Visitamos algunas iglesias visigodas en España

4 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
En parajes naturales, junto a campos de cultivo y ríos, se construyeron algunas de las iglesias visigodas más bonitas de España.

Las iglesias visigodas son una más de las joyas que los amantes de la arquitectura antigua pueden visitar en España. Se construyeron principalmente durante los siglos VI y VII y son el resultado de una extraordinaria combinación de arte godo con elementos bizantinos y romanos.

A mediados del siglo VI las tropas de Constantinopla llegaron a la península ibérica para reforzar al rey Atanagildo en su poder. Junto a las tropas vinieron cientos de artistas y empezaron a participar en las iglesias y palacios que los diferentes reyes visigodos ordenaron construir.

Pocos son los edificios que se conservan en la actualidad, pero los que tenemos son suficientes para apreciar la magnificencia de esta bella arquitectura. Destacan sobre todo las iglesias, y en especial en zonas rurales. Se trata de edificios compactos pero muy proporcionados y delicados.

Están construidos en piedra de talla muy cuidada y cuentan con elementos decorativos en ventanas y puertas. En el interior destacan los frisos tallados y los capiteles troncopiramidales invertidos con decoración de bajorrelieve. ¿Quieres conocer las principales iglesias visigodas que puedes visitar?

1. Iglesias visigodas: San Juan Bautista (Palencia)

Iglesia de San Juan Bautista

Esta preciosa iglesia se encuentra situada en Baños de Cerrato, una pequeña localidad que pertenece a Venta de Baños y que se encuentra a escasos kilómetros de la ciudad de Palencia. Se trata de un edificio construido en el año 661 por orden del rey Recesvinto y está considerada como la iglesia visigoda más antigua de España.

Su planta es de tipo basilical, con tres naves y tres ábsides. Y, aunque ha sufrido alguna reconstrucción, es la obra más auténtica de la arquitectura visigoda en España.

En su arco de entrada guarda un secreto: cuenta con la misma decoración que la corona de su fundador. Se trata de tres círculos secantes que evidencian la implicación del monarca visigodo en su construcción. Cuenta la leyenda que en este hermoso paraje sanó el rey Recesvinto de una dolencia renal de la que estaba aquejado.

En el interior se pueden apreciar columnas de mármol y capiteles de orden corintio de época romana que fueron reutilizados. Y en uno de sus laterales se encuentra la llamada fuente de San Juan o del rey Recesvinto, por ser el manantial que le devolvió la salud a este rey visigodo. Su visita se puede realizar de martes a domingo y cuenta con varias tarifas de ingreso.

2. San Pedro de la Nave (Zamora), una de las últimas iglesias visigodas

Iglesia de San Pedro de la Nave

Se trata de otra de las joyas visigodas que se pueden visitar en España. Se encuentra en El Campillo, en el término municipal de San Pedro de la Nave. Y se construyó junto al río Esla entre los años 680 y 711. Es decir, que es una de las últimas construcciones visigodas que se llevaron a cabo antes de la llegada de los musulmanes en el 711.

Entre los siglos XII y XIV sufrió bastantes ampliaciones y modificaciones. Además, a inicios del siglo XX tuvo que ser trasladada de ubicación debido a la construcción del embalse de Ricobayo.

Cuenta con tres naves de cabecera recta, siendo la parte visigoda la de la cabecera. Pero la auténtica joya de este edificio es su decoración por medio de frisos y de capiteles tallados, además de su horologio o reloj solar, que está incompleto. Cuenta con varios horarios y días de visita dependiendo de la época del año.

3. Santa María de Melque (Toledo)

Iglesia de Santa María de Melque

Se encuentra en el municipio de San Martín de Montalbán y es un complejo monástico en el que se puede visitar la iglesia y un centro de interpretación. Se cree que su construyó entre los años 668 y 711, que se paralizaría durante la ocupación de los musulmanes del reino de Toledo y que más tarde continuaría tras la llegada del rey Alfonso VI de Castilla en el año 1085.

La iglesia cuenta con un gran arcosolio, por lo que los expertos piensan que su construcción pudo haberse realizado pensando en que fuera el lugar de enterramiento de algún personaje importante. Destaca por las enormes piedras de granito con la que se construyó. Si vas a visitarla, presta atención a su leyenda sobre la mesa de Salomón, quizás descubras un tesoro.

  • Arquitectura visigoda (s.f.). En Arkiplus. Recuperado el 4 de noviembre de 2019 de https://www.arkiplus.com/arquitectura-visigoda/
  • Galeano, R. Historia y arquitectura visigoda. Apuntes de Historia del Arte (UNED). Recuperado de https://historiasdelarteuned.wordpress.com/2016/03/04/historia-y-arquitectura-visigoda/