Visitamos el castillo de Menars en el valle del Loira

Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
10 mayo, 2019
Escenario de los amores entre Luis XV y Madame de Pompadour, el castillo de Menars es una parada obligatoria si visitas el valle del Loira

El castillo de Menars es una de las muchas joyas que podemos encontrar a orillas del río Loira. Un castillo de cuento, con jardines de ensueño y testigo de episodios singulares de la historia de Francia. Vamos a conocerlo un poco mejor. ¿Nos acompañas?

La historia del castillo de Menars

La historia del castillo de Menars comienza en 1646. Es entonces cuando Jacques Charon, de origen noble, consejero de Estado y gobernador de Blois, manda construir un pequeño palacio en las orillas del río Loira. Se trata del edificio principal y los dos pabellones que hoy en día presiden todo el conjunto arquitectónico.

Vista aérea del castillo
Vista aérea del castillo – Lieven Smits / Wikimedia Commons

Años más tarde, en 1669, su hijo Jean-Jacques Charon, magistrado principal del Parlamento de París, hereda la propiedad. Se añaden entonces dos alas desiguales, que rompen un poco la armonía simétrica del primer edificio. Además, aumenta los terrenos de su propiedad y Luis XIV lo nombra marqués en 1676.

Pasados los años, Madame Pompadour, amante de Luis XV, adquirirá el palacio y encargará nuevas ampliaciones al arquitecto Ange-Jacques Gabriel. Se trata del arquitecto más importante del reinado de Luis XV.

El castillo sufriría más modificaciones años después. En 1764, se diseña una nueva ampliación. Su nuevo propietario, el hermano de Madame Pompadour, duplica el bloque de dependencias por la fachada del patio.

Sin embargo, el apogeo del castillo se frena durante la Revolución Francesa. En este periodo sufre una gran degradación. En 1804, Claude-Victor Perrin, al servicio de Napoleón I y más tarde ministro de defensa de Luis XVIII, adquiere el castillo para celebrar suntuosas fiestas. Para ello acometerá una gran renovación.

Sin embargo, el principal cambio se produce en 1830. Ese año el príncipe Joseph de Riquet de Caraman lo convierte en una escuela profesional con el fin de formar por igual a jóvenes de diferentes países y clases sociales.

Desde 1949 está declarado Monumento Histórico de Francia y desde el año 2000 el castillo es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. En enero de 2018 salió a subasta por 30 millones de euros.

Arquitectura del castillo de Menars

Edificio principal del castillo de Menars
Edificio principal – Daniel Jolivet / Flickr.com

Pese a los constantes añadidos, el castillo de Menars es muy armónico. El conjunto consta de un edificio principal en la mitad de la finca, varios pabellones a los costados y una extensa entrada constituida por un camino que desemboca en una pequeña plaza donde se abre el edificio principal.

A ello hay que añadir unos jardines posteriores de estilo versallesco con decoración de estatuas clásicas. Todo se desarrolla en 63 habitaciones repartidas en unos 12 000 m² y un jardín de 50 hectáreas con varios caprichos o pabellones exentos.

En su interior, destacan la Sala de Dais, el antiguo Salón de Compañía y la biblioteca. La mayoría de las habitaciones cuentan con una bonita chimenea coronada por un espejo y muebles diseñados por el arquitecto Ange-Jacques Gabriel.

Por otra parte, se conserva parte del mobiliario diseñado expresamente para el castillo por Jean-François Oeben, un importante ebanista parisino. Además, su último propietario, el millonario Edmond Baysari, se ha dedicado a restaurar el castillo, devolviéndole la imagen que debió tener en tiempo de Madame Pompadour.

Los jardines del castillo

Jardines del castillo de Menars
Jardines del castillo – LauterGold / Flickr.com

Los jardines del castillo son un lugar delicioso para pasear. Como señalábamos, tienen una superficie de 50 hectáreas y se diseñaron en varias terrazas hasta llegar al río Loira. Su artífice fue Jean-Jacques Charon, quien en la segunda mitad del siglo XVII proyectó un castillo a la francesa.

Un siglo más tarde, se reformó una de las terrazas para poner una colección de esculturas clásicas. Asimismo, el lugar se completó con un jardín inglés con árboles de varias especies y diversos cenadores.

Cuenta también con caminos emparrados, arboledas, un quiosco de estilo oriental diseñado por Charles de Wailly, una gruta a las orillas del río y un ninfeo (fuente consagrada a las ninfas) proyectado por el arquitecto francés Jacques-Germain SoufflotEn 1986 fueron catalogados Monumento Histórico de Francia.

Curiosidades del castillo de Menars

La historia del castillo de Menars está ligada a los amoríos entre Luis XV y Jeanne-Antoinette Lenormant d’Etoilles, la famosa Madame Pompadour. En él, precisamente, el rey vivió los últimos años de su vida junto a su favorita.

Por otra parte, este castillo ha tenido alojados en sus habitaciones a todo tipo de personajes destacados. Por sus estancias han pasado reyes, marqueses, ministros, militares, políticos como Ronald Reagan, cantantes como Mick Jagger o el príncipe Carlos de Inglaterra.

  • La amante burguesa, Madame de Pompadour (1721-1764). (29 junio, 2011). Mujeres en la historia. Recuperado de: https://www.mujeresenlahistoria.com/2011/06/la-amante-burguesa-madame-de-pompadour.html