – chiqui

Fue el lugar de residencia de los Duques de Feria, quienes forjaron parte de su historia. Tuvo un gran esplendor gracias a las ferias y mercados de ganado que se realizaban periódicamente. Y también su posición geográfica ayudó a consolidarse económicamente, al estar en plena Vía de la Plata.

Hoy en día, la parte antigua de la ciudad llama la atención con sus calles estrechas, que forman un singular entramado. Está delimitado por una muralla circular de origen árabe que fue reconstruida en el siglo XV. De esta muralla aún pueden observarse las puertas del Cubo y de Jerez.

“Un viajero sabio nunca desprecia a su propio país.”

– William Hazlitt –

Qué ver en Zafra

1. Convento de Santa Clara

Convento de Santa Clara de Zafra
Convento de Santa Clara – fotosmak /Flickr.com

Este convento es actualmente un museo que expone la historia de la ciudad y de las monjas clarisas, qe lo habitaron desde su fundación. Su nombre oficial es Monasterio de Santa María del Valle y fue fundado en 1423 por el primer señor de Feria, Gómez Suárez de Figueroa. En el convento se encuentran sus restos en un sepulcro de alabastro gótico.

El conjunto de sus edificios fue intervenido desde el siglo XV hasta el siglo XVIII. La iglesia cuenta con una planta rectangular, de una sola nave. Además tiene una capilla mayor, una sacristía, la capilla funeraria de los Duques de Feria, el coro de las monjas y dos pórticos, uno clasicista y otro mudéjar.

2. Alcázar de Zafra

Alcázar de Zafra
Alcázar de Zafra – holbox

El Alcázar de Zafra es el actual Parador de Turismo de Zafra. Fue construido en 1437 por Don Lorenzo Suárez de Figueroa. Se trata de una construcción almenada, con una planta rectangular, en la que destaca su torre del homenaje.

A la vista presenta un aspecto de fortaleza, sin embargo, su interior tiene una apariencia y elegancia palaciega. Cuenta con un patio central con un claustro renacentista, realizado por Juan de Herrera. En sus estancias destaca el artesonado de la cúpula gótico-mudéjar que cubre la capilla y la Sala Dorada, con influencias árabes.

3. Plaza Chica y Plaza Grande

Plaza Chica de Zafra
Plaza Chica – holbox

Estas plazas porticadas son dos de los lugares más emblemáticos de Zafra. En esta zona se instalaban los comerciantes para ofrecer productos y mercaderías. Recorrer estos lugares hace fácil imaginar como era la vida cotidiana en Zafra siglos atrás.

La Plaza Chica es la más antigua. Se encuentra unida a la Plaza Grande por el Arquillo del Pan, donde se halla la imagen de la Virgen de la Esperancita. También encontramos la famosa Vara de Zafra, referencia de medidas para los antiguos comerciantes.

Asimismo, se pueden encontrar numerosos bares y restaurantes, donde se puede degustar la magnífica gastronomía de la zona. Desde la Plaza Grande, se puede llegar hasta la calle Sevilla, una calle muy comercial donde se puede comprar de todo. La calle Sevilla, desemboca en la Plaza de España, una de las más modernas de la localidad.

4. Iglesia de la Candelaria

Iglesia de la Candelaria de Zafra
Iglesia de la Candelaria – Alberto / Flcikr.com

La iglesia de la Candelaria es una espectacular construcción de estilo gótico que data de mediados del siglo XVI. Llegó a ser colegiata a partir de 1609 y su diseño parece estar entre una iglesia y una fortificación defensiva.

En su interior destaca su órgano, el retablo mayor y obras de Zurbarán y Churriguera. Muy cerca se encuentra el Ayuntamiento de Zafra, un edificio que, aunque su fachada no tiene especial interés, cuenta con un patio que bien vale la pena visitar.

Así es Zafra, una encantadora ciudad extremeña con mucha historia y muchos encantos que no puedes dejar de conocer.