Visitar el Atomium de Bruselas: horario, precio y ubicación

Patricia 2 marzo, 2018
El Atomium es uno de los lugares de visita casi obligada en Bruselas. Te damos algunos datos prácticos para que puedas disfrutar de esta magnífica estructura.

El Atomium es un enorme átomo de ciento dos metros de altura que, aunque fue construido con motivo de la Exposición Universal de Bruselas, se ha acabado convirtiendo en uno de los símbolos de la capital belga. Por tanto, si estás pensando en viajar a la ciudad próximamente, te contamos todo lo que tienes que saber para visitar el Atomium de Bruselas.

Información para visitar el Atomium de Bruselas

La famosa estructura puede visitarse todos los días desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde. Este horario se mantiene a lo largo del año, excepto en la época navideña, pues el 24 y el 31 de diciembre la visita está permitida hasta las cuatro de la tarde; y el 25 de diciembre y el 1 de enero la entrada se retrasa hasta las doce de la mañana.

Precio

Atomium de Bruselas
Atomium – Licya / Pixabay.com

Visitar el Atomium de Bruselas cuesta 12 euros para los adultos, 9 euros si se trata de mayores de 60 años. Mientras, los estudiantes acreditados, así como los adolescentes de 12 a 17 años deberán pagar 8 euros; y los más pequeños, 6 euros. Solo los menores de 6 años y las personas discapacitadas pueden entrar al Atomium de manera totalmente gratuita.

Si además del Atomium tienes pensado visitar más monumentos de la capital belga, te recomendamos comprar la tarjeta Brussels Card. Su precio depende del periodo de tiempo que la vayas a usar (24, 48 o 72 horas), aunque la más barata es de 22 euros y la más cara, de 38.

Las ventajas que proporciona dicha tarjeta es que con ella podrás entrar de manera gratuita a más de 30 museos y monumentos y obtener descuentos en el acceso de otros (tres euros en el caso del Atomium), así como en diversas tiendas y restaurantes.

“Viajar permite huir de la rutina diaria, del miedo al futuro.”

-Graham Greene-

¿Qué nos espera dentro? 

Interior del Atomium
Interior del Atomium -Goepper / Pixabay.com

Tres de las cuatro esferas superiores no tienen soporte vertical, por lo que no están abiertas al público por razones de seguridad. En las demás se pueden ver distintas exposiciones. La mayoría son temporales, pero hay una permanente que cuenta la historia de la estructura. Lo ideal es acceder a todas ellas, pues prometen ser muy interesantes.

Asimismo, la esfera más elevada alberga un bar restaurante en la que se puede tomar algo tranquilamente, como una deliciosa cerveza belga, aunque los precios no son muy populares. O, simplemente, disfrutar de las espectaculares vistas que arroja de toda Bruselas.

Pero antes de todo ello, y para acceder a dicha esfera, tenemos que montarnos en un elevador que sube a una velocidad de 5m/s.

¿Dónde está el Atomium?

Esfera del Atomium
Atomium -bosmanerwin / Pixabay.com

Si tienes pensado visitar el Atomium de Bruselas, debes saber que se encuentra en la avenida del mismo nombre, es decir, en Avenue de l’Atomium, perteneciente al barrio de Heysel, a las afueras de la ciudad.

Junto a la estructura hay otros lugares de interés que merece la pena conocer, como el estadio Rey Balduino, sede habitual de la selección belga; o el parque Mini Europe, que posee unas 350 maquetas que representan a escala los monumentos de Europa más importantes.

Cómo llegar al Atomium

Visitar el Atomium de Bruselas, vista aérea
Vista desde el Atomium – dotnetos / pixabay.com

Una vez que sabemos la ubicación exacta del Atomium, es muy sencillo llegar hasta él. Una opción es hacerlo en metro. Para ello hay que tomar la línea 1, dirección Estación del Oeste, en la Estación Central. Después es necesario hacer un trasbordo para tomar la línea 6 en dirección Rey Balduino, y apearse en la parada de Heysel.

Otras opciones son el tranvía (línea 51), el autobús público (líneas 84 y 88) o uno turístico. Este último te permite conocer otros puntos de interés de Bruselas, pues tiene paradas en el Palacio Real, el Parlamento Europeo o el Parque Cincuentenario. El billete tiene una validez de 24 o 48 horas, por lo que te puedes subir y bajar de los autobuses las veces que quieras.

Si, por el contrario, el transporte público no es lo tuyo, siempre puedes llamar o subir a un taxi en alguna de las paradas destinadas a ello. Sin embargo, son probablemente de los más caros de Europa; la bajada de bandera no es muy abusiva (2,40 euros), pero el coste por kilómetro hace que el precio final se eleve en demasía.

Te puede gustar