Por qué merece la pena visitar Bacharach

Una escapada romántica y un buen vino. ¿Qué más puedes pedir? Conoce todos los encantos que Bacharach tiene para ofrecerte.
Por qué merece la pena visitar Bacharach
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la geógrafa Samanta Ruiz el 12 mayo, 2021.

Última actualización: 12 mayo, 2021

A una hora en auto desde Frankfurt, en el mágico valle del río Rhin, Bacharach te espera con sus pintorescas calles y casas, además de un paisaje natural que te dejará impactado por su belleza.

Este es un lugar ideal para una escapada romántica o para un paseo de fin de semana. El recorrido te permitirá conocer un rincón mágico de Alemania, digno de un cuento de enamorados.

Bacharach, un lugar con historia y naturaleza

Encajado entre el río y las colinas, con apenas 2000 habitantes, es de esperar que la calma reine a todas horas aquí. El bullicio lo trae el turismo, ya que el lugar se ha hecho famoso como uno de los pueblos más bonitos del valle.

Bacharach forma parte de una serie de pueblos medievales a lo largo del río Rhin que han conservado sus construcciones tradicionales, castillos y su entorno natural protegiendo, además, su biodiversidad. Por ello, la UNESCO declaró al Valle Medio del río Rhin, donde se encuentra el pueblo, Patrimonio de la Humanidad en el año 2002.

Esta zona de Alemania fue habitada en la Antigüedad por los celtas, y esta cultura le legó el nombre al pueblo: Baccaracum, que significa el ‘altar de Baco’, rey del vino, ya que desde esos tiempos el lugar era una zona de producción vitivinícola famosa por sus productos de excelente calidad.

Un recorrido por el pueblo medieval

Vale la pena visitar la pequeña localidad de Bacharach, donde sus habitantes se esmeran por mostrar un pueblo bello, con balcones y jardines colmados de flores. Además, aquí encontrarás servicios turísticos muy completos, con alojamientos para todos los gustos, restaurantes, bares y cafés para disfrutar de platos y pastelería tradicional alemana.

Bacharach es un pueblo de grandes alternativas para disfrutar.

Anímate a un weinkarrusel —‘carrusel de vinos’— que incluye la cata de 15 variedades de vino, acompañadas por papas, embutidos y panecillos salados, en la vinoteca Zum Grunen Baum, que está allí desde 1421 y que sirve una selección de los mejores vinos blancos de Bacharach.

Si quieres conocer más sobre el vino del río Rhin, puedes planificar un paseo a las bodegas cercanas. En ellas, te mostrarán los procesos de fabricación y tendrás la oportunidad de hacer degustaciones exquisitas.

Por otra parte, en un paseo por el pueblo podrás ver las pintorescas casas de entramado de madera que te llevarán directo a otras épocas, en especial cuando puedas ver la más antigua de ellas, ¡que data del año 1368!

Además, puedes recorrer las calles paralelas al río Rhin, la Langgstrasse aledaña a las murallas y la Oberstrasse, donde encontrarás la colorida oficina de correos. Pasea luego por la plaza del mercado y la Iglesia de San Pedro, para finalizar subiendo por el sendero a la colina para ir a conocer el castillo medieval.

Visita el castillo Stahleck

El camino hacia el antiguo castillo y fortaleza de los Hohenstaufen es bastante fácil de hacer, ya que no es muy empinado. Cuando llegues arriba, te impresionará una edificación sólida y muy bien conservada que tiene más de 1000 años.

El castillo de Stahleck es un atractivo en Bacharach, Alemania.

A tus espaldas, tienes una vista panorámica del Rhin, los viñedos de las colinas y el encantador pueblo de Bacharach. Hoy en día, una parte del castillo funciona como un albergue juvenil de la red Jugendherbergen in Deutschland (DJH).

Las ruinas de Wernerkapelle

Desde el pueblo, partiendo desde la calle de la Peterskirche, subes unas escalinatas para llegar a la Capilla Werner. Este edificio de estilo gótico se comenzó a construir en 1289, en honor a un joven llamado Werner que apareció asesinado, fue enterrado en la antigua Iglesia de San Cuniberto y comenzó a ser venerado por los habitantes del pueblo.

La Iglesia Católica nunca lo declaró santo y, finalmente, un incendio destruyó la capilla en 1689; las paredes en ruinas quedaron como testimonio de lo ocurrido. Hoy en día, el lugar es un monumento protegido y una visita obligada de los turistas que llegan a Bacharach.

 «Sin puertas, sin tejado o ventanas, un impresionante esqueleto contrapone su silueta con el cielo. Por encima de él, las ruinas de un castillo cubierto de hiedra sirven de corona. Esto es Bacharach, tierra de cuentos de hadas, de leyendas y sagas».
—Víctor Hugo.
El Rin

¿Cómo llegar a Bacharach?

El mismo viaje a este pueblo tan especial es parte de un itinerario que nunca olvidarás. Ya sea que llegues en barco desde Colonia o Dusseldorf admirando la belleza del Rhin o lo hagas por carretera desde Frankfurt o Coblenza, el disfrute comienza cuando emprendes el camino.

Regocija tu vista con los paisajes naturales, la arquitectura y la herencia cultural del pueblo y sus construcciones. Degusta su gastronomía regada con excelentes vinos. Escucha el eterno murmullo del río Rhin que todavía corre por el majestuoso valle, guardando los secretos de los pueblos medievales románticos, desde hace siglos.

Tómate tu tiempo y complace todos tus sentidos en tu viaje a Bacharach. Agenda este destino de viaje en tu próximo plan. ¡Te lo mereces!

Te podría interesar...
Castillos del Rhin, un recorrido de cuento
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Castillos del Rhin, un recorrido de cuento

Vamos a descubrir los castillos del Rhin, en concreto, los que se levantan entre Coblenza y Rudesheim, fortalezas de cuento en un paisaje espectacu...