Visita los hermosos arrecifes de Roatán en Honduras

· 4 julio, 2018
La isla hondureña de Roatán es un lugar perfecto para disfrutar de un precioso fondo marino dominado por los corales.

Los arrecifes de Roatán constituyen uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad de todo el mundo, así como uno de los más bellos. Por ello, en este artículo te descubrimos todo lo que tienes que saber sobre ellos, así como las posibilidades que ofrece su entorno. ¿Nos acompañas en este viaje a las profundidades?

Los arrecifes de Roatán, un espectáculo de gran belleza

Arrecifes de Roatán
Stubblefield Photography

Los arrecifes de Roatán forman parte del Sistema Arrecifal Mesoameicano, el cual tiene una extensión de más de mil kilómetros y ocupa diversas zonas: desde la península de Yucatán hasta Belice, pasando por Guatemala y Honduras. No obstante,  el arrecife que nos ocupa es el recurso natural de mayor valía y uno de los más bellos.

Respecto a la fauna, en la zona hay una gran cantidad de esponjas gigantes, gorgonias coloridas y coral negro. Entre la inmensa diversidad de corales también habría que nombrar el coral cuerno de ciervo y alce, o el coral verde y rojo con forma de cerebro. Todos ellos sirven de hogar a numerosos peces de colores.

“¿Por qué los submarinistas y los surfistas son algunos de los defensores más fuertes de la conservación del océano? Porque han pasado tiempo en el mar y en sus alrededores y han visto personalmente la belleza, la fragilidad e incluso la degradación del corazón azul que es nuestro planeta.”

-Sylvia Earle-

Hacer submarinismo en los arrecifes de Roatán

Arrecifes de Roatán
blue-sea.cz

Practicar el buceo es la mejor forma de conocer la belleza de los arrecifes de Roatán. Además, se trata de inmersiones que no presentan dificultad ninguna debido a la poca corriente y la poca profundidad del agua, por lo que cualquier persona puede vivir esta experiencia única sin ningún tipo de sobresalto.

Uno de los lugares destacados donde sumergirse es Mary’s Place, uno de los más espectaculares y en el que bucear entre caballitos de mar y peces de colores. También hay que destacar Valley of the Kings, una pared con altos pilares de coral; y Bear’s Den, un sistema de cuevas iluminadas desde arriba de una de gran belleza.

Igual de recomendables son Spooku Channel, para experimentar una inmersión oscura y misteriosa donde predominan las rocas y corales fosilizados; Hole in the Wall, que es una grieta en el arrecife; Herbie’s fantasy, donde ver enormes esponjas tubulares; Mandy’s Eel Garden, Fish Den, Lightouse Reef, Peter’s Place, Front Porch y un largo etcétera.

Para los que quieran emociones más intensas, pueden ir al club de buceo Waihuka Dive Center, ya que este organiza la inmersión Face to Face, que consiste en bajar a una zona del arrecife para ver de cerca como comen y nadan los tiburones. Se trata de una experiencia emocionante y única.

Datos de interés

Tiburones en los arrecifes de Roatán
stokes rx / Flickr.com

Por otro lado, hay que tener en cuenta algunos datos a la hora de elegir el mejor momento para conocer los hermosos arrecifes de Roatán. Así, aunque se puede ir en cualquier época del año, las lluvias acontecen de octubre a enero.

Una vez sumergidos, la visibilidad es buena y la temperatura del agua oscila entre los 25 y los 27 grados. Perfectas, por tanto, para disfrutar en las profundidades.

Qué ver en el entorno de la isla de Roatán

La isla de Roatán forma parte de las llamadas Islas de la Bahía, uno de los dieciocho departamentos de Honduras. Junto a la que nos ocupa, las de mayor tamaño son las ínsulas de Útila y Guanaja, aunque hay otras más pequeñas como Barbareta, Morat y Santa Elena, así como más de sesenta cayos.

Submarinista y tiburón en Útila
Joanne Weston

Útila también es muy buen destino para practicar submarinismo. Pero por si algo es conocida mundialmente es porque dentro de su zona de reserva marina se pueden ver tiburones ballena, los peces más grandes del mundo, que pueden llegar a medir hasta quince metros.

Además de sumergirse, se debe subir a lo alto de Pumking Hill, una colina que se eleva unos cuatrocientos metros sobre el nivel del mar que está poblada por árboles y pastizales verdes. En el lugar encontrarás diversas cuevas de agua dulce, así como playas que constituyen un auténtico paraíso.

De ahí nos trasladamos a la otra gran isla, Guanaja, visitada por los buceadores, pero también por los amantes de la naturaleza que quieren conocer de primera mano la biodiversidad que alberga. Se puede aprovechar de igual forma para practicar algún deporte, como el kitesurf frente a algún cayo de arena blanca y aguas turquesas.