De paseo por el yacimiento arqueológico de Medina Siyasa

El yacimiento arqueológico de Medina Siyasa, ubicado en Cieza, dentro de la provincia de Murcia, nos muestra todo el esplendor de una ciudad andalusí. ¡Te proponemos conocerlo!
De paseo por el yacimiento arqueológico de Medina Siyasa
Nuria Herrero Lapaz

Escrito y verificado por la historiadora Nuria Herrero Lapaz el 04 diciembre, 2020.

Última actualización: 04 diciembre, 2020

Para llegar al yacimiento arqueológico de Medina Siyasa, debemos dirigirnos a la provincia de Murcia. A unos seis kilómetros de la población de Cieza, descubriremos los restos de una de las poblaciones más prosperas de época árabe, ubicada entre la Vega Alta y la Vega Media del Segura.

Entre los siglos XI y XIII, en el Cerro del Castillo a orillas del río Segura, se encontraba la ciudad de Medina Siyasa. La comunidad andalusí que fundó esta población eligió la zona alta de un cerro para establecerse. La elección del sitio se debió a la alta visibilidad de todos los terrenos tanto de la vega del rio Segura como del valle del Ricote, así como del resto de poblados fortificados de los alrededores.

Historia y descripción de Medina Siyasa

Aunque hoy en día tan solo se han excavado 19 casas, se estima que hay alrededor de 750 casas en Medina Siyasa. Además de las estructuras de las casas, también podemos pasear por sus calles y sus murallas.

Según las excavaciones realizadas y las que están pendientes de hacerse, parece ser que la ciudad podría haber tenido alrededor de 400o habitantes. Se trata de una de las ciudades andalusíes más importantes y mejor conservadas de la Península Ibérica.

Los recintos amurallados

Medina Siyasa muestra, como muchas ciudades andalusíes, una fortaleza que protege a la ciudad, la cual se ubica en la cumbre. Asimismo, podemos ver una zona donde se ubican las casas protegidas por una muralla. Estos dos recintos amurallados se encuentran:

  • Uno en la parte baja, que se llamaba albacar y que servía para defender a la población de la ciudad en caso de que sufriera algún ataque.
  • Otro en la parte superior denominado celoquía, ubicado en la zona más cercana al castillo y que era utilizado para la defensa de los habitantes. La cima estaba protegida por una torre cuadrada de dos plantas, que era el lugar con mejor vista de todo el poblado.
Lo que queda del yacimiento arqueológico de Medina Siyasa.
Imagen: Flickr.com / albTotxo.

De la estructura de la ciudad, destacamos el entramado de calles estrechas e intrincadas entre sí y la ausencia total de espacios abiertos en la ciudad.

La forma de vida dentro de las casas

Las familias musulmanas hacían la vida al interior de las casas, no al exterior. De ahí el viajero que acuda a ver el yacimiento arqueológico de Medina Siyasa posiblemente encuentre extraño que la mayoría de las casas no tengan ventanas al exterior.

En la zona ya excavada, podemos ver que la construcción fue realizada con piedra que luego fue decorada con yeso y pintura. Dentro de algunas de las casas, la decoración era espectacular. En las excavaciones han aparecido restos artísticos de gran belleza, y muchos están hoy en día en el museo.

A las viviendas se entraba por  un zaguán que estaba diseñado para preservar la intimidad de los habitantes de cada casa. Después se llega al patio central, que es el elemento principal de la vivienda y desde donde se accedía al resto de las estancias de cada casa.

La cocina es una de las estancias más grandes de la casa. En algunas casas se han encontrado hornos de adobe donde se cocinaba el pan acímo o pan sin levadura, típico de la cocina árabe. Otra de las estancias importantes era el llamado «tinajero» donde se almacenaba el agua. En las excavaciones se han encontrado jarras, tinajas y aguamaniles relacionados con el uso del agua.

Los salones eran las habitaciones más distinguidas de las casas, y eso se notaba en la ornamentación de sus arcos. Muchos tenían una pequeña alcoba que hacía la función de salón de visita. Algunas de las casas disponían de dos salones, el de invierno y el de verano.

Por otra parte, las viviendas tenían letrinas que desaguaban en pozos negros en la parte baja de las casas o en canalizaciones que vertían directamente al cerro.

Acercamiento al yacimiento arqueológico de Medina Siyasa.
Imagen: Flickr.com / albTotxo.

El museo de Siyasa

Para completar la visita, no debemos irnos sin visitar el Museo de Cieza, en donde se conservan restos procedentes de las diferentes campañas de excavaciones que se han realizado allí. En este sentido, destaca un grupo de arcos que se encontraron en los trabajos arqueológicos.

Además, el museo contiene muestras de arte rupestre de época prehistórica, declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

El legado andalusí de Medina Siyasa

Medina de Siyasa era una ciudad prospera dentro del reino musulmán de Murcia. Se encontraba en un cruce de caminos de la costa al interior y del norte al sur de la Península. Era una zona de importancia geoestratégica con buenos recursos, defensas naturales y clima, que fue reconquistada por la Corona de Castilla tras la firma del Tratado de Alcaraz en 1243.

En la década de los ochenta, comenzaron las excavaciones que hoy en día permiten disfrutar de este yacimiento arqueológico de Medina Siyasa. Si vienes a visitarla, te llevarás una idea de cómo era una  ciudad andalusí de los siglos XII y XIII.

Imagen de portada: Flickr.com / Laura Torres.

Te podría interesar...
Los secaderos de tabaco de La Vera y sus peculiares usos
Mi Viaje
Leerlo en Mi Viaje
Los secaderos de tabaco de La Vera y sus peculiares usos

Los secaderos de tabaco de La Vera se han adaptado a los nuevos tiempos diversificando su función. Muchos son hoy alojamientos rurales.