Qué debes saber antes de visitar el Muro de las Lamentaciones

Alba Durán Terrazas 24 agosto, 2018
Es el lugar más sagrado para los judíos y, por ello, visita obligada en Jerusalén. Pero conviene tener en cuenta algunos aspectos antes de acercarse a verlo.

Si viajas a Jerusalén, seguro que el Muro de las Lamentaciones forma parte de tu itinerario. No es de extrañar, puesto que la visita al lugar más sagrado del judaísmo promete ser toda una experiencia. Y es que, desde el punto de vista histórico y cultural, tiene gran importancia. Por eso, aunque no seas judío ni profeses ninguna religión, debes visitarlo al menos una vez.

A continuación, encontrarás información práctica que deberás tener en cuenta a la hora de planear tu viaje y la visita al Muro de las Lamentaciones.

Es mucho más que un muro

Muro de las Lamentaciones
Muro de las Lamentaciones

Lo que hoy se conoce como Muro de las Lamentaciones es una pequeña sección de uno de los cuatro muros de contención que se construyeron alrededor del monte Moriá. Se trata del muro occidental que formaba parte de la explanada sobre la que se erigieron los templos más importantes de Jerusalén.

En concreto, el muro protegía el Segundo Templo. En el año 70 de nuestra era este fue destruido durante la primera guerra judeo-romana. Las tropas romanas decidieron dejar el muro en pie para que los judíos tuvieran el amargo recuerdo de que Roma había vencido a Judea. De hecho, de ahí viene su nombre.

Los judíos lo convirtieron en un símbolo de esperanza

Sin embargo, los judíos decidieron darle otro sentido al hecho de que una parte de su templo más sagrado se hubiera mantenido en pie. Se lo tomaron como una promesa hecha por Dios. Así, el Muro se convirtió en un símbolo de esperanza y de la alianza entre Dios y el pueblo judío.

De este modo, existe la creencia de que el Muro de las Lamentaciones es el lugar accesible más sagrado de la Tierra. Por eso, encontrarás a numerosos judíos rezando frente a él, realizando ceremonias de Bar Mitzva, peticiones o alabanzas.

Cuándo y cómo visitar el Muro de las Lamentaciones

Explanada del Muro de las Lamentaciones
Explanada del Muro de las Lamentaciones

El muro se encuentra en la Ciudad Vieja de Jerusalén, por lo que, una vez llegues allí, tendrás que callejear por los mercadillos de los barrios judío, árabe y cristiano. Pero no te preocupes, no tendrás mayor problema. Asegúrate de seguir los carteles que indiquen el camino hacia el Muro Occidental o ‘Western Wall’.

Cuál es la mejor hora para visitarlo

El muro se puede visitar en cualquier momento del día. La decisión de cuándo ir tendrás que tomarla en función de la experiencia que busques. Te proponemos varias:

  • Visita el Muro durante el Shabat. Desde la puesta de sol del viernes hasta el anochecer del sábado, la comunidad judía se reúne para realizar plegarias, lecturas de escrituras sagradas, etc. Así, podrás admirar el momento de mayor actividad y ver cómo los judíos viven su fe. Si contratas un tour guiado, te explicarán todo con detalle.
  • Acude fuera de los horarios turísticos. Si deseas sentir el peso de este lugar sagrado, visítalo al amanecer, al anochecer o de noche. Es la mejor manera de experimentar al máximo la espiritualidad del lugar.

Hombres y mujeres visitan el Muro de las Lamentaciones de manera separada

Fieles en el Muro de las Lamentaciones
Fieles en el Muro de las Lamentaciones

Existen puntos de acceso distintos. Allí encontrarás guardias de seguridad a los que se pueden preguntar dudas, si tienes alguna. En general, las mujeres se agrupan en la parte derecha del Muro y los hombres en la izquierda. Pasan por controles de seguridad distintos para acceder al lugar.

En resumen, hay distintas reglas para cada género. Por un lado, los hombres que decidan visitar el Muro han de llevar la Kipá. Es una pequeña gorra ritual tradicional de los varones judíos. No hace falta que te preocupes de llevarla o adquirir una, puesto que se proporciona en el mismo lugar.

Por otro lado, las mujeres deben vestirse con prendas largas, que cubran tanto los brazos como las piernas. Además, intenta no llevar prendas muy ajustadas.

Se debe mantener una actitud respetuosa y no hablar en voz muy alta. Del mismo modo, a la hora de hacer fotos ten cuidado de no molestar a las personas que están rezando.

Como habrás podido concluir, el Muro de las Lamentaciones es uno de los lugares más sagrados del mundo. Por lo tanto, cuando lo visites sentirás la solemnidad y espiritualidad que se reúnen allí. Ve con la mente abierta y disfruta de uno de los destinos más populares de todo Israel.

Te puede gustar