Un viaje a Cuba: claves para organizarlo

Edith Sánchez · 18 enero, 2020
La principal recomendación para tu viaje a Cuba es que te relajes y te prepares para disfrutar de un destino fabuloso. Aunque esta isla tiene características muy especiales, lo cierto es que no son nada del otro mundo. La belleza del lugar y la amabilidad de su gente harán que el viaje sea inolvidable.

Un viaje a Cuba requiere de información previa, ya que este fabuloso país tiene algunas particulares que pueden resultar confusas para el viajero desprevenido. Recordemos que vive bajo un régimen socialista desde hace más de 60 años y esto le ha conferido algunas características muy especiales.

Durante un viaje a Cuba compruebas que es cierto algo que se aprecia en las fotografías: Cuba se ha detenido en el tiempo. Allí puedes ver modelos de coches que ya no existen en la mayoría de lugares del planeta y un estilo de vida que parece sacado de una novela de Cabrera Infante.

Aunque los hoteles son como un oasis que tiene todas las comodidades del mundo occidental, al salir de ellos te vas a encontrar con sitios fabulosos y gente maravillosa que, sin embargo, pueden desconcertarte. Cuba solo se parece a Cuba y estos son algunos consejos para comprenderla.

1. Contrata seguro médico para tu viaje a Cuba

La Habana en Cuba
La Habana

Seguramente habrás oído que Cuba es uno de los países más avanzados en medicina. Es totalmente cierto, y por eso buena parte del turismo llega en busca de tratamientos médicos. Sin embargo, evita confusiones: la salud gratuita es un privilegio de los cubanos y un lujo para los extranjeros.

En Cuba sí o sí van a prestarte asistencia médica si llegas a necesitarla, pero te van a cobrar por ese servicio, y no será una pequeña suma de dinero. Así que lo mejor es que contrates un seguro de viaje que cubra esas eventualidades y así evites sorpresas desagradables.

2. El pintoresco sistema de transporte

La Habana
La Habana

En tu viaje a Cuba olvídate de otras experiencias de transporte, porque allí las cosas pueden funcionar de otra manera. Lo primero que debes saber es que Cuba tiene un amplio servicio de trenes, pero estos trenes datan de los años 50 y avanzan muy lentamente, muy lentamente. Si tienes prisa, olvídalos. Si quieres vivir uno de los viajes más pintorescos de tu vida, toma uno de ellos.

La isla tiene un buen servicio de autobuses intermunicipales, pero también cuenta con una serie de formas de transporte no formales. En La Habana, por ejemplo, vas a encontrarte con ‘las máquinas’. Estos son coches particulares antiquísimos que prestan el servicio como si fueran taxis.

Las ‘máquinas’ tienen recorridos y tarifas fijas. Son una excelente opción, en general, pero es importante que tengas clara la tarifa antes de subirte en uno de ellos. A nivel intermunicipal, también hay camiones y coches que prestan servicio de transporte a particulares. Esto no es legal, pero está tolerado por el régimen.

3. Las monedas cubanas

Pesos convertibles para tu viaje a Cuba
Pesos convertibles

Otra dificultad que puedes tener durante tu viaje a Cuba es entender el enredo de las monedas que circulan en el país. Básicamente, son dos: el peso cubano como tal, que es al que tienen acceso los cubanos, y el CUC o moneda convertible, que es la que deben usar los turistas.

Un CUC equivale a un dólar, sin importar si eso corresponde a la realidad o no. Lo importante aquí es que te fijes siempre en que si pagas con CUC, deben darte la vuelta también en CUC.

Y debes saber que no todo se puede comprar con una moneda o la otra. En los mercados locales, por ejemplo, solo manejan pesos cubanos tradicionales. Si pagas con CUC, estás perdiendo dinero. En cambio, los productos importados y los que se adquieren en los hoteles siempre debes pagarlos con la moneda convertible.

4. Descubre más que La Habana y Varadero en tu viaje a Cuba

Catedral de Santiago de Cuba
Santiago de Cuba

La mayoría de los viajeros suponen que Cuba se reduce a su capital, La Habana, y Varadero, su principal punto turístico. La verdad es que no es así. Aunque ambos lugares son maravillosos, la isla ofrece mucho más que esos dos atractivos. De hecho, si te internas un poco en el país vas a descubrir una Cuba más real y, a la vez, más fascinante.

Santiago de Cuba, por ejemplo, es una ciudad muy bella y con grandes atractivos históricos. Está en la zona oriental de la isla, que también tiene lugares fabulosos como Santa Clara, Manzanillo, Bayamo y muchas más. Durante tu viaje a Cuba, anímate a explorar destinos poco conocidos. La isla es muy segura y no te vas a arrepentir.

  • República de Cuba. Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Recuperado de http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/DetalleRecomendacion.aspx?IdP=51
  • Cuba Travel. Portal del Turismo de Cuba. Recuperado de https://www.cubatravel.cu/