Yaxhá una de las joyas mayas menos conocidas de Guatemala

Patricia Hernández · 16 marzo, 2019
Descubierta a principios del siglo XX, es una de las ciudades mayas menos conocidas. Sin embargo, tiene un enorme interés.

Yaxhá, en Petén, es uno de los grandes tesoros de Guatemala, aunque, por desgracia, pase desapercibido para muchos viajeros. Se trata de un conjunto arqueológico de la antigua civilización maya que posee un gran interés histórico y arquitectónico. ¿Quieres saber más sobre este encantador lugar? Pues no dudes en seguir leyendo.

Historia de Yaxhá

Vista de Yaxhá
Vista de Yaxhá

Yaxhá fue una ciudad que estuvo estrechamente ligada a la poderosa Tikal y a otras circundantes. De hecho, participó plenamente en el sistema político de la región. También contaba con su propio gobierno local, lo que se sabe gracias a un emblema en el que se puede leer su nombre, que significa “agua verde-azul”.

El lugar estuvo ocupado durante 16 siglos, desde el año 600 a.C. al 900, cuando se abandonó por motivos que aún se desconocen. Lo que sí es cierto es que se produjo de manera paulatina, ya que sus habitantes tuvieron tiempo de llevarse sus cosas. Incluso algunos clausuraron sus residencia mediante rituales denominados “de terminación”.

Volviendo a la actualidad, el conjunto arqueológico de Yaxhá se dio a conocer, en parte, gracias a la televisión. Fue escenario de la serie Survivor Guatemala, emitida en 2005 en la cadena estadounidense CBS.

Qué ver en Yaxhá

Se encuentra en el Parque Nacional Yaxhá-Nakum-Naranjo, que comprende más de 37 000 hectáreas y está considerado como el secreto mejor guardado del mundo maya. En él sobresale la Acrópolis Norte, un conjunto de tres templos que rodean una plaza central.

Pirámide de la Acrópolis Norte de Yaxhá
Acrópolis Norte

Pasamos a la Acrópolis Este, donde se puede conocer el templo de las Manos Rojas. Se trata de una pirámide de varios pisos con una escalera en medio. Esta no se encuentra en condiciones utilizarse, por lo que están habilitadas diversas pasarelas y escalinatas de madera para llegar a lo alto y disfrutar de unas magníficas vistas.

En el conjunto arqueológico también hay que mencionar el Complejo Astronómico Menor. Tiene dos pirámides gemelas que funcionaban como observatorio astronómico.

Por su parte, el Gran Complejo Astronómico aún está sin excavar, envuelto por la vegetación. No obstante, se puede subir a lo alto del mismo para observar, por ejemplo, el Templo 216. Igual de recomendables son la plaza de las Sombras, utilizada para el culto religioso o los dos patios para el juego de la pelota.

En este lugar se calcula que hay más de 500 estructuras, incluyendo las construcciones que ya hemos visto, 40 estelas y 13 altares. Algunas de ellas están conectadas por una red de calzadas.

Información práctica para la visita

Al complejo arqueológico se puede acceder de ocho de la mañana a seis de la tarde. La entrada tiene un precio de 40 cuarenta quetzales para los turistas nacionales y de 80 para los extranjeros.

Pirámide en Yaxhá
Pirámide en Yaxhá

Una vez allí, se puede comprobar su belleza tranquilamente. Pero también es posible disfrutar de diversos servicios, como del de guía, y de diversas comodidades para que la experiencia sea lo más óptima posible.

No obstante, antes es necesario saber cómo llegar. Yaxhá se encuentra a 30 kilómetros al sureste de Tikal. Una forma de acceder es en vehículo propio. Para ello, y partiendo desde Flores, hay que ir hasta el kilómetro 60 de la carretera a Melchor de Mencos. Después hay que transitar por una calzada de tierra unos 15 kilómetros.

Otra posibilidad más barata es la de tomar el autobús que sale todos los días desde Flores a las siete de la mañana. De esta manera, se puede aprovechar bien el día después en el Parque Nacional Yaxhá-Nakum-Naranjo.

Finalmente, si uno quiere despreocuparse del transporte pero también conocer con todo detalle el lugar puede contratar un tour por poco más de 80 euros. El precio incluye la recogida y traslado de regreso al hotel, un guía en español, las entradas a la zona arqueológica o la comida. ¿Se puede pedir más?

Como ves, son todo facilidades para disfrutar de Yaxhá. Este es uno de los tesoros de la civilización maya que más inadvertidos suelen pasar, así como de uno de los grandes atractivos de Guatemala. ¿A qué esperas para poner rumbo al lugar?