Yenidze: uno de los edificios más singulares de Dresde

Patricia Hernández · 24 junio, 2019
Un fabuloso edificio de estética árabe en una ciudad barroca. Yenidze es una de las construcciones más sorprendentes de Dresde.

Yenidze es uno de los edificios más singulares y especiales de Dresde por la espectacularidad de su arquitectura. Y es que sus elementos musulmanes contrastan, como veremos, con el estilo del resto de construcciones de esta ciudad alemana. ¿Quieres saber más? Si es así, sigue leyendo, vas a descubrir un lugar muy especial.

La historia de Yenidze

Cúpula de Yenidze
Cúpula de Yenidze – Inga Klas / Flickr.com

Este singular edificio es un diseño del arquitecto Martin Hammitzsh. Se construyó entre los años 1908 y 1909 para alojar una fábrica de una marca de tabaco, que dio nombre al edificio y que se caracterizaba por su suavidad y aroma. Como curiosidad, el nombre de ‘Yenidze’ proviene de una zona de cultivo de tabaco situada en la parte griega de Macedonia.

Asimismo, desde que su propietario, el empresario Hugo Zietz, vendió la fábrica de tabaco en 1924, el edificio tuvo diversos dueños. Así por ejemplo, la compañía VEB Importtabak lo utilizó para almacenar tabaco crudo y suministrar dicha materia prima a la industria tabacalera de la República Democrática Alemana.

Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio sufrió graves daños. Los trabajos que se llevaron a cabo para reconstruirlo se reflejan en la película El carburo y la acedera, una comedia estrenada en diciembre de 1963, dirigida por Frank Beyer y protagonizada por Erwin Geschonneck.

El edificio Yenidze se restauró en 1996. Desde entonces, en lo alto del edificio –en su cúpula vidriada– se puede encontrar un restaurante desde el que podrás disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad de Dresde. También hay un espacio teatral y, además, el edificio alberga diversas oficinas.

Características de Yenidze

Acceso a la fábrica
Puerta de acceso – Phil Beard / Flickr.com

Yenidze destaca por su aspecto externo. Se trata de un edificio que se asemeja a una mezquita, y sus torres parecen minaretes. Tiene su explicación: cuando se construyó, la compañía de importación de tabaco estaba bajo dirección turca, por ello, se quiso levantar un edificio con elementos ornamentales típicos de Oriente Próximo.

La construcción contrasta notablemente con los edificios históricos de Dresde, la mayoría de los cuales son de estilo barroco. Una diferencia de estilos que, en un primer momento, supuso el rechazo de algunos de los habitantes de la ciudad.

Ahondando más en su arquitectura, esta presenta elementos de diseño morisco y art nouveauEn su acceso destacan los pilares y la mampostería de aires árabes. Pero si hay algo que llama la atención es el frontal, en el que se mezclan el granito, el ladrillo, el yeso pintado y el concreto de colores. Y todo adornado con incrustaciones de mosaicos.

Por supuesto, hay que mencionar la fabulosa cúpula acristalada. Era bajo ella donde se situaban las zonas de esparcimiento para los empleados de la antigua fábrica de tabacos.

Qué más ver en Dresde

Vista de la terraza de Brühl en Dresde
Terraza de Brühl

Además del edificio Yenidze, en Dresde hay que disfrutar de sus monumentos, empezando por la catedral de la Santísima Trinidad o Hofkirche, de grandes dimensiones y edificada en piedra arenisca. Del mismo material son las 78 figuras de santos de más de tres metros de altura que la adornan.

De Hofkirche nos trasladamos a la terraza de Brühl, un fabuloso conjunto arquitectónico que se extiende a lo largo de la orilla del Elba. Algunas de las partes de las que consta son el edificio de la Academia de las Artes Gráficas, el museo Albertinum, el monumento a Johann Friedrich Böttger o la fuente del Delfín.

Igual de interesante es el Palacio Real de Dresde, una de las construcciones más antiguas de la ciudad alemana y residencia durante años de los reyes de Sajonia. También lo son la Ópera Semper, una auténtica joya del mundo teatral; o la Frauenkirche, una espectacular iglesia barroca que se rige por el culto luterano.

Hay muchos más atractivos: Zwinger, un palacio barroco que data del año 1711 y que destaca por su gran plaza central, con un jardín y varias fuentes; Fürstenzug, el mural de porcelana más grande del mundo; Pfunds Molkerei, una lechería de gran belleza; o Kunsthofpassage, un pasaje con fachadas originales.

A estas alturas ya habrás podido comprobar que Dresde ofrece numerosas posibilidades turísticas, empezando por conocer una de sus construcciones más singulares. Yenidze nos permite trasladarnos a Oriente Próximo sin salir de Alemania.

  • Kunze, D. (2000). The Yenidze tobacco and cigarette factory in Dresden. REVIVAL OF DRESDEN.