Visitar Bagan y sus más de 4000 templos budistas

30 julio, 2018
Antigua capital del Imperio birmano, en Bagan se construyeron miles de templos budistas, pagodas y estupas que dan forma a un paisaje espectacular.

Visitar Bagan es algo que aún no realizan muchos turistas, a pesar de que tiene mucho que ofrecer. Es uno de los tesoros mejor guardados de Asia y, sobre todo, de Myanmar, también conocida como Birmania. Aquí encontrarás entre 3000 y 4000 (no se sabe con exactitud) templos y pagodas de todas las formas, colores y tamaños que forman un paisaje sobrecogedor.

Visitar Bagan: cómo llegar y cómo moverse

Bagan se encuentra en una árida meseta del centro del país, a las orillas del río Ayeyarwady. Está en pleno corazón de Myanmar y es un destino turístico poco conocido, al menos de momento.

Templo budista en Bagan
Templo budista en Bagan

La región, de alta actividad sísmica, ha registrado más de 500 terremotos durante el siglo XX. De hecho, en 1975 se produjo uno que alcanzó los 8 grados y causó daños en templos y pagodas tan famosos como la pagoda Bupaya.

A la ciudad se puede llegar tanto en avión como en autobús (nocturno, normalmente). El aeropuerto de la zona se llama Nyaung U y se puede ir fácilmente en taxi desde allí hasta New Bagan u Old Bagan, dependiendo donde te alojes.

Eso sí, independientemente de dónde esté tu hotel, te recomendamos alquilar una moto eléctrica para que se convierta en tu medio de transporte. En la zona, se las conoce como e-bike y es lo que todos los turistas suelen hacer al llegar a Bagan.

Se trata, sin duda, de la forma mejor y más divertida de recorrer Bagan. Y no es cara: unos 6000 kyats al día (o lo que es lo mismo, 4 euros y medio). Pero no te preocupes, si no te va lo de ir motorizado, siempre puedes moverte en bicicleta.

Templos de la época de esplendor de Bagan

Pagoda en Bagan
Pagoda en Bagan

Aunque hoy en día Bagan no sea una localidad muy conocida, en la antigüedad llegó a ser la capital del Imperio birmano. Por ello, la mayoría de estas edificaciones se erigieron en aquella época de esplendor, entre los siglos XI y XIII.

Los templos se comenzaron a levantar durante el reinado de Anawrahta y después, sus sucesores continuaron la tradición. De esos prolíficos 200 años salieron los 4000 templos que podemos ver hoy en día. Anawrahta fue quien introdujo el budismo en el país y hoy el porcentaje de población budista alcanza el 89%.

“Es mejor viajar bien que llegar.”

-Buda-

Qué templos de Bagan no te puedes perder

A la hora de visitar Bagan te recomendamos preguntar a los locales o a los conductores de carruajes. Ellos son los que mejor saben qué templos visitar en función de las horas del día.

No podemos olvidar que a veces el calor se vuelve insoportable y es muy seco. Para no correr riesgos, acuérdate de llevar siempre agua e infórmate del tiempo que hará en Bagan antes de ir.

Htilominlo Guphaya

Htilominlo Guphaya en Bagan
Templo Htilominlo Guphaya en Bagan

Data del año 1218 y se erige, impresionante, con sus 45 metros de altura. Alrededor del templo encontrarás tiendas de artesanía local. Y, lo más importante, es posible visitar el interior del templo.

Shwe San Daw

Esta pagoda goza de una increíble popularidad entre los visitantes y turistas que llegan a Bagan. Las vistas desde Shwe San Daw son de las más bellas de Bagan: podrás admirar el paisaje sembrado de pagodas bañadas por la luz dorada. Te recomendamos ir al atardecer o al amanecer.

Shwe Zi Gon

Estupa Shwe Zi Gon en Bagan
Estupa Shwe Zi Gon en Bagan

Una de las estupas más importantes y antiguas de Bagan, Shwe Zi Gon, se comenzó a construir durante el reinado del rey Anawrahta.

Cabe destacar que, aparte de la impresionante belleza del monumento, es muy importante para el budismo. Y es que se dice que Shwe Zi Gon guarda un hueso y un diente de Siddharta Gautama, el famoso cuarto Buda.

El templo Dhammayangyi

Templo Dhammanyangyi en Bagan
Templo Dhammanyangyi en Bagan

Este templo se construyó bajo el mandato del rey Narathu, un rey malvado que llegó al poder tras matar a su hermano mayor, a su padre y a la reina. La gente local cree que en el interior del Dhammayangyi todavía se esconden los tesoros de Narathu.

En el interior, encontrarás dos budas, uno junto al otro. Los guías locales aseguran que fue Narathu quien ordenó ponerlos ahí. Representan a su padre y al hermano que asesinó, para pedirles su perdón. Eso sí, en todo Bagan, no encontrarás otro templo con dos estatuas de Buda juntas en la puerta.

Si te sobra tiempo, pásate por…

Según los días que tengas para visitar Bagan, tendrás más o menos tiempo para descubrir algunos de los más de 4000 templos de la zona. Si te sobran días, te recomendamos pasarte por el templo Thatbyinnyu y el templo de Ananda.

En Bagan, podrás sentirte como un verdadero explorador e ir en busca de los templos que hay repartidos por la región. Disfruta de este curioso y mágico lugar del corazón de Myanmar.

Te puede gustar