Utila, rincón perfecto para desconectar del mundo

Armando Cerra 11 octubre, 2015

A cualquier aficionado al mundo del buceo le suena la isla de Utila, en Honduras. Un maravilloso rincón rodeado por las siempre atractivas aguas del Caribe.

Esta isla hondureña se ha convertido en los últimos años en un destino preferente para practicar este deporte y sobre todo para adquirir la acreditación de monitor de buceo. ¿Las razones?  Las maravillas subacuáticas que posee y lo económico que resulta hacer aquí los cursos de formación.

Cómo llegar a Utila

La isla se encuentra a unos 30 kilómetros del continente. Aunque lo más correcto sería decir que a 18 millas, dado que nos dirigiremos a un destino donde el mar es el gran protagonista.

Desde el puerto de la Ceiba, al norte de Honduras, zarpan ferrys diarios hasta Utila para desembarcar a los viajeros en el puerto de East Harbour o Utila Town, la principal población de la isla.

Puerto de Utila
Puerto de Utila – Christopher Poe

De hecho, Utila Town casi es la única ciudad isleña, ya que en su escaso territorio de 11 kilómetros de longitud por 4 de anchura apenas hay otras localidades. Una isla que se encuentra prácticamente deshabitada y ocupada tan solo por manglares y humedales. Aunque esto no es impedimento para que haya un pequeño aeropuerto.

Utila, en las Islas Bahía

Utila se integra dentro del archipiélago hondureño de las Islas Bahía, pequeños fragmentos de tierra desde los que se accede al Sistema Arrecifal Mesoamericano, el segundo más largo de todo el planeta tras la Gran Barrera de Coral de Australia.

Desde Utila se puede llegar hasta más de 60 lugares de buceo, que son el principal reclamo turístico para viajar hasta aquí.

Submarinista en Utila
Submarinista en Utila – Dennis Sabo

Pese a la gran afluencia de visitantes, este rincón tropical todavía no está invadido por las grandes cadenas hoteleras. Todo lo contrario, la gran mayoría de negocios turísticos tienen un carácter familiar, tanto para alojarse, comer la gastronomía local o hacer excursiones de buceo, snorkel o submarinismo.

Prácticamente, los 6.000 habitantes de Utila viven del turismo y del buceo, sobre todo la docena de empresas que se dedican a formar instructores de diferentes niveles.

Estas empresas son toda una garantía por su experiencia, por las maravillas subacuáticas que tienen a su disposición y por los bajos precios con los que trabajan, lo que hace que sean muy demandadas.

La experiencia de bucear en Utila

En los diferentes lugares de buceo se descubren arrecifes coralinos de enorme belleza. Todo un repertorio de colores y formas de lo más espectacular del Caribe.

En esas formaciones de coral se nada rodeado por infinidad de pequeños pececillos que se acercan a los buceadores sin excesivo miedo y parecen posar para sus cámaras de fotografía y de vídeo.

Aunque no todo son pequeños y simpáticos peces. También hay otros más grandes con los que es mejor mostrarse mucho más prudente, como cuando se descubren las morenas o las peligrosas barracudas. También se pueden contemplar tortugas carey, cuya agilidad nadando contrasta con su torpeza en tierra.

Tiburón tigre
Tiburón tigre – Krzysztof Odziomek

Sin embargo, la gran maravilla durante una inmersión en Utila es sentir de pronto la sombra del tiburón ballena. Es el pez más grande de los océanos, ya que puede alcanzar los 14 metros de longitud.

Su presencia llega a sobrecoger, aunque este gigante que habita los mares desde hace 60 millones de años, es sumamente pacífico. Por su descomunal boca de hasta metro y medio tan solo entran pequeños crustáceos y zooplancton.

Buscando tesoros en Utila

Los buceadores que se sumergen en estas aguas tropicales disfrutan de la flora y fauna marina, pero también los hay que sueñan con encontrar tesoros cerca de los pecios o barcos naufragados en la zona. De hecho, la leyenda cuenta que por aquí sigue oculto el tesoro del pirata Henry Morgan.

Playa en Utila
Playa en Utila – Christopher Poe

Lo cierto es que el paisaje marino de los fondos de Utila es el idóneo para todo tipo de sueños. Los buceadores se adentran en cavernas submarinas, donde los efectos de la luz atravesando las transparentes aguas caribeñas, las bandadas de peces de colores y las formaciones coralinas hacen que rápidamente uno se sienta como un intrépido explorador.

“Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza, debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla.”

-Ralph Waldo Emerson-

En definitiva, Utila es un maravilloso destino para viajar al trópico y sumergirse en territorios de leyenda. Los secretos de los fondos marinos, los piratas legendarios, los naufragios, un clima privilegiado y la amabilidad de la gente, hace que esta isla de Honduras sea ideal para desconectar de las rutinas. Es uno de esos lugares donde uno llega a la conclusión de que quiere cambiar de vida.

Te puede gustar