Todo lo que debes saber para visitar el viaducto de Millau

Patricia Hernández · 21 marzo, 2019
Con 343 metros en su punto más elevado, supera en altura a la Torre Eiffel. Es un fabuloso viaducto que tiene casi dos kilómetros y medio de longitud.

El viaducto de Millau constituye el tramo más espectacular de la autopista de Francia A-75. Está ubicado junto a la ciudad que le da nombre y es una obra de ingeniería impresionante. ¿Quieres saber más sobre él? Nosotros te descubrimos todo sobre su historia y características, así como lo que tienes que tener en cuenta a la hora de visitarlo.

Historia y características del viaducto de Millau

El viaducto de Millau se inauguró a finales del año 2004. Para construirlo fueron necesarios 36 meses de trabajos. De su concepción se encargó el ingeniero francés Michel Virlogeux, mientras que del diseño se hizo cargo el célebre arquitecto Norman Foster. Ambos supieron integrarlo en el paisaje de la zona.

Vista aérea del viaducto

El resultado fue una fabulosa infraestructura. Está formada por ocho tramos de tablero de acero que se apoyan sobre siete pilares de hormigón. Los seis tramos interiores miden 342 metros, mientras que los dos extremos tienen 204 metros.

Para la construcción de este viaducto hubo que utilizar nada menos que 127 000 m³ de hormigón y 19 000 toneladas métricas de acero.

El viaducto mide 2460 metros de largo y pesa unas 350 000 toneladas. Además, duplicó en altura al que hasta entonces era el puente más alto del mundo: el Europabrücke, en Austria. No obstante, hoy ninguno de los dos ostenta ese título, pues han sido superados por puentes construidos en los últimos años.

Visitar el viaducto de Millau

Pilares del viaducto

El viaducto, evidentemente, se puede recorrer en coche. Sin embargo, para poder admirar esta construcción y conocer todo sobre ella, lo mejor es hacer parada en el área de servicio donde se encuentra el centro de interpretación.

En este lugar se ofrecen todo tipo de explicaciones. También podrás ver fotografías y material audiovisual sobre el diseño, uso y construcción de esta imponente obra de la ingeniería moderna.

Al centro se puede acceder de manera gratuita. El horario depende de la época. Abre de 9:30 a 18:30 del 1 de abril al 31 de mayo y del 4 de septiembre al 5 de noviembre. De 9:00 a 19:30 se puede visitar entre el 1 de junio y el 3 de septiembre. Y del 6 de noviembre al 31 de diciembre su horario es de 10:00 a 17:00.

En caso de que se quiera hacer una visita guiada, la duración es de media hora. En ella se recorre el llamado Camino de los Exploradores. Se trata de una pista de tierra en la que se ubican maquetas de la obra, lo que permite saber más sobre cómo fue el proceso de construcción.

Las visitas guiadas tienen un precio de 4,50 euros para los adultos y de 2,50 euros para los niños de 6 a 17 años de edad. En este caso, hay horarios establecidos. La primera visita se realiza a las 9:30 y la última es a las 17:00 (una hora más tarde entre junio y agosto).

Otras formas de conocer la construcción

Viaducto de Millau desde la parte inferior

Hay diversos puntos desde los que se puede obtener una buena perspectiva del viaducto de Millau y así fotografiarlo. Por ejemplo, en el municipio de Peyre, uno de los pueblos más bonitos de Francia, o en la ciudad de Millau.

Asimismo, es posible pasar por debajo dando a un paseo en canoa. También se puede ver de cerca desde algunos senderos e incluso volar por encima en parapente. Lo que está claro es que el viaducto de Millau se puede conocer de muchas formas, por lo que se trata de elegir la que más nos apetezca.

Ubicación y cómo llegar al viaducto

La estructura, como ya hemos adelantado, es un tramo de La Méridienne. Esta es la autopista A-75, que enlaza Clermont-Ferrand (Auvernia) con Béziers y Narbonne (Languedoc-Rousillon). Por tanto, permite llegar a París desde el Mediterráneo o viceversa.

Se apoya al norte en el valle del Lévezou y al sur lo hace en la planicie del Causse del Larzac. Atraviesa el valle del río Lot, a unos 100 metros de Peyre y junto a Millau, considerada Ciudad de Arte e Historia.

Respecto a cómo llegar, tan solo hay que ir por la autopista A-75 y tomar la salida 45. También se puede llegar por la D911, siguiendo «aire du Vidauc». Eso sí, hay que pagar un pequeño peaje.