Workaway, viaja haciendo trabajos de voluntariado

Edith Sánchez · 8 abril, 2019
La mayoría de los usuarios de Workaway se muestran altamente satisfechos con su experiencia. Es una plataforma muy útil si quieres viajar a otros países, sumergirte en su cultura y hacerlo a muy bajo costo.

Una de las formas más interesantes de viajar sin dinero es haciendo voluntariados. Workaway es una plataforma y una red social especialmente dedicada a quienes quieren optar por esta alternativa. El trato es sencillo: se cambia una labor de voluntariado por alojamiento y comida.

Las condiciones en las que se realizará el voluntariado se negocian con las personas o entidades que ofrecen esta opción. A veces son organizaciones que llevan a cabo algún tipo de acción social o ecológica. Otras veces son hostales, sitios que trabajan con el turismo o, simplemente, familias.

Por lo general, las condiciones son muy favorables. Normalmente necesitan voluntarios para labores que son de fácil desarrollo y que no implican una actividad a tiempo completo. A cambio, puedes obtener grandes caudales de aprendizaje y una puerta de acceso al mundo entero.

La filosofía de Workaway

Profesor voluntario en una escuela de África

Workaway trabaja especialmente con familias y pequeñas organizaciones. Su principal objetivo es facilitar las cosas para que los interesados puedan viajar a algún lugar que les llame la atención y ahorren en los costos de comida y alojamiento, cambiando esto por trabajo.

El propósito de fondo es que puedas ir a otro país e involucrarte directa y profundamente con su cultura. Es ideal para quienes de verdad se interesan por conocer otras formas de pensar y otras costumbres o para los que están empeñados en aprender nuevos idiomas. Nada mejor para ello que hacer una inmersión total.

Es importante aclarar que esta web no trabaja como una agencia. Sirve de medio para que los interesados se conecten entre sí y acuerden las condiciones del voluntariado. Sin embargo, no interfiere ni gestiona este acuerdo, ni nada que esté relacionado con el mismo.

Vincularte a Workaway

Si esta opción te parece interesante, lo primero que te recomendamos es que ingreses en la página web y la explores con cuidado. Revisa detalladamente el perfil de los anfitriones, las actividades que solicitan y los requisitos que piden. Si te convence, el siguiente paso es el de registrarte.

Casi todos los anfitriones buscan personas que se encarguen de pequeños trabajos. A veces se trata de cuidar niños o mascotas. A veces piden personal que haga la limpieza o acompañe a adultos mayores. También es habitual que busquen a alguien para que se ocupe del jardín, de la limpieza de la piscina o de la recepción.

En cada perfil vas a encontrar detalles sobre las características del alojamiento y los requisitos solicitados. Hay información útil, como si en el lugar habitan fumadores, tienen determinados tipos de mascotas o ciertas reglas específicas. Todo eso te va a permitir elegir lo que sea mejor para ti.

Voluntaria con un anciano

El tipo de alojamiento

La información sobre los alojamientos está muy bien organizada en pestañas. Todos los datos están en español, así que no tendrás problema con el idioma. Lo primero que debes identificar es a “dónde” quieres ir. Puedes elegir una región completa, como Europa, Norteamérica, etc., o un país en particular.

Después de eso, tendrás que decidir el tipo de alojamiento que te interesa. Las opciones que hay son ONG, casa de familia, granja, colegio, comunidad, hotel y hostal, generalmente. A veces hay otras alternativas más exóticas como reserva natural o campamento.

Obviamente, cada tipo de alojamiento exige tipos de trabajo diferentes. Es importante que observes por cuánto tiempo necesitan al voluntario. Algunas veces necesitan a alguien que pueda estar largas temporadas, incluso años. Sin embargo, lo más común es que busquen personal por entre dos y cuatro semanas.

Sacarle partido a la experiencia

Voluntarios de Workaway trabajando

Es importante que sepas que el registro en Workaway es gratuito, pero para poder hacer uso de sus servicios tienes que pagar una cuota anual (no muy grande en todo caso). Si te registras con tu pareja, el costo es un poco más alto. Los anfitriones no pagan ningún costo.

Lo más recomendable es comenzar a buscar anfitriones con una antelación de unos seis meses a la fecha en la que planeas viajar. Es importante que tengas tiempo suficiente para elegir el más adecuado para ti. Hay anfitriones muy solicitados y algunos no te contestan jamás.

También es aconsejable que hagas una presentación atractiva acerca de quién eres y qué puedes ofrecer. Lo mejor es que elabores un vídeo corto, ya que esto da confianza y es más convincente. También es importante que adjuntes referencias y fotografías.

La primera vez es más difícil, ya que los anfitriones suelen revisar el récord de sus huéspedes en la página. Una vez que superes esa barrera, seguro que contarás con una gran herramienta para viajar por el mundo gastando poco dinero.